¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Doblete de Toyota en unos libres de pista cambiante en Shanghái

    Sébastien Buemi ha liderado a los mandos del Toyota #8 una sesión de libres que comenzó en mojado y terminó con asfalto casi seco.

    Esta evolución del trazado ha provocado que casi todos los prototipos LMP1 y LMP2 hayan mejorado sus registros en los últimos diez minutos de sesión.

    Sébastien Buemi ha encabezado el 1-2 de Toyota en la primera sesión de libres de las 6 Horas de Shanghái. El piloto suizo, encargado de hacer el último relevo en el Toyota #8, aprovechó la notable mejoría del asfalto para firmar varias vueltas rápidas consecutivas en la recta final de la sesión. José Maria 'Pechito' López ha colocado el Toyota #7 en segunda posición al rodar también sobre un asfalto mucho más seco que el que se encontraron sus compañeros en la fase inicial del FP1. Martin Tomczyk ha marcado el mejor tiempo en LMGTE-Pro a los mandos del BMW #81.

    Kamui Kobayashi y Kazuki Nakajima eran los pilotos encargados de hacer el primer stint con el Toyota #7 y #8 en un trazado de Shanghái realmente mojado. Unas condiciones en las que ambos pilotos decidían no tomar excesivos riesgos, lo que daba paso al liderato inicial de Rebellion. Con el primer relevo de pilotos se comenzaba a mover la tabla de tiempos, ya que Jenson Button con el BR1 #11 de SMP Racing se colocaba primero tras firmar un crono de 2.00.369, registro que ondeaba como el más rápido durante gran parte de la sesión.

    Fernando Alonso se subía al Toyota #8 para hacer el segundo relevo cuando se cumplían algo más de 20 minutos de sesión. El piloto asturiano conseguía mejorar las prestaciones a una vuelta de su compañero tras firmar un tiempo de 2:00.920, registro que le valía para colocarse segundo a medio segundo del tiempo de Button. Sin embargo, con Sébastien Buemi ya dentro del coche, Neel Jani se sacaba de la manga una gran vuelta para colocar al Rebellion #1 de regreso a la segunda posición. Por su parte, Mike Conway era el encargado de dar la mejor vuelta con el Toyota #7 durante la primera hora de sesión.

    Con todo, el desarrollo del FP1 se compactaba en los últimos diez minutos, con un trazado mucho más seco y rápido. De hecho, Sébastien Buemi enlazaba tres vueltas rápidas consecutivas hasta firmar el definitivo 1:54.768. A pesar de mejorar su tiempo por dos veces, 'Pechito' López se quedaba a 1,5 segundos del Toyota #8 con el otro TS050 Hybrid, mientras que Matevos Isaakyan lograba el mejor tiempo entre los LMP1 privados, si bien el registro del ruso a los mandos del BR1 #17 se quedaba a 4,1 segundos de la cabeza. Todos los LMP1 salvo el BR1 de DragonSpeed mejoraban sus tiempos en esta recta final.

    Bajo el mismo guión se ha movido la categoría LMP2, ya que los mejores tiempos también se han concentrado en los últimos diez minutos del libre 1. Finalmente, Jazeman Jaafar se ha llevado el gato al agua con el Oreca #37 de Jackie Chan DC Racing tras lograr un tiempo de 2:02.923 en su penúltima vuelta. Seis décimas por detrás se ha quedado el Dallara #29 de Racing Team Nederland tras la gran vuelta marcada por Nyck de Vries. Por su parte, Loïc Duval ha llevado el Oreca #28 de TDS Racing hasta la tercera posición de la categoría.

    No ha sido tan drástico el cambio de posiciones entre los GTE, aunque los líderes de la clase LMGTE-Pro y LMGTE-Am han marcado su mejor vuelta casi sobre la bandera a cuadros. En la categoría profesional, Martin Tomczyk ha colocado el BMW #81 en cabeza sobre la bocina tras firmar un tiempo de 2:09.830 en una de sus últimas vueltas. El piloto alemán ha superado por más de dos segundos al Porsche #91 y al Aston Martin #97. A pesar de la reducción de peso que ha recibido a ultima hora por el 'BoP', el Corvette C7.R #64 ha terminado en última posición de la categoría.

    Con el segundo mejor crono absoluto entre los GTE ha acabado Charlie Eastwood con el Aston Martin #90 de TF Sport, a pesar de competir en LMGTE-Am. El piloto de origen irlandés ha sido uno de los últimos en cruzar meta y eso no sólo le ha valido para liderar de manera holgada la categoría amateur, sino que le ha permitido rodar más rápido que la mayoría de pilotos profesionales. En el seno de la clase LMGTE-Am, el Porsche #77 ha terminado en segunda posición, mientras que el tercer puesto ha caído en manos del Ferrari #61 de Clearwater Racing.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing / Rebellion Racing / BMW Motorsport