¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Grandes dudas en torno a los planes de Rebellion Racing

    Rebellion Racing tiene dos LMP1 y, sin embargo, sólo ha inscrito uno para la cita inaugural del WEC 2019-20 en Silverstone.

    A su vez, el equipo suizo valora usar la temporada 2020-21 para probar el tren motriz de su futuro hypercar sobre un chasis LMP1.

    Grandes dudas en torno a los planes de Rebellion Racing
    Uno de los dos Rebellion R13 durante la celebración del Prólogo del WEC 2019-20 en Barcelona.

    Pocas estructuras pueden presumir del compromiso que ha demostrado Rebellion Racing con el WEC y las 24 Horas de Le Mans. El equipo suizo ha competido en la clásica de la resistencia francesa desde 2008 con proyectos en GT2, LMP2 y LMP1, además de ser parte del Mundial de Resistencia pese a los vaivenes que ha sufrido el campeonato, sobre todo en su categoría reina. De hecho, Rebellion mantendrá su proyecto LMP1 en la temporada 2019-20 a pesar de la superioridad de Toyota y de la marcha precipitada de SMP Racing, DragonSpeed o ByKolles en busca de nuevos retos o para dar una nueva estructura a sus proyectos deportivos.

    Con todo, Rebellion Racing genera más dudas que certezas en estos momentos. No obstante, el equipo no tiene su alineación de pilotos cerrada y sólo ha inscrito uno de sus LMP1 en las 4 Horas de Silverstone, pese a que en el Prólogo de Barcelona rodó con sus dos Rebellion R13. Lo más probable es que el segundo LMP1 del equipo corra en pruebas puntuales, ya que en paralelo Rebellion también trabaja en dar forma a su futuro hypercar. De hecho, Calim Bouhadra, CEO de Rebellion, ha dejado caer las opciones que maneja el equipo para la temporada que está a punto de comenzar y, sobre todo, para la campaña 2020-21.

    En este aspecto, el escuadro suizo maneja la posibilidad de desarrollar un hypercar de la mano de Oreca y/o un fabricante, aunque sin opción de que esté listo para la temporada 2020-21. Por esta razón, Calim Bouhadra ha afirmado que el equipo valora competir con un concepto mixto que pasaría por utilizar un chasis LMP1 con el tren motriz de este fabricante y así probar la eficacia del motor a lo largo de la temporada 2020-21. Un banco de pruebas a gran escala que sólo sería posible si existe el compromiso de una marca o motorista, porque el equipo también tiene la opción de competir como cliente.

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: Rebellion Racing