¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La venta de la fábrica de Hambach, un problema para Daimler con INEOS interesada

    La venta de la fábrica de Hambach, un problema para Daimler con INEOS interesada
    Factoría de Hambach, propiedad de Daimler, antigua sede de producción de smartDaimler AG
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Las intenciones de Daimler de vender la factoría de Hambach, la que utilizaba smart y donde la marca de la estrella planeaba producir sus compactos eléctricos, se van al traste. Las leyes francesas son un obstáculo importante para una venta ya que no permite el cierre de ninguna forma.

    Si Daimler pensaba en cerrar las puertas de la factoría francesa de Hambach y esperar la llegada de un comprador, se han equivocado. El acuerdo que estableció con el gobierno de la región de Francia cuando se inauguró la sede de producción utilizada por los smart contemplaba una serie de condiciones que Daimler firmó y que ahora no puede ni retractarse ni modificar.

    Una de las condiciones expresas es que no puede cerrar la planta y esperar a la llegada de un comprador, sino que debe de mantenerla operativa. Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el gigante alemán es fruto de la pandemia causada por el coronavirus, que ha desembocado en una profunda recesión que afecta a Europa y que, lógicamente, no estaba prevista en los planes de ahorro del grupo que se anunciaron inicialmente.

    INEOS Grenadier, la firma británica adelanta el diseño del nuevo todoterreno de producción

    Los planes iniciales ya contemplaban el traslado de la producción de los futuros modelos de smart a China, y dejar la factoría reservada únicamente a la producción de los nuevos eléctricos compactos, los nuevos EQA y EQB. Pero los estudios internos concluían que, realmente, no se necesitaba esta instalación para tal menester y que pueden fabricarse en las mismas sedes de donde salen las unidades de combustión de los dos SUV.

    Teniendo en cuenta este importante factor, Daimler mantiene conversaciones con el propietario de INEOS, la nueva marca británica que está desarrollando el Grenadier, un modelo de todoterreno con una estética que da un aire al Clase G y al Land Rover Defender original, una solución rápida antes que construir una nueva planta en Bridgend, Gales. Y quizás más económica también. Una oportunidad para ambos fabricantes, teniendo en cuenta que los de INEOS ganarían unas instalaciones, líneas de montaje y secciones de estampación y pintado prácticamente nuevas, ya que fueron renovadas hace poco tiempo.

    Y tampoco es una factoría con muchos años a cuestas, sino que solo acumula 14 años en operativa fabril. Una decisión que Daimler tiene que pensar, y que puede afectar al precio de venta, aunque también tiene valorar rápidamente, porque los de INEOS también tienen en mente la fábrica de Nissan en Barcelona. Una de las dos será la sede de los británicos, y los trenes solo pasan una vez.

    Fuente: Quattroruote.it