¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Impresionante colección de piezas de competición de Grupo B a subasta en París

    Impresionante colección de piezas de competición de Grupo B a subasta en París
    8
    Colección Manoir de l’Automobile de LohéacArtcurial
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera7 min. lectura

    Hasta 7 bestias de rallyes del añorado Grupo B serán puestas a subasta de manera simultánea en el próximo evento de Artcurial en París. Estos vehículos de competición se encuentran magníficamente conservados y muchos de ellos cuentan con notables historiales deportivos.

    La puesta a la venta de cualquier ejemplar relacionado con el antiguo grupo B es todo un acontecimiento tanto para los aficionados como para los afortunados coleccionistas que se pueden permitir estos vehículos, ya que fueron fabricados muy pocos ejemplares destinados o relacionados con esta brutal categoría de competición, sobre todo las que realmente fueron empleadas para competir.

    Por lo que es aún más destacable encontrar toda una colección completa de versiones de carreras de aquella época, que forma un pequeño catálogo de los distintos y brutales modelos que compitieron en grupo B hasta que fueron prohibidos por motivos de seguridad. Esta pequeña colección saldrá a subasta a inicios del próximo mes de febrero en un evento de Artcurial en París que sustituye a la tradicional subasta de Retromobile, cita que ha sido trasladada al verano. Estos modelos forman parte de la colección del museo Manoir de l’Automobile de Lohéac y ha sido formada por el empresario de las comunicaciones Michel Hommell y Olivier Quesnel, antiguo director de competición de Peugeot y Citroën.

    Audi Sport Quattro S1 1988

    Audi Sport Quattro S1 de 1988.

    El modelo más caro del lote es este Audi Sport Quattro S1 E2 de 1988, la versión más brutal del grupo B de la marca alemana y que en este caso no fue empleado en ningún tipo de competición. Su primer propietario fue precisamente Olivier Quesnel, quien lo compró directamente a Audi. Desde entonces ha sido un mimada pieza de colección y ha formado parte de la exposición habitual del museo Manoir de l'Automobile, en la Bretaña francesa. Este ha sido empleado como vehículo de demostración, como en la carrera inaugural de la Race of Champions en 1988, con Bruno Saby, Ari Vatanen y Michèle Mouton a sus mandos.

    Artcurial anuncia unas estimaciones entre 1.0 y 1.3 millones de euros para este ejemplar alemán, lo que suponen entre 1.21 y 1.57 millones de dólares, a pesar de no contar con historial deportivo de ninguna clase.

    Lancia Delta S4 Rallycross 1986

    Lancia Delta S4 Rallycross de 1986.

    Cualquier colección del grupo B que se precie debe contar con uno de estos raros ejemplares, el brutal Lancia Delta S4, un auténtico prototipo de competición dotado de un minúsculo chasis tubular y una carrocería de fibra de vidrio con un motor capaz de alcanzar los 600 caballos gracias al empleo de un turbo y un compresor que actuaban de manera coordinada.

    Esta unidad ha sido empleada en carreras de sobre hielo y Rallycross con pilotos como Bruno Saby. Artcurial estima un valor entre 600.000 y 800.000 €, lo que suponen entre 726.000 y 968.000 $.

    Peugeot 205 T16 Evolution 2 1985

    Peugeot 205 T16 Evolution 2 de 1985.

    El magnífico ejemplar del Peugeot 205 T16 Evolution 2 sí que fue empleado en el Campeonato del Mundo de Rallyes por pilotos como Timo Salonen o Bruno Saby. Esta unidad cuenta con un segundo puesto en el Tour de Córcega de 1985, por lo que se trata de un auténtico pata negra oficial de la marca francesa.

    Esta es la última evolución del deportivo de motor central de Peugeot, que contaba con unos 500 CV para un tamaño minúsculo. Artcurial también le estima un valor entre 600.000 y 800.000 € (entre 726.000 y 968.000 $).

    MG Metro 6R4 1985

    MG Metro 6R4 de 1985.

    Esta unidad del pequeño MG Metro 6R4 también cuenta con un historial muy destacable, pues fue la montura con la que Didier Auriol logró vencer el Campeonato de Rallyes de Francia en 1986. Algo que tendrá mucho peso para los coleccionistas locales en la subasta parisina.

    Su valor es algo menor al de las piezas anteriores, pues Artcurial ha declarado unas estimaciones entre los 280.000 y los 360.000 €, que suponen entre 338.945 y 435.787 $.

    Ford RS200 1986

    Ford RS200 de 1986.

    El Ford RS200 es uno de los modelos más bestiales que fueron creados para esta particular categoría de competición, pero su llegada coincidió con la prohibición del grupo B, por lo que el modelo de Ford nunca pudo demostrar su valía. Aunque fue un arma temible en otras categorías y campeonatos en los años siguientes.

    Esta unidad cuenta con la decoración oficial y fue pilotado por nada menos que Stig Blomqvist y Kalle Grundel. Su valor está comprendido entre los 250.000 y los 400.000 € (entre 302.630 y 484.208 $).

    Lancia Rallye 037 1985

    Lancia Rallye 037 de 1985

    El Lancia 037 en su versión de carreras fue el único modelo de tracción trasera capaz de vencer al todopoderoso Audi Quattro de tracción total, de ahí que sea todo un símbolo del éxito de Lancia y Abarth en el mundo de los Rallyes. Este es uno de los modelos más icónicos de esta especialidad, sobre todo con la libre de Martini Racing.

    Esta unidad fue empleada en la histórica temporada de 1983 y compitió primero con los icónicos colores de Martini y luego con la librea Olio FIAT con Fabrizio Tabaton. Su precio debe estar entre los 500.000 y los 800.000 € (entre 605.260 y 968.416 $).

    Renault 5 Maxi Turbo 1985

    Renault 5 Maxi Turbo de 1985.

    Este ejemplar del Renault 5 Maxi Turbo «culo gordo» no es solo uno de los pocos originales que fueron fabricados en la época, además este fue pilotado por nada menos que por Carlos Sainz en 1985 y 1986 como piloto oficial de la marca francesa, años en los que logró ganar pruebas como el Rallye Sierra Morena, el Rallye El Corte Inglés, el Rallye Valeo y el Rallye de Madrid, además de numerosos podios esos años.

    Esta pieza de historia tiene un precio estimado entre los 400.000 y los 600.000 €, entre 484.208 y 726.312 $.

    Colección Manoir de l’Automobile de Lohéac.

    Impresionante colección de piezas de competición de Grupo B a subasta en París