¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Fórmula E piensa en el hidrógeno para dar vida a sus 'Gen4'

    La Fórmula E piensa en el hidrógeno para dar vida a sus 'Gen4'
    Los 'Gen2' viven su última temporada y la Fórmula E ya mira al futuro.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    La Fórmula E ha comenzado a definir las regulaciones que servirán como base de los futuros monoplazas 'Gen4'.

    La categoría está abierta a nuevas formas de movilidad y no descarta las celdas de hidrógeno como solución tecnológica.

    La Fórmula E está a las puertas de iniciar su 'Season Eight', última bajo normativa 'Gen2'. Eso significa que en poco más de un año debutarán los nuevos monoplazas 'Gen3' con motivo del inicio de la temporada 2022-23. Coches que colocarán al campeonato eléctrico en un punto destacado dentro de la innovación tecnológica. Sin embargo, los esfuerzos del promotor del campeonato no terminan ahí y la Fórmula E ya ha comenzado a trazar las líneas maestras de su normativa 'Gen4', reglamento que podría dar cabida a la tecnología de celdas de combustible de hidrógeno para atraer nuevos fabricantes al campeonato. De hecho, la serie invita a nuevos fabricantes a proponer ideas sobre sus conceptos para definir la futura dirección que debe seguir la serie.

    Las perspectivas son inmejorables, tanto con el debut de los 'Gen3' como con el desarrollo de los 'Gen4', tal y como asegura Alejandro Agag: «Creo que el concepto de 'Gen3' ya es bastante increíble, pero ya hemos empezado a pensar en el futuro 'Gen4', monoplaza que llegará en el plazo de cinco años. Tenemos tiempo, pero hay que empezar con las discusiones. Vamos a invitar a lo grandes fabricantes que ya están con nosotros ahora, pero también queremos que el grupo de trabajo se amplie e invitar a otros fabricantes a intercambiar ideas. Queremos tener una menta muy abierta para definir los futuros 'Gen4'. Todo está abierto, cualquier cosa puede pasar. Tenemos un enfoque abierto y podemos apostar por distintas tecnologías para el futuro».

    El propio Agag ha reconocido que la Fórmula E está abierta a la adopción de la tecnología de celda de combustible de hidrógeno para alimentar sus motores eléctricos, siguiendo los pasos de Extreme E: «El hidrógeno está dentro de la licencia de la Fórmula E con la FIA dentro del acuerdo de derechos que tenemos. Hay dos formas de usar el hidrógeno, una es demasiado ineficiente. La otra forma, que es la que usaríamos en la Fórmula E, sería apostar por una celda de combustible de hidrógeno que sirve, básicamente, para producir electricidad que luego acciona el motor eléctrico. Tan pronto como esa tecnología esté evolucionada estará dentro de nuestros análisis. Es necesario tener libertad, a la vez que se controlan los gastos, para escribir el futuro».

    Fotos: FIA Fórmula E