Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El MINI Rocketman tiene luz verde para su producción

Parece que BMW por fin se ha decidido en sacar el Rocketman de producción. Se trata de un modelo de acceso, muy ágil y de tamaño reducido. La plataforma del Rocketman sería compartida con uno de los socios de BMW para reducir costes y acelerar los procesos para que salga de la línea de montaje lo antes posible.

El nuevo MINI Rocketman será desarrollado conjuntamente con Toyota.

La idea del Rocketman de producción como nuevo modelo de acceso a la marca lleva en el aire bastante tiempo. Constantemente se rumoreaba sobre su llegada a las líneas de producción desde que presentaron prototipos tanto en 2011 como en 2012. Hace algo más de un mes os comentábamos que la llegada del Rockman parecía estar más cerca puesto que estaban trabajando en ello pero aún no contaban con una solución definitiva.

Según MotoringFile, una web dedicada íntegramente a MINI, BMW ya ha encontrado como llevar a producción al Rocketman mediante el uso de una plataforma que compartirá con uno de sus actuales socios. Esta plataforma además estará predispuesta a aceptar versiones totalmente eléctricas.

El empuje final para BMW de llevar a cabo el modelo ha sido la expectación que ha causado los modelos urbanos de otras marcas europeas en los recientes salones del automóvil. Además que hacia tiempo que querían un modelo que recuperase el espíritu original MINI de un vehículo de dimensiones muy reducidas. Sensación que se ha ido perdiendo con el tiempo con el aumento gradual de las dimensiones del MINI contemporáneo.

El Rocketman recuperará el espíritu original MINI con un modelo de dimensiones muy reducidas.

Toyota puede ser el socio de BMW del que hablamos ya que actualmente trabajan juntos en desarrollar la plataforma de un vehículo deportivo y en nuevos motores híbridos entre otros asuntos. En principio pensaban que por tamaño se basaría en la plataforma del Aygo (3,4 metros de largo, igual que el prototipo del Rocketman) sin embargo esa idea parece descartada a favor de la plataforma del hipotético nuevo Toyota iQ por varias razones: es una plataforma antigua, requeriría una gran inversión para electrificarla, y la razón de más peso, se trata de una plataforma de PSA y BMW, y el romance entre ellos acabo mal desde que PSA se alió con GM.

De esta forma el Rocketman seria construido sobre una nueva plataforma conjunta desarrollado por BMW y Toyota con motores alemanes como los 1.2 litros y 1.5 litros gasolina de los actuales MINI. Esta estrategia permite reducir costes y tiempos de desarrollo.

El MINI Rocketman no estará con nosotros a corto plazo. Veremos un nuevo prototipo durante el año 2015 que se asemeje bastante al modelo de producción pero tendremos que esperar mínimo hasta el 2018 para que salga de las líneas de montaje.

Fuente: MotoringFile

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto