¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Aparece uno de los radicales y escasos Ford Mustang SVT Cobra R a estrenar

    Aparece uno de los radicales y escasos Ford Mustang SVT Cobra R a estrenar
    Ford Mustang SVT Cobra RMecum Auctions
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera4 min. lectura

    Este verano ha sido subastada una unidad a estrenar de una de las versiones más raras del Mustang de cuarta generación, el Ford Mustang SVT Cobra R, una de las más radicales variantes que podemos encontrar en la historia del pony car estadounidense.

    El Ford Mustang SVT Cobra R es probablemente una de las versiones más raras y radicales que podemos encontrar en la historia del deportivo de Ford. Esta versión contaba con una configuración tan extrema que no solo carecía de gran parte del equipamiento básico que podemos encontrar en cualquier turismo, sino que por rebajar al máximo su peso prescindía incluso de los asientos traseros, por lo que hablamos de una versión biplaza del Ford Mustang.

    Esta versión fue lanzada durante la cuarta generación del modelo. En aquella época la gama estaba estructurada de una manera muy distinta a la actual y las versiones más deportivas hacía tiempo que habían dejado de emplear el apellido Shelby. Por lo que la firma de Dearborn empleaba las siglas SVT (Special Vehicle Team) para distinguir las variantes más deportivas de su icónico deportivo.

    Es muy sencillo reconocer esta versión gracias a su kit de carrocería.

    No obstante, los Mustang SVT Cobra R fueron una versión mucho más radical y extrema que los Mustang SVT Cobra convencionales. No solo contaban con motores más potentes, sino que disponían de una configuración de bastidor mucho más agresiva y deportiva, además de una rigurosa dieta de adelgazamiento impropia de un modelo como el Mustang. Estas versiones eliminaban gran parte del equipamiento y elementos de confort, por lo que carecían de dispositivos tan básicos como el aire acondicionado o el sistema de audio, además de contar con una configuración en el habitáculo mucho más espartana y tosca, que eliminaba incluso la banqueta trasera, como una versión lightweight de circuito.

    A nivel de bastidor se distinguían por su equipo de frenos Brembo con pinzas de 4 pistones, nuevo esquema de suspensión con amortiguadores Eibach, llantas de aluminio y asientos deportivos Recaro en el interior.

    El Mustang más rápido de la historia

    Al contrario que otras versiones Mustang SVT, los Cobra R fueron comercializados en formato de edición limitada y solo fueron fabricados 300 ejemplares, menos del 10% que cualquier otra versión SVT, aunque casi el triple que la versión Cobra R de la generación anterior. Todos ellos equipados con el V8 DOHC de 5.4 litros atmosférico que entregaba 390 CV (385 hp) y 522 Nm de par máximo. Según las prestaciones oficiales publicadas por la marca en su momento, estas versiones aligeradas eran capaces de alcanzar los 96 km/h desde parado (0-60 mph) en solo 4.7 segundos con una velocidad máxima de 274 km/h. Estas cifras convertían al Cobra R en el Mustang más rápido de la historia hasta ese momento.

    El interior era más espartano que en el resto de versiones.

    El ejemplar que aparece en estas fotografías fue subastado el pasado mes de junio por Mecum Auctions y a pesar de su edad, este se encontraba aún a estrenar, pues su odómetro marcaba tan solo 480 millas de uso (772 km). En la subasta fue vendido por 72.600 $, alcanzando los valores estimados inicialmente por los especialistas de Mecum.