¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Gafas de sol para conducir? Sí, pero no todas valen...

    Esto es lo que debes mirar para elegir unas buenas gafas de sol para conducir

    Si vas a comprar gafas de solo para conducir, no compres cualquiera: fíjate en la lente, mejor polarizada y de color gris, y tanto en el peso de las lentes (que deberían ser orgánicas) como de la propia montura. Estos, y otros, son aspectos muy a tener en cuenta.

    Durante la conducción nos podemos encontrar con cambios de iluminación muy importantes; variaciones entre el día y la noche que inducen a la relajación o la distracción y deslumbramientos propios por la incidencia de la luz solar directa. En todo esto, sí, sobra decir que es recomendable usar gafas de sol cuando estamos conduciendo durante el día, y especialmente a determinadas franjas horarias. Pero ¿conducir con cualquier gafa de sol? Eso no.

    Utilizar gafas de sol para conducir es recomendable, como avanzábamos, porque reducirá la fatiga mientras estamos conduciendo y, sobre todo, a ciertas horas. Pero hay que tener en cuenta qué gafas de sol para conducir utilizamos y revisar aspectos como su calidad, el tipo de lente que utilizan e incluso el color de la misma, y por supuesto la montura y sus características a varios niveles.

    Gafas de sol para conducir: cuáles comprar y en qué fijarse

    Unas buenas gafas de sol para conducir deberían tener una excelente calidad. Y en ellas, la calidad se mide de diferentes formas. La más básica y crítica es que hayan pasado los controles de calidad de la Unión Europea, de tal modo que cuesten con la correspondiente certificación con las siglas CE. Pero más allá de eso, también tenemos que comprobar la certificación del filtro de radiación ultravioleta.

    Conducir con gafas de sol no es una cuestión de moda, sino de seguridad.

    La lente es lo más importante en unas gafas de sol para conducir

    Como habrás visto, el primer punto, relativo a la calidad, ya nos dice algo sobre su lente. Pero si las gafas de sol que estamos mirando no son para cualquier cosa, sino específicamente para conducir, nos interesará saber que deberíamos optar por lentes polarizadas. ¿Por qué? Porque este tipo de lentes no solo tienen mejores filtros UV, sino que además ofrecen una mejor protección contra los deslumbramientos.

    Son más caras que unas gafas de sol con otro tipo de lente, pero nos ayudarán a ver mejor la carretera ante cualquier circunstancia, y además evitarán que el reflejo en determinados tipos de objetos -por parte de la luz- nos deslumbren durante la conducción y nos puedan distraer o provocar mayor fatiga. Por lo tanto, trata de buscar lentes polarizadas cuando vayas a comprar unas gafas de sol para el coche.

    Y aunque el color de la lente pueda parecer algo irrelevante, es importante. El color del 'cristal' va a repercutir de forma directa en cómo percibimos nosotros los colores de nuestro entorno, precisamente por eso se recomienda utilizar gafas de sol con lente de color gris, porque son las que menos nos afectarán de manera negativa en este sentido. Será más fácil que podamos diferenciar los cambios en el relieve, el contorno de cualquier tipo de objeto, y además no impedirán que veamos correctamente el color de los semáforos, por ejemplo.

    Lo último que deberías mirar respecto a la lente de unas gafas de sol, elegidas específicamente para conducir, es su material. Muchos fabricantes ya utilizan lentes orgánicas, que son más resistentes que las de cristal, pero algunas otras siguen utilizando vidrios. La clave no solo está en que son mucho más seguras, porque es más complicado que se rompan, sino que además son más ligeras; el problema, eso sí, es que las gafas de sol con lentes orgánicas se pueden arañar con mayor facilidad, incluso a pesar de que todas tienen un tratamiento anti arañazos.

    Elige bien tus gafas para evitar deslumbramientos y fatiga durante la conducción.

    La montura también es importante, pero ¿cómo debería ser?

    Quizá la montura de las gafas de sol no sea lo más, más importante. Pero sí debería cumplir con ciertos aspectos básicos como, por ejemplo, que sea ligera. Si vamos a hacer trayectos cortos quizá no lo notemos, pero en viajes largos unas gafas de sol pesadas pueden acabar siendo molestas. Y en relación a esto mismo, el material de fabricación también es importante.

    No serán igual de cómodas, después de varias horas con ellas puestas, unas gafas de pasta que unas de aluminio, o unas gafas plásticas. Cuando vayas a elegir tus gafas de sol piensa en que sean lo más cómodas posible, a todos los niveles. De esta forma te ahorrarás tener que andar tocándolas, o quitándotelas, cuando estés al volante durante varias horas.

    Ahora bien, no creas que las monturas pequeñas son mejores. Unas gafas de sol para conducir deberían darnos buena cobertura. No solo en la parte frontal sino también, en la medida de lo posible, en los laterales. Así evitaremos deslumbramientos por la entrada de luz por el lateral, donde no nos cubre el cristal.