¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El hypercar de Peugeot competirá en IMSA bajo estética y logo de otra marca

    El Peugeot 9X8 ya ha pisado el asfalto de Le Mans, pese a que todavía está en fase de desarrollo.

    Los requisitos de IMSA para la inclusión de prototipos LMH en la categoría dificultan la presencia de Peugeot en el certamen.

    El hypercar de la firma del león puede competir bajo la estética y logo de otra de las marcas del Grupo Stellantis.

    Ferrari ha confirmado su interés por competir con su prototipo hypercar en IMSA, aunque no será en principio en 2023 ya que el esfuerzo primigenio de su proyecto LMH está destinado al WEC. Un objetivo que comparte con Peugeot, con plazos similares, incluso si la marca francesa ya estará presente en el Mundial de Resistencia en 2022 con su Peugeot 9X8. Sin embargo, la firma del león está en posición desfavorable respecto a Ferrari a la hora de cumplir con los requisitos impuesto por IMSA para aceptar los prototipos hypercar como competencia directa de sus prototipos LMDh. Sin embargo, Peugeot Sport tiene soluciones en su mano para cumplir con estas condiciones.

    IMSA ha fijado el requisito de tener una producción de al menos 2.500 vehículos al año dentro del mercado americano para poder competir en la clase reina del certamen con un prototipo hypercar. Una condición que Peugeot no cumple, pero que sí lo hacen otras marcas de la casa matriz de la firma francesa, el Grupo Stellantis. Creado a partir de la fusión del Grupo PSA y de FIAT-Chrysler, este gigante automotriz tiene bajo su paraguas marcas como Dodge, con amplia presencia en el mercado americano. Por ende, una forma de competir en IMSA pasa usar la tecnología del Peugeot 9X8 con carrocería y logo de una de las marcas del grupo.

    El propio Jean-Marc Finot, responsable de competición del Grupo Stellantis, así lo ha dejado ver: «Si corremos en América tiene que ser con una marca que se venda en América. Hay varias marcas Europas que venden allí, así como fabricantes locales. Tenemos distintas posibilidades. Sería tan fácil como mantener la plataforma técnica y columna vertebral del vehículo con otra carrocería. Apenas hemos recibido los requisitos de la convergencia entre prototipos LMH y LMDh hace una semana, por lo que estamos enfocados en nuestro programa actual. Pese a todo, para nosotros sería relevante mantener un LMH en América porque el coche está ya diseñado por Peugeot y el coste amortizado».

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: Peugeot Sport