¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Un CUPRA Ateca con 400 CV y el consumo de un urbano? El GNC es el responsable

    Prototipo del CUPRA Ateca alimentado con GNC, con 400 CV de potenciaEcomotive Solutions

    El CUPRA Ateca es uno de los modelos más deportivos de la marca española, un digno tope de gama con una potencia máxima de 300 CV. Pero para los que no es suficiente, unos especialistas italianos han llevado al SUV hasta los 400 CV de potencia máxima, ofreciendo el consumo de un utilitario. Te contamos cómo han conseguido esta interesante opción.

    El CUPRA Ateca es uno de los primeros modelos de la marca deportiva española, alzándose como un verdadero tope de gama en el SUV compacto de la firma con sede en Martorell. La versión deportiva conserva sus cualidades familiares pero con unas prestaciones de auténtico deportivo, gracias a sus 300 CV de potencia máxima, la tracción total 4Drive y la caja de cambios automática de doble embrague y 7 velocidades DSG.

    Esta es la única configuración posible en el modelo que, además de presentar una estética más deportiva con cuatro escapes en la zaga, por lo que es perfectamente reconocible, también puede destacar notablemente gracias al sistema de escape opcional firmado por los eslovenos de Akrapovič. Una opción muy deportiva que arroja un consumo medio de 7,3 l/100km sin pisar alegremente el acelerador.

    El CUPRA Ateca llega a los 400 CV con un sistema de alimentación dual de GNC y gasolina

    El GNC es el responsable de que el CUPRA Ateca ofrezca 100 CV más llegando a los 400

    Pero, ¿sabías que el CUPRA Ateca puede ofrecer 400 CV y con el consumo del SEAT Ibiza más básico? Seguramente pensarás que no es posible, pero existe. Y es que una empresa italiana especializada en transformaciones de vehículos de gasolina en alimentados por gas natural comprimido (GNC) ha conseguido un centenar más de caballos, conservando la estructura principal del motor de 2.0 litros TSI. La firma admite que ha sido un auténtico reto el planteado por el modelo de CUPRA, ya que todas las modificaciones debían de cumplir con la norma de emisiones Euro 6d.

    En el caso de este CUPRA Ateca, que se trata de un prototipo y no está a la venta, se ha instalado un sistema de alimentación que conserva la gasolina, por lo que se trata de un sistema dual, que puede funcionar con los dos combustibles gestionando automáticamente el funcionamiento desde un mando en la consola central. Los de «Ecomotive Solutions», responsable del proyecto, han logrado aumentar la potencia máxima hasta los 400 CV y el par motor máximo hasta 510 Nm, probado en ensayos de más de 1000 kilómetros sin problemas.

    Los técnicos de la empresa han instalado la toma para repostar el GNC junto a la de la gasolina, si bien las tuberías del gas terminan en los tres depósitos de 30 litros instalados en el maletero. Este es la principal desventaja del incremento en las prestaciones, que el espacio del maletero está ocupado por los depósitos de gas.

    El CUPRA Ateca puede llegar a los 400 CV usando GNC. En contra, tres depósitos de gas abarcan el maletero