Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prototipo del raro Ford Mustang SVT Cobra R aparece por sorpresa

8

Los Mustang SVT Cobra R 1993 y 1994 son unas piezas muy raras. Ford solo fabricó 107 ejemplares de esta radical versión aligerada del Mustang SVT Cobra modelo 1993, destinado a maximizar su rendimiento en pista.

Este ejemplar es aún más raro, pues su nuevo propietario poco tardó en descubirir que no se trataba de un Cobra R más, sino que escondía un interesante historial.

Este Mustang Cobra R no era lo que parecía.

El Ford Mustang SVT Cobra R es una pieza bastante rara, solo se fabricaron 107 unidades de esta versión más radical y aligerada del Mustang SVT Cobra, por lo que actualmente cada uno de los ejemplares fabricados tienen estatus de piezas de coleccionista, aunque pertenezca a una de las generaciones menos queridas del pony car.

Sin embargo, el ejemplar que aparece en la imagen superior no es uno más, ya que cuenta con una historia muy curiosa y que su actual propietario desconocía por completo cuando lo adquirió. Por lo que se llevó la sorpresa de su vida al descubrir que este no era un ejemplar más de la serie fabricada, sino uno de los prototipos originales del SVT Cobra, y que además, no solo probablemente fue una de las unidades que Ford destinó a la promoción del modelo, sino que tras la presentación, este sirvió para desarrollar el posterior SVT Cobra R, configuración que sigue manteniendo a día de hoy.

En principio, su propietario actual lo adquirió como un SVT Cobra R, aunque el modelo contaba con ciertas peculiaridades impropias de la corta serie R, como los asientos del Mustang estándar en lugar de los deportivos propios de los Mustang GT o Cobra. Al pedir el informe Marti descubrió lo que realmente había comprado, uno de los prototipos iniciales del Mustang SVT Cobra.

Interior en negro con asientos estándar, impropio de esta versión.

Aunque las versiones Cobra, de los que se fabricaron 4.993 ejemplares, eran todos modelos 1993 o 1994, este estaba basado en un bastidor modelo 1992, por lo que además se cree que es uno de los pocos SVT Cobra modelo 92.

Salió de fábrica etiquetado como vehículo de pruebas y ya con algunas de las especificaciones propias de los Cobra, aunque realmente estaba basado en el Mustang GT disponible en aquel momento. Además de los asientos e interior estándar, también cuenta con algunas particularidades que lo distingue de los posteriores Cobra y Cobra R, como el sistema de admisión de aire del motor, que era algo diferente.

Lamentablemente, el motor original se perdió hace mucho tiempo, por lo que actualmente monta un motor Windsor V8 de repuesto, al que todavía no ha instalado la admisión de aire original, que la logró recuperar gracias a un concienzudo trabajo de investigación y la suerte de que apareció alguien que la tenía localizada.

Ford Mustang SVT Cobra, la versión estándar se distingue por las llantas y los faros antiniebla.

Por las fotos de prensa de la época, esta unidad parece ser que fue empleada como vehículo de demostración a la prensa y para las sesiones de fotos oficiales, por lo que podemos asumir una vida muy dura. No en vano, a pesar de que el motor desapareció hace tiempo, su cuentakilómetros solo marca 8.000 millas, menos de 13.000 kilómetros de uso real.

Tras acabar su periplo como vehículo de test para los medios, esta unidad fue enviada a Kar Kraft como mula para desarrollar el posterior SVT Cobra R. Los de Kar Kraft instalaron una jaula antivuelco para las pruebas y que aún lleva y desmontaron todos los elementos que desaparecían en los Cobra R para aligerar el peso al máximo, como el sistema de audio completo, aire acondicionado, asientos y moqueta trasera, elevalunas eléctricos o el cierre centralizado entre otros elementos. El resultado fue una bajada de unos 50 kilos con respecto a las versiones más básicas del Cobra convencional.

Tras su paso por las instalaciones de Kar Kraft se pierde el rastro del vehículo hasta el día de hoy. En teoría, tras acabar con los trabajos de desarrollo debían destruir el vehículo, pero evidentemente y por algún motivo desconocido no se llegó a hacer. De hecho, en el momento de adquirirlo su actual propietario aún llevaba un adhesivo en el parabrisas de Kar Kraft.

Ford SVT Mustang Cobra R. Las versiones R cuentan con llantas negras, y no tienen faros antiniebla.

La historia completa de este ejemplar probablemente no se llegue a conocer nunca, pero podemos hacernos una idea. Probablemente o bien los de Kar Kraft decidieron no destruirlo y lo terminaron vendiendo o por el contrario sí que lo hicieron, aunque los encargados de desmantelar el coche realmente no lo hicieron, eliminando la placa con la numeración del bastidor (afortunadamente el número de bastidor aparece en todos los paneles de la carrocería) y cambiando su placa de matrícula con el siguiente propietario que lo registró.

Su actual propietario, de nombre Brandon Clontz, puede considerarse una persona muy afortunada. Actualmente planea volver a montar todas las piezas originales que ha podido encontrar o que ya venían con el modelo, y ha decidido mantenerlo en su estado actual, de la manera más original posible. Y aunque los Mustang de esta generación no son precisamente los más valorados, un prototipo con este historial es toda una joya con un valor considerable.

Fotos: Ford Muscle

Fuente: Ford Muscle

Noticias relacionadas

Prototipo del raro Ford Mustang SVT Cobra R aparece por sorpresa
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto