¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las claves que envuelven al futuro Opel Insignia 2024 y que te sorprenderán

    Las claves que envuelven al futuro Opel Insignia 2024 y que te sorprenderán
    Opel InsigniaOpel
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El Opel Insignia se encuentra al final de su vida comercial. La marca alemana tiene claro que necesita un buque insignia, pero no está del todo claro que se convierta en un eléctrico de primeras. Lo que te va a sorprender es el modelo que tienen en el espejo como referencia de diseño.

    La segunda generación del Opel Insignia acumula poco más de cinco años en el mercado. Se presentó a finales de 2016 y se puso a la venta en 2017 pero le pesan los años demasiado y se encuentra muy descolgado de la competencia, especialmente en el apartado de mecánicas, ya que no ofrece ninguna opción electrificada. Y muy a pesar de que quedan pocos representantes en la categoría de las berlinas generalistas del segmento D.

    Son varios los competidores que han caído, pero el Insignia tiene el papel del modelo alto de gama. A mediados del pasado año, cuando Michael Lohscheller todavía se encontraba al frente de Opel garantizó la supervivencia del modelo pero con matices, apuntando que la tercera generación no sería una berlina tradicional, sino un concepto revolucionario. Su salida de la firma alemana no ha cambiado la idea de los nuevos responsables, pero lo cierto es que no tienen claro que sea el momento de una transformación radical a un modelo eléctrico. Y muy difícilmente lo será.

    Citroën C5 X
    El Citroën C5 X ofrece un nuevo concepto de diseño en el segmento D

    Citroën, el espejo para el futuro Opel Insignia

    De hecho, la marca alemana ha anunciado que todos los modelos de la gama dispondrán de una variante eléctrica desde 2024, precisamente el año en el que el futuro Insignia debe debutar en el mercado, abandonando completamente la combustión cuatro años después, a partir de 2028. Es decir, una nueva generación continuará en el mercado, la tercera, y apostando por las mecánicas de combustión electrificadas, al menos, una opción híbrida enchufable y un eléctrico en lo más alto.

    Lo que sí son seguras son dos cuestiones del futuro modelo. Por un lado, será uno de los primeros en estrenar la nueva arquitectura modular de Stellantis, la conocida plataforma «STLA Medium». Un sistema escalable para todo tipo de modelos y carrocerías, y tanto para combustión como para eléctricos. Por otro lado, cambiará el formato de presentación, y el crossover cobra más fuerza que nunca. Tanta que te va a sorprender qué modelo es el que han tomado como referencia...

    Las miradas de la marca de Russelheim están dirigidas a un modelo muy en concreto, el nuevo Citroën C5 X. El francés cumple con todas las premisas estéticas que la marca alemana desea, y que ofrece lo que Lohscheller calificó de «concepto revolucionario». Sin embargo, no hay que echar la imaginación al vuelo tan pronto, pues una de las máximas de Stellantis es que todos los modelos que integran el gigante no tienen por qué compartir el diseño de la silueta por el simple hecho de basarse en una misma plataforma. El futuro Insignia no será una fiel reproducción del francés con otra imagen.

    Fuente: Autoweek.nl

    Las mejores ofertas para Opel Insignia de ocasión

    Opel Insignia de segunda mano / Opel Insignia de Km 0