¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Europa pide más equipamiento de seguridad en los coches nuevos

    La Comisión Europea debate un nuevo mandato para obligar a los fabricantes de automóviles a incorporar de serie en sus coches nuevos hasta 19 tecnologías de seguridad. Entre ellas, encontramos los sistemas de frenada de emergencia o la alerta por salida de carril. Una medida englobada en el plan para reducir las muertas en carretera a menos de 15.000 víctimas al año de cara a 2020.

    Los sistemas autónomos de frenada de emergencia están más cerca de venir de serie en cualquier coche nuevo en Europa.

    Según una información filtrada por el medio británico autocar, la Comisión Europea se encuentra debatiendo y estudiando un nuevo memorando en el que se destacan, entre otros puntos, obligar a los fabricantes de automóviles a incorporar de serie en sus coches nuevos hasta 19 sistemas de seguridad. La gran mayoría de ellos son ya bien conocidos por todos nosotros aunque en la gran mayoría de marcas son ofertados opcionalmente o en los acabados más equipados.

    Con el fin de reducir las víctimas mortales en carretera por debajo de las 15.000 muertes anuales de cara al año 2020, la Comisión Europea puede instar a los fabricantes que deseen vender sus coches nuevos en Europa a mejorar el equipamiento de seguridad de serie con, entre otras tecnologías, un sistema autónomo de frenada de emergencia o el aviso de salida de carril.

    Durante el pasado año 2015 en las carreteras europeas se registraron un total de 26.120 víctimas. Si echamos la vista atrás, vemos que se ha ido reduciendo esta cifra de manera considerable ya que, por ejemplo, en el año 1990 la cantidad de fallecidos a nivel europeo en accidentes de tráfico ascendía a 76.650 respectivamente. Sin embargo, hemos llegado a un punto en el que el número de fallecidos desciendo, pero cada vez de manera más lenta.

    La detección de peatones y ciclista en ciudad también es otro sistema de seguridad que la Comisión Europea estudia implementar.

    Muchas de las tecnologías que encontraríamos en este informe si pudiéramos echarle un vistazo hacen referencias a sistemas de ayuda a la conducción. Según la legislación europea, autobuses y otros vehículos pesados ya equipan de manera obligada al salir de fábrica algunos de estos sistemas, por lo tanto, era de esperar que tarde o temprano se trasladara a los turismos o todoterrenos.

    Por otra parte, este informe también señala que, debido al gran auge que están teniendo los SUV, se debe actuar en consecuencia para adaptar las normativas de seguridad a estos vehículos con un mayor centro de gravedad, masas más altas y frontales más prominentes.

    Otra de las propuestas que estudia la CE es que los coches nuevos incorporen unas luces de freno que parpadeen cuando se está realizando una frenada de emergencia o avisos y control para evitar que el conductor se duerma al volante. Es la primera vez que la Comisión Europea considera obligar a los fabricantes a equipar de serie ayudas a la conducción de esta índole así como sistemas de funcionamiento autónomo.

    Fuente: autocar