¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Daniil Kvyat prefiere no competir en el WEC a claudicar ante la FIA

Daniil Kvyat prefiere no competir en el WEC a claudicar ante la FIA
Daniil Kvyat ha pasado de formar parte de un ilusionante proyecto a quedar fuera del WEC.
Fernando Sancho
Fernando Sancho4 min. lectura

Daniil Kvyat ha tomado la decisión de no competir el WEC ante las medidas restrictivas de la FIA contra pilotos rusos y bielorrusos.

El ex piloto de Fórmula 1 estaba listo para afrontar su primer programa en la categoría LMP2 del Mundial de Resistencia.

Una vez que FIA y ACO decidieron retrasar la publicación de la lista de inscritos de la 90.ª edición de las 24 Horas de Le Mans, era más que evidente que el motivo estaba ligado al conflicto entre Rusia y Ucrania y la posición en la que han quedado los pilotos y equipos de Rusia y Bielorrusia tras las restricciones impuestas por la FIA. Roman Rusinov dejaba claro en el periodo de impás que él y su equipo no iban a competir bajo las condiciones impuestas por la FIA, por lo que no fue sorpresa no ver ni rastro de G-Drive en la lista definitiva de participantes.

De hecho, la secuencia de los acontecimientos se escribió a partir de las decisiones lógicas de unos y otros. Sin Rusinov y G-Drive en la ecuación, el equipo Algarve Pro Racing ha pasado a asumir el proyecto del equipo ruso, ya que era la estructura encargada de soportar a nivel técnico y logístico a la formación. Sin embargo, entre los pilotos designados por el equipo bajo bandera portuguesa tampoco hay ni rastro de Daniil Kvyat, piloto que estaba listo para competir con uno de los dos Oreca 07-Gibson de la formación.

Daniil Kvyat prefiere no competir en el WEC a claudicar ante la FIA
Kvyat no competirá con Algarve Pro Racing, equipo que ha 'heredado' el proyecto de G-Drive Racing.

Daniil Kvyat ha explicado que su postura es idéntica a la de Rusinov, por lo que no competirá en la clase de plata del WEC mientras existan las restricciones impuestas por la FIA ante la guerra entre Ucrania y Rusia. Kvyat prefiere quedarse sin competir y no debutar en la clase LMP2 a hacerlo sin utilizar la licencia concedida por la Federación Rusa de Automovilismo o sin lucir y defender los colores de su país. Una postura lícita en un momento muy delicado para su trayectoria profesional.

Al final, Daniil Kvyat parecía otro 'juguete roto' de la Fórmula 1, por lo que competir en el WEC se había convertido en la mejor manera de reconducir su trayectoria profesional. El entorno del equipo G-Drive Racing le ofrecía el mejor escenario posible para debutar a los mandos de un prototipo LMP2, circunstancia que incluso podría haberse dado bajo nuevas condiciones con Algarve Pro Racing. Sin embargo, Kvyat ha asegurado estar de acuerdo con la postura de Roman Rusinov al considerar que existe represión por parte de la FIA.

Por este motivo, Kvyat ha asegurado que no va a firmar ningún documento de la FIA en el que tenga que renunciar a aspectos que considera fundamentales, lo que le deja de facto fuera del Mundial de Resistencia. La situación del ex piloto de Fórmula 1 recuerda en cierta medida a la vivida por Nikita Mazepin con el equipo Haas F1 y alimenta el perjuicio que siente el colectivo de pilotos rusos ante lo que consideran un trato discriminatorio de la FIA al no permitir que compitan en igualdad de condiciones.

Fotos: G-Drive Racing