¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2017, etapa 7: Es hora de hablar de futuro

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Etienne Lavigne, Director del Dakar, tiene el sueño de hacer un Dakar-Pacífico que recorrar toda Sudamérica de sur a norte

    El objetivo es diseñar un recorrido en el que Argentina, Chile, Perú, Ecuador y Colombia acojan las distintas etapas de este Dakar.

    Marc Coma ha dado una dosis de dureza extra al Dakar 2017, recuperando parte de su esencia con los retoques que hechos en la navegación. Con todo, la suspensión de la sexta etapa y la jornada de descanso ha permitido hablar de futuro y en este aspecto, Etienne Lavigne en calidad de Director del Dakar ha hablado del gran sueño que tiene la organización de la prueba. Bajo el nombre Dakar-Pacífico, el objetivo es conseguir una carrera que cruce toda Sudamérica de sur a norte siguiendo la costa del Pacífico y cruzando países a su paso.

    En este aspecto, Etienne Lavigne ha explicado que estaría encantado de diseñar un Dakar que pudiese comenzar en Buenos Aires o Santiago de Chile, involucrando en cualquiera de las dos versiones tanto a Argentina como a Chile. A partir de ahí, este Dakar-Pacífico iría conquistando toda la costa del Pacífico Sur siguiendo su recorrido por Perú, Ecuador y Colombia, donde el final de la prueba quedaría situado en Cartagena de Indias. Una prueba de esta magnitud es difícil que se pueda ver en 2018, pero el Director del Dakar está luchando por ver una carrera de estas características en un futuro cercano.

    Para conseguir este sueño, Etienne Lavigne sabe que tiene a su favor que todos los países en uno u otro momento han mostrado su deseo de formar parte del Dakar , aunque es bastante más difícil de conseguir el apoyo institucional suficiente como para sufragar la carrera. Por su parte, Chile y Perú deberían volver a la carrera después de tener que salir de la misma por las distintas catástrofes naturales. Ambos países son clave a la hora de aportar kilometraje en terreno desértico real, ya que las dunas en altura en Bolivia han sido un descubrimiento, pero se alejan de lo deseado.

    De hecho, Bolivia ha demostrado una vez más tener un problema con la climatología . Para que la carrera sea exigente se tiene que disputar a elevada altitud y eso significa que la caravana se topa de forma recurrente con inclemencias meteorólogicas. Desde que el Dakar ha pisado Bolivia, la cancelación de alguna etapa o la reducción del kilometraje ha sido una constante . Aunque es un país que ofrece cosas muy atractivas al Dakar, tener una etapa anulada y dos recortadas como ha sucedido en el Dakar 2017 es un peaje que quizá Etienne Lavigne no está dispuesto a asumir, aunque ha reconocido que tocará todas las puertas .

    Fotos: Red Bull Content Pool