¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Lamborghini Huracán acumula 1.500 pedidos

    Juan José Delgado
    Juan José Delgado

    La firma de superdeportivos de Sant’Agata comunica en Pekín que el sucesor del Gallardo está resultando ser todo un éxito que se traduce en el citado elevado número de pedidos. Presentado en Ginebra, el Lamborghini Huracan se vende desde 230.000 euros. Dispone de 610 CV de potencia con tracción total y acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

    Durante el Salón de Pekín, Lamborghini ha declarado que la demanda del Huracán ha alcanzado ya los 1.500 pedidos. Un número muy elevado teniendo en cuenta el tipo de vehículo que se trata y que su presentación oficial transcurrió hace muy poco, concretamente en Ginebra.

    Pese a la nostalgia de despedirnos de la fabricación de un gran deportivo como es el Gallardo, su sucesor, el Huracán, ha sabido desde el primer momento cautivar al publico con una belleza deportiva muy Lamborghini, mayor tecnología y un motor más potente. Recordemos que antes de su debut ya contaba con 700 pedidos.

    Con este espectacular número de pedidos se espera que el Huracán supere los más de 14.000 unidades del Gallardo que se vendieron durante los diez años que estuvo a la venta. Lamborghini confía en la fuerte demanda que tienen sus productos en China. El sucesor del Gallardo se vende por un precio a partir de 230.096 €, algo más de 100.000 € menos de lo que cuesta un Aventador.

    EL Huracán monta un bloque V10 de 5.2 litros que ofrece una potencia de 610 CV de potencia y 560 Nm de par máximo que es transmitida a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de doble embrague de siete relaciones.

    Con semejante motor y construido con materiales ligeros como el aluminio, fibra de carbono y otros materiales compuestos, el Huracán tiene un consumo medio homologado de 12,5 l/100 km y dispone de unas prestaciones que le hacen capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en tan solo 3,2 segundos y superar los 325 km/h como velocidad máxima.