¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Continental y Siemens trabajan en pantógrafos para "eHighways" o autopistas con cables eléctricos en altura para camiones

    Cabezas tractoras de Scania R 450 Hybrid equipados con pantógrafosScania

    El transporte pesado por carretera acabará electrificándose y veremos camiones híbridos, totalmente eléctricos y de pilas de combustile de hidrógeno. Para el largo recorrido las baterías no son tan interesantes como una tecnología que conocieron nuestros abuelos, la de los trolebuses.

    Para mover un vehículo eléctrico tenemos básicamente tres opciones: o consume energía que ha sido aportada desde el exterior en baterías, o realiza alguna transformación química de algo en electricidad, o se nutre de la red externa de alguna u otra forma. Una mezcla de estos conceptos se está estudiando para los camiones de un futuro más o menos cercano.

    En el mundo de los trenes y el suburbano ya se utiliza el aporte eléctrico mediante cables de alta tensión -catenaria- suspendidos sobre las vías. Sobre algunos vagones va una estructura metálica denominada pantógrafo, que capta la electricidad de los cables y la dirige a los motores y las baterías.

    La misma idea se utilizó hace décadas en los trolebuses, que a diferencia de los tranvías, no necesitaban vías específicas en superficie, pero sí los cables en altura. Esta idea, modernizada, ayudará a hacer una realidad la descarbonización del transporte pesado, donde el gasóleo fósil sigue siendo el líder indiscutible.

    Allá por julio de 2020 entró en servicio el primer tramo de autopista electrificada o eHighway en Alemania, cerca de Frankfurt, donde se probaron cinco camiones Scania R 450 Hybrid equipados con pantógrafos. Solo son 5 kilómetros de tramo, pero han servido para una prueba piloto para verificar si la idea es viable. En enero se unieron siete unidades más.

    Se calcula que si 1 de 3 tres kilómetros de la red de autopistas alemana estuviesen electrificados, se podría alimentar exclusivamente con electricidad el 80% del kilometraje de los camiones. Aproximadamente, 4.000 kilómetros de un total de 13.000 bastarían para ello, y puede ser una realidad en 2030.

    Según Continental y Siemens, se pueden ahorrar con este sistema las emisiones de 10 a 12 toneladas de CO2 al año

    Ahora mismo hay tres tramos en Alemania con catenarias sobre el carril de la derecha que siguen en fase de pruebas, en las A5, A1 y B462. La tecnología promete, y tanto Continental como Siemens están trabajando en crear soluciones que puedan venderse a los fabricantes de camiones en pos de la ansiada neutralidad carbónica para 2050. Su alianza ha sido anunciada ayer mismo.

    Los pantógrafos se están desarrollando teniendo en cuenta los estándares de la industria del automóvil, como por ejemplo alturas máximas o voltajes, y serán de aplicación para tres tipos de camiones: híbridos, eléctricos y de pila de combustible.

    En cualquiera de los tres casos hablamos de camiones que cuentan con baterías de alto voltaje. De la catenaria podría captarse suficiente electricidad como para alimentar los motores del camión y tener un excedente para aportar más energía a las baterías. Esto, hablando en lenguaje simple, es un consumo negativo o una recarga en marcha.

    De esta forma, se reduciría la necesidad de estos vehículos de recargar o repostar, pudiendo permanecer más tiempo sobre la carretera y con un impacto medioambiental inferior al actual. La idea lleva probándose desde 2016, en Suecia, cuando se inauguró la primera carretera de este tipo en el mundo.

    Vídeo promocional de Scania de 2016 del primer tramo electrificado de autovía de Europa

    Evidentemente, el pantógrafo no tiene que estar constantemente extendido, pues penaliza la aerodinámica, así que se pliega cuando no es necesario, bien cuando se acaba el tramo electrificado o cuando el conductor del camión quiere realizar un adelantamiento, plegándolo temporalmente. Además, corrige continuamente su orientación respecto a los cables.

    En las implementaciones del sistema de fábrica podría hacerse todo de forma automática, que el pantógrafo se despliegue cuando se circule por un tramo electrificado, y que se pliegue al terminarlo o al adelantar, sin que el conductor tenga que intervenir. El concepto podría trasladarse también al mundo del autobús.

    Por el contrario, la idea de pantógrafos para turismos no es tan buena, habría que colocar catenarias en más carriles, por la obvia diferencia en altura sería complicado alcanzar los cables de los camiones, y con las crecientes autonomías de las baterías, su relativamente contenido peso, y la facilidad de recargar en las paradas, hace que en principio se descarte para vehículos ligeros.

    Fuente: Continental