Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Está Ford preparando un nuevo Mustang Shelby GT350 junto al nuevo GT500?

16

Un misterioso prototipo cazado recientemente nos ha hecho dudar sobre los futuros planes de la marca para las líneas Shelby GT350 y GT500. En un principio, se daba por hecho que el nuevo GT500 sustituiría al GT350 actual, pero esta nueva unidad camuflada del GT350 nos hace pensar que llegan actualizaciones para el modelo.

El misterioso prototipo del Mustang Shelby GT350.

El proyecto Mustang Shelby GT500 no es ningún secreto, han sido ya varias las veces que os hemos mostrado unidades de pruebas camufladas del modelo en las cercanías de la sede de la compañía en Dearborn, Michigan. Esta nueva versión debería ser presentada tan pronto como el año que viene, una vez haya llegado al mercado el nuevo Mustang 2018, en teoría sustituyendo a la actual gama Shelby GT350, que precisamente no ha recibido cambios para 2018.

Hasta ahora, todos los medios lo hemos dado por hecho, el nuevo Shelby GT500 está culminando su desarrollo y será la variante más potente del Mustang lanzada nunca por la marca, por lo que dará sucesión al actual GT350, una versión con marcada orientación a pista del Mustang y que solo ofrece un pequeño salto de potencia con respecto al nuevo Mustang V8 de la gama regular. ¿El motivo?, porque hasta ahora Ford nunca ha comercializado el GT500 junto al GT350.

Resumir la historia de los Shelby Mustang es una tarea harto compleja, pues no solo se extiende desde mediados de los años sesenta hasta nuestros días, sino que tiene la particularidad de que han sido dos las compañías responsables de estos modelos. En algunos casos ambas compañías trabajaron conjuntamente, como sucedió con el origen del modelo, llegando Ford incluso a hacerse con el control de las operaciones de fabricación en las propias instalaciones de Shelby en California, como sucedía a finales de la década de los sesenta. Sin embargo, en otras no fue así, y ambas compañías han llegado a lanzar modelos y versiones de manera independiente, empleando el nombre Shelby bajo licencia en el caso de Ford, sin que la compañía de Carroll Shelby tuviera relación con esos proyectos.

El prototipo tiene rasgos ya vistos en el nuevo GT500.

Por lo que no es sencillo establecer un timeline que determine la relación de ambas compañías en las distintas versiones lanzadas en los últimos 50 años. Nos encontramos con casos en los que han sido responsabilidad en exclusiva de Ford, en otras de Shelby y también las que han sido una obra conjunta, con mayor o menor grado de colaboración de ambas compañías. En algunas ocasiones, como ahora, son un producto 100% Ford, pero en otras, nos encontramos como Shelby ha colaborado con su fabricación o desarrollo. Pero lo que no vamos a encontrar, en los tiempos recientes, es la coexistencia de ambas versiones en los concesionarios oficiales Ford.

Atendiendo a la unidad que aparece en las imágenes, a pesar de que los informes de nuestros colaboradores sobre el terreno apuntan a que estamos ante el primer prototipo avistado del nuevo Shelby GT350, algunos de los escasos rasgos visibles nos hacen recordar precisamente a los prototipos que hemos analizado del futuro GT500.

El conjunto de ruedas, de enorme tamaño y ocultas tras una tapa, son muy similares a las que montaba un prototipo avistado el pasado mes de mayo. Y si bien no tienen por qué ser exclusivas del GT500, por sus enormes dimensiones, de 20 pulgadas en el eje delantero, nos recuerdan enormemente a las de aquel prototipo del GT500. En la zaga encontramos de nuevo 4 salidas de escape, muy similares a las que hemos visto en los prototipos y mulas del GT500, pero por sus formas y tamaño parecen ser meros elementos provisionales, empleadas solamente durante las pruebas de desarrollo.

Atrás nos encontramos 4 salidas de escape.

La carrocería se encuentra completamente camuflada, pero este es el aspecto que más nos hace dudar de que estemos ante un GT500, pues muestra una configuración bien diferenciada con respecto a los prototipos vistos hasta ahora, que contaban con un paragolpes visiblemente más abultado. En este caso, queda claro que dispone de los nuevos rasgos que estrenará el Mustang facelift pero sin el volumen y las agresivas formas del GT500.

Un detalle muy llamativo de estas imágenes es el Porsche 911 GT3 que acompañaba en el recorrido del prototipo. De servir al propósito de comparativa para los ingenieros de Ford, solo existe una versión del Mustang que pueda tener a esta versión del modelo alemán por objetivo, y ese es el Shelby GT350. El único Mustang realmente orientado a pista.

Por lo que para explicar este prototipo solo tenemos dos opciones posibles, o efectivamente veremos un sustituto del GT350 actual compartiendo concesionario con el GT500, o bien estamos ante una extraña prueba comparativa de Ford con un raro prototipo del futuro GT500.

Fotos: Automedia

Noticias relacionadas

¿Está Ford preparando un nuevo Mustang Shelby GT350 junto al nuevo GT500?
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto