Logo Motor.es

¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Dodge Charger SRT Hellcat, pura brutalidad americana (con vídeo)

Dodge Charger SRT Hellcat, pura brutalidad americana (con vídeo)
11
Javier Gómara
Javier Gómara6 min. lectura

La berlina más potente sobre la faz de la tierra. Esta es la carta de presentación del nuevo Dodge Charger SRT Hellcat, con 707 caballos de potencia. Los americanos siempre han estado orgullosos de sus potentes motores V8. El nuevo Dodge Charger SRT Hellcat y sus 707 CV dan alas a ese particular orgullo patrio.

Aunque ya se intuía, finalmente Dodge Charger SRT Hellcat es una realidad. Aquí, en Europa, contamos con modelos muy prestacionales que igualmente están destinado para familias, como el Audi RS 6, el Mercedes E 63 AMG o el BMW M6 Gran Coupe. El tema es que ninguno de ellos es capaz de alcanzar los 707 caballos del americano.

El Charger SRT Hellcat se suma al ya presentado Challenger SRT Hellcat. Ambos compartirán el mismo motor V8 supercargado de 6,2 litros, de origen HEMI, capaz de desarrollar un total de 707 caballos de potencia y 881 Nm de par motor. Una brutalidad típicamente americana.

Estamos hablando de la berlina más potente y rápida que existe en el mundo, basada en el Charger 2015. El séptimo de caballería instalado debajo del capó es capaz de hacer que el Charger Hellcat marque un tiempo de 11 segundos exactos en el cuarto de milla. Con espacio suficiente, Dodge afirma que es capaz de alcanzar fácilmente los 328 kilómetros por hora.

La tecnología aplicada al nuevo Charger no tiene parangón en la historia automotriz americana. Es el muscle car de fabrica más avanzado hasta la fecha. A ese descomunal motor se le une una caja de cambios automática de ocho velocidades y que debe estar forjada en materiales de alta resistencia para poder sobrevivir al par que desarrolla el motor.

Como es lógico, la velocidad debe ir acompañada por una reforma de la suspensión y los frenos, de esta manera no habría posibilidad de parar al Charger SRT Hellcat. Para ello Dodge lo ha equipado con el conjunto de frenos delanteros más grande de su historia, nada más y nada menos que unos discos de 390 milímetros con calibradores de seis pistones de origen Brembo.

Ya sea en la carretera o en la pista, su hábitat más natural, el Hellcat es capaz de modificar diferentes parámetros en función del modo de conducción que seleccionemos. Existen cuatro modos, desde el modo Default con el que arranca al motor, hasta el Track, recomendado solamente para circuitos, pasando por el ECO, que la verdad resulta algo ridículo. Existe una quinta opción, denominada Custom, que está disponible para que el propietario configure los distintos parámetros a su gusto.

Para asegurar un poco más el control de esta bestia de 707 CV Dodge entrega a cada usuario dos llaves, una roja y otra negra. La negra enciende la versión más descafeinada de todas, se desactiva el sistema de salida, se activa por completo el control de tracción, se limita la potencia y el par y los cambios se realizan de forma automática a menos revoluciones y de forma más suave. Si arrancamos el Hellcat con la llave roja, pues...podéis hacer una ligera idea de lo que pasa.

De todos modos toda la potencia y todas las cifras descomunales que presenta el Charger Hellcat no servirían de casi nada si no fueran acompañadas por un diseño rompedor. He de decir que los diseñadores de Dodge lo han bordado, han conseguido crear un estilo inconfundible y de gran belleza, que llama a la deportividad desde cualquier ángulo que lo mires.

Desde el frontal, con esas luces LED tan llamativas, hasta la trasera con la tradicional banda de freno, el nuevo Charger Hellcat desborda potencia por cada uno de sus poros. El remate son las llantas en color bronce de 20 pulgadas que montan unos enormes neumáticos de 275/40 ZR20 de Pirelli.

En el interior ocurre lo mismo que en el exterior, pero de forma un poco menos llamativa. Todo está especialmente diseñado para que el conductor fije toda su atención en la carretera. Sin embargo las prestaciones del motor no tienen por qué resentir la comodidad de los ocupantes o de su calidad a bordo.

No os perdáis el vídeo promocional que han preparado, no tiene desperdicio

Por ello Dodge ha preparado un alto equipamiento de serie para el Hellcat, que incluye una pantalla táctil de siete pulgadas, un equipo de sonido Harmon Kardon con 18 altavoces y 900 vatios de potencia. Además opcionalmente la marca pone a disposición de sus clientes el control de crucero adaptativo y los asientos delanteros ventilados y con calefacción.

El Dodge Charger SRT Hellcat se fabricará en la planta que la marca posee en Brampton, Ontario, Canadá. La producción está programada para iniciarse en el primer trimestre del año que viene, por lo que los primeros afortunados clientes recibirán sus coches en la primavera. Por ahora su precio es desconocido, pero si quieres hacerte con una de estas bestias, la marca ya admite pedidos. Mientras tanto podéis ir deleitaros con su sonido.

Seguro coche

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Dodge Charger SRT Hellcat, pura brutalidad americana (con vídeo)
Contador visitas