Ford GT CP-4: aparece a la venta el prototipo más rápido del Ford GT

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(16 fotos)

Ha vuelto a aparecer a la venta uno de los prototipos iniciales del Ford GT 2005. El chasis 007, que recibía la denominación CP-4 y que fue el primer prototipo funcional que logró alcanzar la velocidad máxima del modelo durante sus pruebas de desarrollo.

Ford GT Confirmation Prototype 4.

La aparición del Ford GT a mediados de la década pasada, recreando la imagen de todo un icono como el Ford GT40, fue todo un acontecimiento, lo que originó una fiebre entre coleccionistas y aficionados estadounidenses que desde el primer momento lo trataron como un vehículo de colección. De ahí que sigan apareciendo ejemplares prácticamente a estrenar del modelo, a pesar del tiempo transcurrido desde que cesó su producción.

Debido al interés que aún sigue suscitando el modelo, hemos podido conocer ya  un buen número de anécdotas y algunos ejemplares muy destacados del deportivo, incluidos unos cuantos prototipos que pasaron a manos privadas y que han protagonizado algunas sonadas subastas en los últimos años.

Este es uno de esos raros casos, un prototipo inicial del Ford GT que tras servir a los propósitos de desarrollo del modelo se ha convertido en una pieza de colección. El chasis 007 del GT que recibió la designación CP-4 (siglas de Confirmation Prototype 4) y que fue el primer ejemplar del modelo que logró alcanzar su velocidad máxima, precisamente uno de los objetivos de la marca con este proyecto, crear un deportivo capaz de superar la barrera de las 200 millas por hora (321.87 km/h), lo que tuvo lugar en las pistas de pruebas de la marca en Michigan.

Acabado por compelto en negro.

En algún momento que no hemos podido determinar, esta rara unidad pasó a manos privadas y en los últimos años ha cambiado de manos en un par de ocasiones. La última vez de la que tenemos constancia fue en 2012, cuando fue subastado por Worldwide Auctioneers por 197.500 dólares. Ahora ha aparecido de nuevo a la venta en Estados Unidos, con una placa de matrícula personalizada, “GT 007”, en una más que evidente alusión a su número de bastidor.

Este pertenece a la primera serie de 9 prototipos fabricados del modelo, lo que tuvo lugar en unas instalaciones del preparador Saleen. Su función inicial fue la de testar el chasis y los sistemas de suspensión y frenos, motivo por el que fue uno de los prototipos iniciales que más kilómetros realizó en pista y uno de los bastidores más afinados de esta primera serie de prototipos, por lo que este fue el ejemplar empleado para testar su velocidad máxima.

A nivel estético, no hay nada que a simple vista lo diferencie de la unidades de producción del Ford GT, sin embargo, el prototipo CP-4 cuenta con una configuración bastante inusual. Además de su raro acabado completo en negro, sin las habituales líneas de color blanco, en el habitáculo encontramos pequeñas diferencias con respecto al modelo definitivo y que solo estaban presentes en estas unidades iniciales, como el acabado de los asientos o algunos mandos, además de los velcros con los que eran sujetados algunos de los aparatos de medición empleados en los tests.

Capó trasero en fibra de carbono, toda una rareza que costaba 45.000 dólares la pieza.

Aunque la mayor diferencia la vamos a encontrar en su capó trasero, pues aunque este resulte idéntico estéticamente, no está fabricado en aluminio como en los modelos de producción, sino de fibra de carbono.

Todos los prototipos CP iniciales cuentan con este enorme elemento realizado en fibra de carbono, pues originalmente había sido planeado de esta forma, pero cuando los responsables de la marca descubrieron que cada uno de ellos costaba nada menos que 45.000 dólares los prohibieron inmediatamente, por lo que pasaron a realizarlos en aluminio, y así fue como pasó este elemento a producción.

Anteriormente ya hemos visto algún otro prototipo con este elemento en fibra de carbono, como es el caso del prototipo CP-1 (chasis #004), el primer modelo terminado en su configuración definitiva, incluyendo motor y transmisión, y que fue empleado como plantilla para el resto de prototipos posteriores. Ese primer ejemplar lucía también el capó en fibra de carbono, pero contaba con numerosos elementos provisionales, como era el caso de la columna de dirección, extraída de una furgoneta Ford Windstar. Lo que llevó a la marca a instalar una centralita antes de venderlo que le impide sobrepasar los 8 km/h.

Pocos cambios en el interior, como un volante en otros colores.

Si el prototipo CP-1 podemos definirlo como el Ford GT más lento del mundo, el prototipo CP-4 que aparece en las imágenes podemos definirlo como el más rápido de esta serie de unidades de pruebas, y al contrario que el CP-1 sigue siendo un modelo plenamente operativo, aunque dada su condición de vehículo de pruebas no debería poder ser registrado, por lo que es muy probable que su placa actual sea solo decorativa.

A nivel mecánico, este ejemplar del Ford GT no cuenta con novedades con respecto a los ejemplares de producción. Bajo el ligero capó de carbono encontramos el mismo V8 sobrealimentado de 5.4 litros con doble árbol de levas en cabeza y lubricación por cárter seco, que entrega 550 caballos y está asociado a una caja manual de origen Ricardo de seis velocidades.

Actualmente está a la venta en Vintage Motors Sarasota, en Sarasota, Florida, la misma ubicación donde fue vendido hace ya unos años. El vendedor no ha querido revelar por el momento su precio.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto