¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Estados Unidos revolucionará el mercado de preclásicos europeos y japoneses

Cuando un coche tiene 25 años de edad, se puede importar en los "states" aunque no cumpliese las normativas de seguridad y emisiones impuestas. Eso está provocando que aumente la demanda y los precios de algunos modelos en sus países nativos.

Nissan Skyline GT-R (BNR32) '1989–94

En Estados Unidos existe una demanda dormida de coches que están cumpliendo 25 años o más, porque ya empieza a ser legal traerlos de fuera. Os hablo de coches como BMW M3 (E30), Nissan Skyline GT-R (R32), Lancia Delta Integrale, Renault 5 Turbo... que no se homologaron con las normativas estadounidenses, o que llegaron en muy escaso número en su día.

Esta demanda de coches está produciendo las primeras alteraciones en el mercado, porque hablamos de bienes escasos, y que empiezan a aumentar su precio. Por ejemplo, los Skyline GT-R de 1989 y 1990 están empezando a doblar sus precios en Japón (en buen estado, claro), porque cada vez más unidades son candidatas a irse en barco hasta América.

Algunas empresas de importación tienen coches reservados desde hace meses, esperando a romper la barrera de los 25 años para subirlos al barco. Estamos hablando de algunos coches con el volante a la derecha (no se fabricaron de otra forma), pero ¿importa? Parece que no.

En el caso concreto de Japón, los clásicos son muy codiciados, porque resulta carísimo mantener un coche tantos años debido a las rigurosas ITV (shaken). De hecho, se pueden conseguir auténticas gangas... si obviamos menudeces como el coste del transporte, la homologación y el pago de impuestos en España. Pero USA is different. En ese país en cultura de clásicos nos dan unas cuantas vueltas.

El problema se irá agravando, año tras año, según vayan estando más modelos candidatos para ser exportados. Las restricciones a la importación tuvieron sentido en su momento, pero está claro que para algunos aficionados solo se ha conseguido retrasar el problema unos años. En América la gasolina aún tiene un coste razonable, y será por carreteras que puedan ser exploradas...

¿Y qué pasará en Europa? El que tenga un youngtimer en buen estado y no le vea mucha salida en el mercado, que tenga paciencia. Como sea un modelo muy exótico para Estados Unidos, puede acabar sacándole un buen dinero, a condición de no volverlo a ver seguramente en la vida.

Fuente: Classic & Performance Car

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto