¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Corvette Racing ha probado un sistema ABS de especificación GT3 en Detroit

    Los Corvette C8.R en acción durante el evento del IMSA en Detroit.

    Antonio García ha desvelado qeu Corvette ha probado un sistema ABS de especificación GT3 en los C8.R que compitieron en Detroit.

    La firma americana trabaja en la conversión de su GTE a especificación GT3 para competir en la clase GTD Pro en 2022.

    La continuidad del proyecto GT de Corvette Racing parece que se aclara, ya que la teoría dice que la firma americana hará el esfuerzo de adaptar su vehículo GTE a la normativa GT3 con el visto bueno de IMSA y de los fabricantes que sí tienen un vehículo GT3 listo para competir en la nueva clase GTD Pro. En este aspecto, Antonio García ha confesado que Corvette Racing ha probado un sistema ABS similar al que usan los GT3 durante el evento del IMSA WeatherTech SportsCar Championship en Detroit. Un paso más hacia este programa en GTD Pro como paso intermedio a la creación de un vehículo GT3 nuevo para la temporada 2024.

    Ni Corvette Racing ni IMSA habían desvelado hasta ahora que en Detroit los Corvette C8.R se habían puesto en pista bajo una especificación técnica no coincidente con la regulación GTE de ACO, algo que ha dejado ver Antonio García con sus declaraciones: «Hemos estado probando diferentes sistemas. Sabemos que el año que viene tenemos sólo una evolución del coche que hay ahora y hay que armar algunas cosas. Hemos estado desarrollando y probando diferentes cosas. Pudimos ejecutar el sistema ABS en Detroit porque fue algo único. Competíamos entre nosotros, así que fue bueno poder correr allí con este sistema y tener una primera experiencia».

    Laura Wontrop, responsable del programa de competición de General Motors, también ha confirmado este punto, explicando que el sistema ABS que se probó en Detroit sirvió para evaluar una posible implicación GT3, siempre con la bendición de IMSA. En este aspecto, todo hace indicar que el sistema ABS es una de las pocas adiciones que ha solicitado IMSA a Corvette Racing para aceptar su vehículo de especificaciones GTE a la hora de competir contra los GT3 de clase GTD Pro en 2022, siempre con un pequeño 'Balance of Performance'. Con todo, General Motors todavía no ha confirmado su programa en GTD Pro ni el desarrollo de un futuro GT3.

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: IMSA