¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un Ferrari Enzo casi a estrenar rompe el récord para subastas online

    Ferrari Enzo 2003RM Sotheby's

    La casa de subastas RM Sotheby's ha anunciado la venta de un magnífico ejemplar del Ferrari Enzo. Esta unidad de 2003 cuenta con un estado de conservación impecable y una cifra de kilometraje realmente ridícula, pues con tan solo 1.250 millas de uso (2.011 kilómetros) se encuentra prácticamente como un vehículo nuevo.

    El Ferrari Enzo es uno de los integrantes de la serie de modelos de edición limitada de la firma de Maranello. Como sucesor del Ferrari F50 fue presentado en 2002, aunque poco o nada tenía que ver con su antecesor, pues el llamativo y agresivo conjunto de líneas firmadas por Ken Okuyama durante su estancia en Pininfarina separaban al Ferrari Enzo de cualquier otro deportivo del mercado.

    Además de una espectacular carrocería, el Enzo contaba con una configuración técnica de primer nivel, con un monocasco central de fibra de carbono al que se acoplaba el enorme V12 de 6.0 litros central trasero, que también hacía las veces de bastidor para el eje trasero. La potencia total de este biplaza era de 660 CV y 657 Nm de par máximo.

    Solo fueron fabricados unos pocos cientos de unidades.

    El Ferrari Enzo es una pieza muy rara porque fueron fabricadas muy pocas unidades. En principio, la firma de Maranello anunció una producción total de 399 ejemplares, pero un tiempo después se añadió una unidad más, la que sumó el número 400 y que fue un regalo de Ferrari para el Papa Juan Pablo II. Este sugirió que el vehículo fuera subastado con motivos benéficos y aunque fue vendido en 2005 por 1.1 millones de dólares, fue subastado de nuevo en 2015 por 6.05 millones de dólares, convirtiéndose en el ejemplar más caro del modelo.

    El ejemplar que podemos ver en estas imágenes no ha sido tan caro, pero según RM Sotheby’s es el vehículo más caro vendido en una subasta online, con un precio de 2.64 millones de dólares. Esta fue la estrella principal de su reciente evento “Driving into Summer”, que concluyó precisamente esta semana.

    Para ello no le faltan argumentos, pues el ejemplar cuenta con un estado de conservación impecable. Su primer propietario fue un coleccionista de San Francisco que lo mantuvo hasta 2018. Su actual propietario y vendedor tampoco le ha añadido demasiados kilómetros, pues actualmente solo cuenta con 1.250 millas de uso o poco más de 2.000 km. Por lo que si bien no podemos decir que se encuentre a estrenar como tal, prácticamente lo está, pues parece un vehículo nuevo recién salido de la factoría. Además, esta unidad es una de las pocas que cuenta con los revestimientos de los asientos con los emblemas en 3D, una opción que al parecer era poco habitual.