¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Salón de Los Ángeles 2012Toyota RAV4 2013: Llega el toque juvenil que tanto necesitaba

    15

    Toyota presenta la cuarta generación de su longevo SUV compacto, el RAV4, que hace su debut estos días con el Salón de los Ángeles 2012. El nuevo RAV es un coche con un diseño mucho más personal y acertado que el del modelo actual, aunque muy en la línea de sus hermanos de gama. Te lo contamos todo junto a su galería oficial.

    La tercera generación del Toyota RAV4 ya es oficial, y a estas alturas, y con motivo del Salón de Los Ángeles 2012, ya tenemos tanto su galería oficial como las fotos desde el stand de los japoneses en la muestra norteamericana.

    La nueva generación del SUV compacto por excelencia nos trae un aire fresco, agresivo y mucho más dinámico que el de la generación hasta ahora vigente, la cual se estaba aburguesando demasiado, lo que le hacía salirse de lo que los potenciales clientes buscan en estos coches.

    Su imagen es mucho más personal y deja de lado la sosa cara del actual para adoptar el afilado morro corporativo que ya lucen algunos modelos de la marca, como el Auris o el Yaris. En él, se dejan ver unos faros alineados con la parrilla en un conjunto que forma una 'punta de flecha' que le otorga a la estampa del RAV4 mucho dinamismo.

    En las ópticas no falta la vistosa tecnología LED para el alumbrado de día sobre un fondo oscurecido que completa el aire “racing” de la parte delantera.

    El dinamismo que irradia su carrocería no es casualidad, ya que, además del diseño, la carrocería crece a lo largo 250 mm, así como a lo ancho, con 30 mm extra respecto a la generación saliente, pero pierde 25 mm de altura.

    En su lateral, la elevada y ascendente cintura y el pilar C en forma de triángulo hace que parezca mucho más corto de lo que en realidad es, y completa su diseño con unas llantas que le sientan muy bien y protecciones de pasta que recubren las taloneras y pasos de rueda.

    En la trasera, un enorme y bajo portón destaca sobre lo demás, lo que garantiza un maletero de lo más practico y accesible (547 litros), sobre el que se sitúan los pilotos posteriores en una posición tan elevada que se acoplan a la luneta, algo parecido a lo que ocurre en el nuevo Auris.

    Por dentro, la cosa se torna un tanto extraña, y no es algo que hayamos detectado con el RAV4, si no que lo llevamos observando desde hace un tiempo en Toyota. Y es que los interiores de los últimos modelos de la marca tienen un diseño de lo más simple, ya que, en ellos, abusan de las líneas rectas y los difusores de aire redondos que dan una sensación de estandarización un tanto excesiva.

    El RAV4 no es que sea feo por dentro, si no que no dejamos de verlo... 'raro'. De todos modos, no dudamos de que la calidad de realización se ha elevado.

    Ahora, su salpicadero luce unas líneas rectas que dan lugar a un conjunto muy lineal en el que la consola central no se sale del conjunto, optando por un diseño “flotante” que deja un gran hueco portaobjetos en el espacio que queda hasta el túnel central.

    Las llamativas combinaciones de tapicería llenan mucho la vista, pero no lo suficiente para que no nos demos cuenta de algunos detalles mejorables, como el acoplamiento de los paneles interiores de las puertas al salpicadero, que queda demasiado descuadrado.

    La oferta europea del nuevo RAV4 estará compuesta por los bloques de gasolina de 150 caballos y otros dos diésel en escala de 120 y 150 caballos de potencia, acoplados a un cambio manual de seis marchas de serie y automática para algunas versiones.

    Como viene siendo habitual, se ofrecerá con tracción sencilla o integral, pero ahora, además, el RAV4 cuenta con el sistema "Integrated Dynamic Drive System", que premite, mediante los modos de conducción Normal, Sport y ECO, poder ajustar diversos parámetros del coche, como la dirección, la tracción, la aceleración y suspensión, para adaptar el comportamiento a las condiciones.

    Toyota RAV4 2013: Llega el toque juvenil que tanto necesitaba