¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El coste por km de los coches se dispara en España ¡incluso los eléctricos!

    El coste por km de los coches se dispara en España ¡incluso los eléctricos!
    Circular en coche sale cada vez más caro.Macrovector | Pixabay
    David Plaza
    David Plaza7 min. lectura

    El ascenso de los combustibles fósiles, el gas y la electricidad parece imparable y ello no sólo afecta a nuestras facturas domésticas, sino también al coste que tiene utilizar nuestro medio de transporte privado. Pero, ¿hasta qué punto? Ahora puedes calcularlo.

    En un intento de mejorar la información del consumidor y dar absoluta transparencia al precio de los combustibles en la Unión Europea, se puso en marcha meses atrás un proyecto centralizado en la página web eurospor100km, gestionada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

    En dicha web, los usuarios de medios de transporte accedemos a información que nos permite calcular hasta qué punto es costoso desplazarnos con nuestro vehículo, así como el coste medio de cada combustible, sea líquido, gas o eléctrico.

    Así se calcula

    La metodología utilizada para el cálculo realizado cada trimestre ha sido aprobada por la Unión Europea y tiene como objetivo obtener unos precios medios nacionales indicativos del coste de cada combustible vendido en España en unidades de euros por cada 100 km.

    Para ello se debe multiplicar, para cada carburante, el precio medio del mismo en unidades convencionales por el consumo homologado de combustible en un modelo de vehículo determinado o una muestra de vehículos a elección del Estado miembro.

    Se han seleccionado los modelos más vendidos y procurando que la muestra sea lo más homogénea posible en cuanto a peso y potencia

    Para asistir a los Estados miembro en la aplicación de esta metodología, la Comisión Europea ha promovido el proyecto PSA Fuel Price Comparison. En el seno de dicho proyecto se han analizado distintas alternativas a la hora de implantar la metodología, y cada Estado miembro ha optado por una implantación acorde a la información disponible y a la situación del mercado de carburantes en cada país.

    En el caso de España, el método consiste en el uso del promedio de los precios de venta al público diarios informados durante el trimestre anterior por las estaciones de servicio y operadores petrolíferos en el caso de la Gasolina 95 E5, Gasóleo A (B7), GLP y GNC.

    En lo relativo a la electricidad, tanto doméstica como de carga rápida, se tienen en cuenta los últimos valores disponibles recogidos en el Boletín de Indicadores Eléctricos publicado por la CNMC.

    A la hora de seleccionar la muestra de vehículos, en España se ha optado por una que sea representativa del mercado español de turismos de acuerdo a los datos disponibles, seleccionando para cada combustible los modelos más vendidos y procurando que la muestra sea lo más homogénea posible en cuanto a peso y potencia para las distintas energías.

    En cualquier caso, ha de tenerse en cuenta que esta información comparativa de precios medios nacionales en €/100 km es una mera estimación y que los costes reales para cada vehículo y conductor serán diferentes y dependerán tanto del precio aplicado en la estación de servicio como del consumo real del vehículo, este último a su vez influido por un gran número de factores como: peso y tamaño del vehículo, estado mecánico, tipo de conducción y entorno de conducción (urbano o carretera).

    ¿Coche de gasolina o eléctrico? Mucho ojo

    Centrándonos ya en los datos proporcionados por el Ministerio, observamos que sólo el Gas Natural Comprimido (GNC) ha resistido el ascenso generalizado de los precios y mantiene un coste por cada 100 km muy razonable e inferior a los 3 euros.

    No existen muchos modelos disponibles para este tipo de gas en el mercado, SEAT es una de las marcas que más apuesta por ello, y es aún más complicado encontrar una estación de servicio que lo suministre, pero es más que evidente que actualmente es una alternativa muy económica.

    No tanto como la electricidad, eso sí (teniendo en cuenta exclusivamente el coste de la energía), aunque con matices. Es cierto que la recarga doméstica sigue siendo la alternativa más barata según los datos del último trimestre, pero también es cierto que el coste de la electricidad sigue en imparable ascenso y que la variante de recarga rápida es incluso más cara que el Gasóleo A o el Gas Licuado de Petróleo (GLP), aunque por el momento los datos reflejan estabilidad total en el precio medio.

    Como era de esperar, la Gasolina 95 sigue siendo la alternativa más cara a la hora de repostar un vehículo privado, y en seis meses ha subido casi un euro por cada 100 km.

    Evolución del coste medio por cada 100 km de los diferentes tipos de energía vehicular

    Calcula lo que te cuesta circular con tu coche

    Estos son los datos medios generales en relación a cada combustible, pero como hemos dicho se trata de una cifra muy variable en función del vehículo y la conducción de cada usuario.

    No podemos decirte cuánto cuesta tu estilo de conducción, aunque sí que hacerlo con bruscas aceleraciones y frenadas y a altas velocidad sin duda encarecerá mucho cada desplazamiento.

    Pincha en la imagen para acceder a la calculadora oficial del MITECO.

    Lo que sí podemos decirte es cuánto te cuesta cubrir 100 km con tu coche de promedio. Para ello, pulsa en la imagen anterior, que te lleva a la calculadora que el MITECO ofrece en la web oficial del proyecto eurospor100km. ¡Suerte!

    Fuente: MITECO