¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Citroën C4 Cactus: cinco detalles que te gustarán

44

El Citroën C4 Cactus ya está a la venta en España, y gracias a ello el nuevo crossover francés empieza a ser más conocido y a ganar popularidad. ¿Cuáles son esos cinco aspectos o características del Citroën C4 Cactus más destacados y llamativos? A continuación te los desgranamos con detalle, uno a uno.

El nuevo Citroën C4 Cactus ya está a la venta en España, con un precio oficial que parte desde los 14.750 euros. Este crossover compacto llama la atención desde un primer vistazo, recuperando aquel encanto y personalidad con los que Citroën siempre acostumbraba a sorprender en cada nuevo modelo.

Fabricado en España, en la planta de PSA Peugeot-Citroën en Villaverde (Madrid), el Citroën C4 Cactus está destinado a abrir una nueva época en la marca francesa y a ser un superventas, con un enfoque muy original que representa su propia visión de un segmento de vehículos tan de moda en los últimos tiempos. ¿Quieres saber por qué? Te lo contamos en estas cinco claves del Citroën C4 Cactus.

1. Diseño exterior: Citroën recupera la originalidad y el riesgo

Ya sabemos que cuando vamos a comprarnos un coche, uno de los aspectos más importantes es su diseño. Aunque obviamente no es el único factor importante en un vehículo, que un coche nos enamore a simple vista ya le hace ganar muchos puntos. Después de bastantes años en los que Citroën había dejado de lado la innovación en el diseño, apostando por el conservadurismo y la sobriedad, es una buena noticia saber que Citroën está de vuelta en este aspecto.

El Citroén C4 Cactus no deja indiferente con un diseño bastante original y arriesgado, representando la primera apuesta de futuro para marcar una nueva época en el doble chevrón. Con un aspecto frontal de diseño muy limpio, gracias a una parrilla delantera de diseño sencillo y a unas ópticas delanteras de diseño alargado y divididas en dos partes, el C3 Cactus presume de diseño robusto, aderezado por diez llamativos colores exteriores de pintura.

No faltan en él detalles típicos de los crossover de tamaño compacto con aspiraciones muy urbanas, como sus barras sobre el techo o una carrocería sobreelevada. Sin embargo, nos gustan especialmente dos características: su amplio techo panorámico acristalado, que deja un interior muy luminoso, y los 'Airbumps', una nueva solución de la que os hablaremos con más detalle en el próximo apartado.

2. Airbumps, el plástico también puede ser bello y útil en la carrocería

Aunque los 'Airbumps' tienen también una función estética, este elemento colocado en los laterales del C4 Cactus también tiene una parte funcional y útil, protegiendo el vehículo de pequeños golpes o arañazos. Fabricados en poliuretano termoplástico (TPU) con alta flexibilidad, son paneles elásticos que incluyen quince pequeñas cápsulas de aire de 20 milímetros.

De esta forma, se protegen las puertas delanteras y traseras ante pequeños golpes o roces de aparcamiento, por ejemplo, a la vez que se reducen los costes de reparación. Los Airbumps no necesitan mantenimiento ni se deforman ante el calor, frío o lluvia, y se fijan a los paneles de la carrocería mediante 17 grapas, siendo también fáciles de cambiar. Por último, se pueden personalizar en cuatro colores diferentes (negro, gris, duna o chocolate).

3. Airbag In Roof, dejando paso a un interior de diseño sencillo

Otra de las claves del Citroën C4 Cactus incluye el Airbag In Roof, o lo que es lo mismo, airbag en el techo para el acompañante delantero, una novedad en materia de seguridad pasiva estrenada por el modelo. El tradicional airbag para el pasajero y todos los elementos necesarios para su funcionamiento cambian su posición, y en vez de estar ubicado en el salpicadero, se desplaza hasta el techo. De esta forma, en caso de necesidad, se despliega a lo largo del parabrisas.

Así se consigue un mayor espacio para el pasajero delantero, con un salpicadero menos intrusivo y con un diseño más sencillo. Esta sencillez y minimalismo se traslada a todo el interior. Su instrumentación es totalmente digital, para mayor simplicidad, y los mandos en la consola central desaparecen en favor de la pantalla multimedia táctil. Sus asientos delanteros adoptan una configuración de sofá o banqueta corrida, sin hueco entre ambas plazas.

4. Una gran pantalla táctil, protagonista en tecnología

En el interior del C4 Cactus toma protagonismo su pantalla táctil central de 8 pulgadas, que agrupa todas las funciones habituales, como climatización, equipo de sonido, navegación, ordenador de a bordo, teléfono, servicios conectados y ayudas a la conducción.

De esta forma, se tienen menos botones en la consola central y un diseño más limpio, sin perder funcionalidad, con la ayuda de las nuevas tecnologías.

5. Economía de compra y de uso

El Citroën C4 Cactus tiene, por último, otra de sus ventajas en su precio de compra. Sin llegar a ser un vehículo low-cost, sus precios oficiales son relativamente asequibles dentro de su segmento, y están ubicados en una horquilla de precios entre los 14.750 euros y los 20.450 euros, con paquetes opcionales para completar el equipamiento de los diferentes acabados del modelo.

Además, para su compra también se ha optado por diferentes fórmulas, una de ellas bastante novedosa. Podremos financiar el vehículo a través de un renting por tres años, con cuotas mensuales entre los 199 y los 390 euros que incluye a precio cerrado la compra, el mantenimiento y el seguro del automóvil, pero también se podrá optar por una compra por kilómetro, con una cuota flexible que dependerá del uso que le demos al vehículo.

Los motores también hacen énfasis en esta economía de utilización. Aunque no se ofrecen potencias elevadas ni grandes prestaciones, sí son suficientes para el día a día.

Todos los motores, tanto el gasolina e-VTi de tres cilindros y 82 CV como los diésel HDi de 92 CV o Blue HDI de 100 CV ofrecen un mantenimiento asequible y consumos muy reducidos, alcanzando su mínima expresión en este último, que homologa sólo 3,1 l/100 km. A ello también ayuda el reducido peso del C4 Cactus, que apenas supera la tonelada.

También en Motor.es:

Noticias relacionadas

  • Comentario de Gumball
    04/07/2014 (16:32)

    Gumball

    "Si no me equivoco, el C4 Cactus rivaliza con Nissan Juke, Renault Captur, Peugeot 2008 o Mini Countryman. Desde luego resulta un segmento de los más variado aunque no entiendo la 'moda SUV'"

  • Comentario de Pruden
    04/07/2014 (10:01)

    Pruden

    "Su peso es muy comedido, por eso con este motor lo moverá bien, además de que un motor más potente aumentaría el coste final del vehículo, que se ha pretendido que no fuese elevado"

  • Comentario de Citronero
    04/07/2014 (09:56)

    Citronero

    "El motor de gasolina de 82 CV debe quedarse cortísimo para este coche, que parece grande. No entiendo que no le pongan el Puretech de 130 que sí tiene el C4 normal."

  • Comentario de David
    03/07/2014 (19:16)

    David

    "¡Por fin algo distinto en la marca! El precio de partida es interesante"

  • Comentario de Eunos
    03/07/2014 (12:04)

    Eunos

    "El C4 Cactus es un modelo arriesgado, que busca ser 'chic' y diferente sin costar un pastón. Creo que es una jugada arriesgada pero acertada de Citroën y seguramente se venda muy bien, el tiempo dirá."

Citroën C4 Cactus: cinco detalles que te gustarán
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto