¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Cuál es la velocidad máxima del Dodge Challenger SRT Demon?

    La respuesta a esa pregunta es más compleja de lo que parece a simple vista, pero la respuesta más inteligente es que depende de los neumáticos que monte en ese momento. Con las gomas adecuadas es capaz de superar los 325 km/h, y este vídeo es la prueba.

    Dodge Challenger SRT Demon 2018.

    Si hay un vehículo que encarne los más clásicos valores estadounidenses de potencia mecánica bruta y velocidad ese es sin duda alguna el Dodge Challenger SRT Demon, un muscle-car a la antigua usanza, que si no el último, más que probablemente sea uno de los últimos de su especie que veamos llegar al mercado. Sin embargo, a pesar de que no ha dejado de protagonizar titulares en el último año gracias a su rendimiento y prestaciones, todavía había una pregunta sin responder: ¿Cuál es su velocidad máxima?.

    La pregunta tiene trampa. Pues precisamente el Demon es uno de esos pocos vehículos de calle que no ha sido diseñado para desarrollar todo su potencial en un amplio espectro de situaciones, sino que ha sido especialmente desarrollado para un solo propósito, ser el más rápido acelerando en línea recta y en cortas distancias, o lo que es lo mismo, las pistas de drag.

    Como versión matriculable que es del Challenger, es un vehículo perfectamente capaz de circular por carretera o autopista, aunque los ingenieros de Dodge lo han ideado para afinar al máximo su rendimiento en aceleración, de ahí que la configuración estándar del modelo contemple incluso neumáticos pensados precisamente para pegarse como ningún otro al asfalto de las pistas de drag, unos enormes y anchos Nitto NT05R.

    Desarrollado para exprimir al máximo su potencial en las pistas de drag.

    Estos anchos y pegajosos neumáticos condicionan gravemente su capacidad para ir a máxima velocidad, ya que en el caso de las gomas del Dodge Demon estas cuentan con una clasificación de velocidad máxima de solo 168 millas por hora (270 km/h), cuando el propio Challenger Hellcat, el modelo del que deriva el Demon, cuenta con una velocidad máxima superior a los 300 km/h.

    Aunque esto no significa que el Demon no pueda alcanzar una velocidad superior y aquí es donde encontramos la respuesta, pues al equiparlo con los neumáticos adecuados, con un código de velocidad superior, el vehículo es capaz de superar los 300 km/h sin ningún problema.

    En el vídeo inferior podemos encontrar una prueba de velocidad del Demon equipado con los neumáticos adecuados (Pirelli P Zero) y la configuración más radical, entregando los 851 CV de potencia máxima, lo que permitió alcanzar una velocidad máxima de 203 mph o 326,7 km/h.