¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La categoría LMDh se mueve: Cadillac, Alpine, McLaren y DragonSpeed

    Alpine valora cada vez con más fuerza dar relevo a su actual LMP1 con un prototipo LMDh.

    El interés de los fabricantes y equipos por la categoría LMDh es muy grande, tanto en Europa (WEC) como en América (IMSA).

    Cadillac, Alpine, McLaren y DragonSpeed son algunos de los nombres de una categoría que está en continuo movimiento.

    Dentro del nuevo escenario global gracias a la convergencia entre prototipos hypercar (LMH) y LMDh, los movimientos no dejan de producirse. Por un lado, Toyota, Glickenhaus, Peugeot y Ferrari han apostado por la vía hypercar para competir en la nueva clase reina del WEC y del IMSA. Por otro, la categoría LMDh no deja de sumar nombres. Audi, Porsche, BMW y Acura ya han confirmado sus proyectos LMDh, mientras que otros muchos fabricantes están evaluando con creciente interés su desembarco. Dentro de este escenario lleno de objetivos muy distintos, los nombres propios son los de Cadillac, Alpine y McLaren, así como DragonSpeed.

    Cadillac debería ser el próximo fabricante en confirmar su programa LMDh. Tras aplazar varias veces su anuncio, la firma está lista para anunciar su proyecto que le permitirá competir tanto en el WEC como en IMSA. En un escenario parecido se encuentra Alpine, aunque con matices. Por el momento, la marca tiene un LMP1 que le permite ser protagonista en el WEC, aunque el Grupo Renault quiere estar presente en el nuevo orden mundial de la resistencia. Un acuerdo entre Alpine y Oreca para desarrollar un prototipo LMDh no es para nada descabellado por el estrecho vínculo que ya existe entre ambas compañías en su programa en resistencia.

    Más difusas son las intenciones de McLaren. Aunque la marca ha participado del desarrollo de la normativa LMH y LMDh, los plazos que maneja la firma de Woking no casan con el debut de la categoría en 2023. De hecho, Zak Brown ha explicado que McLaren no dispone de los socios ni del personal para afrontar un desafío así antes de 2024. Además, la firma tampoco descarta la vía hypercar. Con todo, la perspectiva de desarrollar un LMDh es más real en un escenario en el que equipos como DragonSpeed quieren conseguir un DPi en 2022 para gestionar un LMDh de un fabricante en 2023.

    Fotos: Alpine