¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Descartada España, Great Wall examina otros países para implantarse en Europa

Descartada España, Great Wall examina otros países para implantarse en Europa
Great Wall Jingang Pao
Javier Costas
Javier Costas6 min. lectura

Great Wall renunció a fabricar sus coches eléctricos en España, pero no en Europa. La compañía está evaluando otros emplazamientos en el Viejo Continente, principalmente en la zona centro. De momento, Great Wall busca la expansión con dos de sus marcas, Ora y Wey.

Great Wall Motor o GWM es uno de esos fabricantes chinos que empezó con bastante mala fama por vehículos de calidad mediocre y diseños de «copia y pega» de otros fabricantes. Ahora busca reconciliarse con los europeos y dejar atrás sus intentos fallidos de vender su producto en el pasado.

De momento, Great Wall es un fabricante chino de poca importancia en Europa, aunque cuenta con oficinas en Alemania desde 2021 y más de 150 distribuidores. Ya vende vehículos allí, pero de momento no son muchos. En 2022 fue la marca número 54 en las listas de ventas. En lo que va de año -hasta abril, inclusive- se han vendido 268 unidades de la marca Ora.

Si echamos la vista atrás, hacia 2021, recordaremos que Great Wall fue una de las empresas interesadas en implantarse en las instalaciones que Nissan había alquilado en Barcelona durante 40 años. La compañía china decidió que no era una planta viable, hacía años que estaba en esa situación, y por algo Nissan se fue. Otras empresas acabaron ocupando ese complejo.

A nivel global, GWM vendió 1.067.523 unidades en 2022, de las cuales 173.180 se exportaron fuera de China

Great Wall ORA Cat

Después de dicha operación, las ubicaciones que Great Wall Motor está barajando se encuentran en el corazón del continente. Xiangjun Meng, presidente de operaciones europeas de GWM, comentó a Automobilwoche que están pensando en Alemania, Hungría o la República Checa. Varios fabricantes alemanes están en esa zona y hay buenas comunicaciones.

GWM se está fijando en los criterios que han utilizado otros fabricantes asiáticos -japoneses y surcoreanos- para localizar sus plantas europeas. Dentro de Alemania, las ubicaciones más atractivas están en los Lander del este, donde antaño estaba la RDA controlada por la URSS.

Los criterios más interesantes para Great Wall, además de la localización en sí misma, tienen que ver con lo económico

Buscan costes laborales competitivos, pero también acceso a energía barata. La producción de coches eléctricos es muy intensiva en energía, así que lo mejor es contar con renovables cercanas. En un segundo orden de cosas, están los factores de la cuota de mercado y el parque de proveedores en la zona. Respecto a esto último, el mencionado triángulo de países centrales tiene proveedores de sobra y con una experiencia bastante sólida en el sector.

La fábrica de Great Wall en Iracemápolis (Brasil) fue adquirida a Mercedes-Benz en 2021

Una vez más, surge la pregunta, ¿fábrica nueva o comprar una existente? Tenemos el precedente de Brasil, país en el que Great Wall se quedó con las instalaciones que había ocupado Daimler, actualmente Mercedes-Benz Cars. Pero en el caso europeo, las quinielas apuntan a fábrica nueva.

Meng comentó que ha recibido ofertas de venta de algunos fabricantes afincados en Europa, sin mencionar cuáles. Great Wall, de momento, no tiene prisa para crecer. Necesita construir la reputación de sus marcas prácticamente desde cero, porque son desconocidas para el gran público.

Más adelante, cuando el volumen de ventas lo pueda justificar y exista cierto arraigo, tendrá sentido hacer una inversión milmillonaria como la que haría falta. En otras palabras, faltan años para que Grean Wall produzca sus modelos en Europa. El siguiente paso en su expansión es vender el primer cargamento de Wey Coffee 01, un modelo pretendidamente Premium.

Wey Coffee 01

Otro fabricante chino, BYD, está estudiando también su implantación industrial en Europa para turismos. Por una simple cuestión de tamaño, BYD tiene necesidades más grandes de cara a expandirse. GWM tiene ahora un volumen muy gestionable de exportaciones, lo mismo respecto a BYD, pero como crezcan mucho, pueden sufrir tapones logísticos.

China es el principal exportador de vehículos del mundo en la actualidad. Durante el primer trimestre fueron 1,07 millones de unidades, un 58% más que en el mismo trimestre de 2022, por lo que ha retirado ese honor a Japón, y el año pasado le quitó el segundo puesto a Alemania, alcanzando 3,2 millones de exportaciones.

El caballo de Troya para Europa de los chinos son los coches eléctricos. En China se han dado las condiciones para poderlos fabricar masivamente, en buena parte por el control de las cadenas de suministro de baterías desde sus orígenes, mientras que los fabricantes europeos están comprando las baterías fuera... a los chinos en gran medida. Están agarrando la sartén por el mango.

Fuente: Automobilwoche

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!