¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Quieres un coche autónomo? No será barato

Cada vez más fabricantes tienen como objetivo poner a la venta modelos 100% autónomos a partir del año 2020; serán capaces de conducir sin ninguna intervención humana, aunque mantendrán volante y pedales. La pregunta del millón es cuánto van a costar.

Este es el primer Volvo XC90 que participará en el programa Drive Me en Gotemburgo (Suecia), donde recorrerán determinados tramos sin intervención del conductor

En la actualidad algunos modelos disponen de funciones de conducción semiautónoma, es decir, el conductor puede soltar las manos del volante, pero debe estar pendiente del tráfico e intervenir cuando sea necesario. Eso se conoce técnicamente como hands-off, manos libres. El siguiente paso sería el eyes-off, no prestar atención, antesala de la conducción 100% autónoma.

El Autopilot de Tesla es un sistema hands-off, aunque algunos usuarios lo han tomado como un eyes-off. La compañía californiana tuvo que rectificar, y Autopilot pedirá con mucha más insistencia que se han de poner las manos en el volante de vez en cuando. De lo contrario, Autopilot se desactivará, y hasta que no haya una detención completa no se podrá reactivar.

Lo mismo podemos decir del DRIVE PILOT de la nueva Clase E de Mercedes-Benz. El conductor puede quitar las manos del volante y distraerse lo justo, por si ha de tomar el control. Los prototipos de PSA, basados en Citroën C4 Picasso, se están probando en modo eyes-off, sin necesidad de prestar atención al tráfico. Una vez introducidos estos conceptos, pasamos al escalón siguiente, la conducción 100% autónoma.

Prototipo de coche autónomo del Grupo PSA

Una prestación de lujo

Esto implica que de A a B el vehículo será capaz de tomar todas las acciones necesarias, sin necesidad de conductor humano. Fabricantes como Audi o Volvo consideran que esta capacidad es una funcionalidad de alta gama -o Premium- y como tal debe estar en sus coches. Lo mismo se dijo en su día del cambio automático o el control de velocidad de crucero.

Ahora bien, esta funcionalidad no será precisamente barata. En el caso de Volvo y su SUV XC90, la capacidad de conducción autónoma costará 10.000 dólares. No tenemos la cifra pasada a euros, IVA e impuesto de matriculación, pero nos hacemos a la idea de que no va a ser nada económico. Y es que hay extras de seguridad que ya son muy caros.

Para que se pueda conducir de forma autónoma serán imprescindibles todos los sensores de proximidad, radar frontal, navegador de alta gama con GPS de alta precisión... y ya llevamos unos miles de euros en extras. El resto vendrá por la sofisticada electrónica que controlará todos esos sistemas, que permitirán "ver" al vehículo, y que de esa forma pueda orientarse.

Los Tesla con Autopilot 8.0 ya no permitirán a los conductores "pasar" de conducir, y tendrán que ir más atentos. Se estaban produciendo abusos y un conductor tuvo un accidente mortal por esta causa (no ir atento)

Los fabricantes saben desde hace tiempo que el capricho de la conducción autónoma no va a ser barato, por eso se avanza hacia un modelo de uso compartido.

  • Por un lado, hablan de flotas de vehículos autónomos que estén dando vueltas por zonas urbanas, como los taxis, y vayan llevando pasajeros de un lugar a otro. Así, viaje a viaje, el coste del piloto automático se va compensando.
  • Por otro lado, serán vehículos particulares de gama alta, que tendrán esa capacidad por un notable sobrecoste. Tesla ha pensado en cómo hacer ese coste más soportable, y es que cuando el coche no esté siendo necesario para su dueño, hará la calle (taxista autónomo) y generará ingresos por su uso.

En otras palabras, quien crea que un coche de gama media o generalista tendrá la capacidad de conducir solito de A a B, por un módico precio, no está siendo realista. Tal vez en 15-20 años se hayan amortizado los costes de la tecnología, cuyo desarrollo es carísimo, y ese escenario sea viable. Las grandes innovaciones tardan en desplegarse. Solo el ABS necesitó más de 25 años para estandarizarse, y el ESP necesitó más de 10 años. Los tiempos se van acortando, eso sí.

Ford ofrecerá modelos autónomos en 2021

Existe mucha gente preocupada por la llegada de los coches autónomos, como si eso fuese un atentado contra su libertad individual. Ese temor está infundado, hacen falta varias décadas para un hipotético escenario en que la conducción manual estará prohibida, y todos los coches conducirán solos o estarán en desguaces o museos. Puede que tú, querido lector, ya estés bajo tierra cuando eso ocurra.

A medio plazo, los coches autónomos serán accesibles a unos pocos, y la prestación tendrá connotaciones lujosas, de mayor seguridad o de exclusividad. Para la implantación masiva de los pilotos automáticos hacen falta más de 10 años (en torno a 2030), no solo porque se vendan en masa, sino porque se vayan retirando los modelos que ahora son nuevos, y entonces serán ya viejos. Cuando esa implantación sea masiva, comprobaremos cómo la siniestralidad empezará a bajar de forma importante.

No olvidemos que otra de las motivaciones de la conducción automatizada es la seguridad: más del 90% de los accidentes se ligan al factor humano; si este se elimina, la casuística se reduce de forma brutal, y dependerá ya del estado mecánico y del estado de la vía. Muy posiblemente los coches autónomos tendrán que ser revisados con frecuencia, por lo que ese segundo factor también reducirá mucho su incidencia.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto