¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Repasamos todos los modelos de Ford con las siglas ST

15

Repasamos todos y cada uno de los afortunados modelos que han pasado a formar parte de la historia de Ford añadiendo las siglas ST a su nombre. Desvelamos las mecánicas que han otorgado ese plus de diversión a todos ellos.

El logo ST preside todos los motores que pasan por sus manos.

ST, iniciales de Sport Technologies. También podría resumirse con una sola palabra: Diversión. Unas siglas que han acompañado al gigante americano desde hace ya más de dos décadas. Dos letras que han formado apellido con nombres de coches tan emblemáticos como el Ford Mondeo, el Ford Fiesta o el Ford Focus.

Esta denominación la patentó Ford para identificar los que serían los modelos sobrepotenciados de cada gama, para extraer así un plus de diversión extra. Ya que los modelos más extremos y radicales de la marca poseen los apellidos RS o GT. Entonces, ¿Qué finalidad tienen los ST? muy fácil, dotar a sus modelos generalistas de una versión tope de gama que otorgue un toque picantón a modelos de carácter más civilizado.

Pero para saber más acerca de esta denominación hagamos un breve repaso a todos y cada uno de los modelos que han sido afortunados portadores de estas siglas. Comencemos:

Ford Mondeo ST24 (1996)

El primer modelo que llevó orgulloso las siglas ST: El Ford Mondeo ST24

El primero de todos ellos, el que abrió la veda a la diversión sobre ruedas. El Ford Mondeo fue la primera carrocería en incorporar estas siglas. Se trataba de la segunda generación del modelo. En su primera aparición los medios lo confundieron con un profundo restyling de la primera generación, debido al corto periodo de vida de la que gozó el MKI. La marca desmintió tal afirmación, explicando que se trataba de una nueva generación, debido a sus grandes cambios estéticos y de su nuevo chasis.

El primer Mondeo ya tuvo su versión de altas prestaciones denominado 24v, como mención al número de válvulas que poseía su propulsor. Este motor sería un V6 Duratec de gasolina con un cubicaje de 2.5 litros que entregaba 170 CV y 220 NM de par máximo. Se caracterizaba por su buen funcionamiento, su árbol de levas movido por cadena y la capacidad de desactivar la mitad de sus válvulas para las ocasiones en las que no fuesen necesarias.

Así Ford, con la nueva generación del modelo, incluyó este motor directamente a formar parte del abanico de opciones en la segunda generación. Esta vez dotando de un mayor protagonismo al modelo, denominándolo ST24, estrenando así la nomenclatura ST y añadiendo el 24 como referencia al número de válvulas a modo guiño del modelo del que precedía.

Gozaba de una aceleración de 0-100 km/h en 8 segundos. Y como equipamiento específico para este modelo constaba de un interior forrado en cuero y tela, unas llantas de aleación de 16 pulgadas y un Kit exterior que se denominaba “Rally Sport Appearance”, el cuál le daba el toque diferenciador al modelo.

Ford Mondeo ST200 (1999)

Segundo modelo de la historia en llevar el logo ST y segundo de la gama Mondeo.

La segunda incorporación de las siglas ST se unieron al que vendría a titularse como la tercera generación del Mondeo. Una renovación tanto exterior como interior y mecánica. Una mejora necesaria para esta berlina deportiva, pues se decía que mejoraba muchísimo con respecto al anterior ST24. Aunque exteriormente, difería muy poco de su modelo predecesor, a simple vista parecía más un restyling que una renovación de generación, pero en realidad mejoró bastante en el campo prestacional.

Ahora se denominaba Mondeo ST200, el cuál poseía una potencia total de 205 CV y 235 NM de par máximo, extraídos del mismo bloque anterior, el V6 2.5 litros y 24 válvulas. En este modelo mejoró su aceleración restando 0’3 segundos a su predecesor, marcando así un 0-100 km/h en 7,7 segundos. Todo esto aderezado con una caja de cambios manual de 5 velocidades. Manteniendo un consumo combinado de 9’8 litros a los 100 km

Estuvo en fabricación desde Julio de 1999 hasta Noviembre del año siguiente, para dar por finalizada esta generación incorporándose al mercado en 2002 su sustituto que veremos a continuación.

Ford Mondeo ST220 (2002)

El último Mondeo que llevó el logo ST

Con la llegada de la nueva generación, la cuarta, para esta ya icónica berlina de la marca americana, el público aplaudió la presentación de su variante deportiva. Todo el mundo quería ver la nueva berlina deportiva de Ford, que esta vez entraba en el mercado con dos variantes de carrocería, la clásica berlina de 4 puertas o una en versión familiar de 5 puertas.

Mecánicamente incorporaba el mismo bloque V6 que su predecesores, solo que para esta generación había ganado un extra de potencia, proporcionándonos ahora un total de 226 CV con un par máximo de 280 NM a las 4900 rpm. Esto otorgaba al Mondeo de una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos, reduciendo esta en 0’6 segundos con respecto a su predecesor.

Estéticamente destacaba con un parachoques mucho más prominente y una parrilla enrejada de color negro, que elevaba el aspecto deportivo de este coche, todo esto aderezado con unas nuevas llantas de 18 pulgadas que llamaban muchísimo la atención con su diseño específico multiradio. En su zaga, una doble salida de escape, armonizada con un nuevo parachoques, culminaban la renovación estética exterior de esta berlina. En su interior se añadían detalles como el logo ST220 en el volante.

Los medios de la época hablaban realmente bien de este coche del que aún podemos ver alguna que otra unidad por la calle. Realmente bueno. La única pega reprochable era el material que recubría los asientos, quizás algo resbaladizo para el momento de desbocar la potencia de este coche en curvas. Desgraciadamente, esta fue la última ocasión que tuvimos de ver las siglas ST en el Mondeo. Esperamos que vuelvan pronto.

Ford Focus ST170 (2002)

El primer modelo Focus en incorporar en su gama las siglas ST

Gracias al éxito alcanzado anteriormente por su hermano el Mondeo, finalmente las siglas ST se expandieron por primera vez a un segundo modelo, y con esto llegó el Ford Focus ST170. El Focus llegó en el año 1998 como sustituto del mítico Escort. En 2001, este modelo recibe su primer restyling, dotándolo de una nueva parrilla, faros y nuevos parachoques tanto delante como detrás.

Con este lavado de cara y sirviendose de la versión americana SVT que fue presentada para el mercado norteamericano un año antes, Ford Europa lanzó en nuestro continente, el Focus ST170. Este venía a ser la versión más radical de este modelo (hasta la llegada del RS un año después).

Gracias a su motor de 4 cilindros en línea y sus 2 litros de cubicaje, el Focus proporcionaba un total de 173 CV bajo el pedal derecho y un par máximo de 196 NM a las 5.500 rpm. Con todo esto el ST170 alcanzaba una aceleración de 0 a 100 km/h en 8’2 segundos. Estas capacidades, aderezadas con una estética más radicalizada con respecto a sus hermanos pequeños de gama, hacían del Focus una delicia de conducción divertida a altas revoluciones (entre 4.500 y 7.000 rpm), ya que este pecaba de poco entusiasmo a bajas vueltas.

El ST170 estrenaba parachoques deportivos tanto delante como detrás, más grandes, unas llantas multiradios de mayor tamaño y una suspensión más dura. En su interior encontramos unos asientos deportivos y una instrumentación con nuevos indicadores, como un barómetro para medir el nivel de actividad del turbo.

Ford Fiesta ST (2005)

El pequeño de la casa incorporó las siglas ST por primera vez en el año 2005.

Y con la ampliación de las siglas ST, el siguiente en llegar fue el pequeño de la casa, el Ford Fiesta, y con motivo del lavado de cara que se llevó a cabo con la cuarta generación de este superventas, se añadió la alternativa deportiva ST.

Contando con un motor de 4 cilindros, 2.0 litros de cilindrada y 150 CV, no era el más deportivo ni el más refinado de su segmento, aunque si jugaba un gran papel en cuanto relación Precio/Prestaciones. Era el más barato de sus competidores como pudo ser el Seat Ibiza FR 1.8T, y aunque el Fiesta pecaba de unas sensaciones inferiores a las esperadas, no significa que fuese malo, ni mucho menos.

Tenía una estabilidad de paso por curva sobresaliente, una subida de revoluciones impresionantes y unas recuperaciones a la altura. Era un coche realmente divertido, con un sonido muy particular que otorgaba a este pequeño unas sensaciones como pocos. Como curiosidad, de serie no incorporaba un control de estabilidad, era una opción que en su día engordaba el precio final del coche en 750€.

Estéticamente se decoró con una doble franja a lo largo de su carrocería, nuevos parachoques delantero y trasero más deportivos y nuevas llantas. Mirando su interior, vemos unos asientos deportivos firmados por Recaro en cuero, varias incrustaciones en aluminio y la inscripción ST en el volante, para que no olvidemos lo que llevamos entre manos.

Ford Focus ST (2005)

La generación del Focus ST del año 2005.

Con la actualización del Focus de segunda generación, llegó como todo el mundo esperaba, la renovación del icónico Focus ST, mucho más deportivo que su predecesor aumentando sus prestaciones e incorporando un motor más grande.

Poseía bajo su capó un 5 cilindros en línea con 2.5 litros de cubicaje que proporcionaba un total de 225 CV a 6.100 rpm y ofrecía una aceleración de 0 a 100 km/h en 6’8 segundos, todo esto a través de un consumo combinado de 9’8 litros a los 100 km, lo que lo situaban en la mitad de la tabla de consumos de sus competidores de la época.

Esta generación del Focus fue muy bien recibida por sus seguidores, ya que aunaba en una sola carrocería una estética diferenciada y agresiva a la par de unas prestaciones y una manejabilidad esperada en un coche de este tipo, aunque su único pecado podría ser una cifra de peso no muy elevada, pero si suficiente para dar una sensación de coche pesado.

Ford Focus ST (2012)

Después de la crisis Ford resucitó con fuerza y nos presentó el Ford Focus ST en el año 2012.

Pasaron varios años hasta que la marca del óvalo retomó las siglas ST en alguno de sus modelos. La crisis hizo estragos en muchas marcas generalistas, prescindiéndose de los modelos más deportivos de estas y apostando por una gama con más razón y modelos más comerciales. Ford fue un buen ejemplo de este suceso y hasta 2012 no volvieron estas buenas iniciales a integrarse en un nuevo modelo. Con la llegada de la cuarta generación del Focus, por fin, se retomó esta buena costumbre y la marca relanzó una nueva alternativa deportiva denominada Ford Focus ST.

Esta se comercializaba con 2 carrocerías distintas, una compacta de 5 puertas “berlina” y otra tipo familiar “Sportbreak”, ambas con idéntico propulsor bajo su capó. Al motor de la generación anterior se le extirpó un cilindro, quedándose con un 4 cilindros de 2.0 litros Ecoboost, una potencia de 250 CV y un par máximo de 340 NM a partir de 2.000 rpm. Esto le otorgaba una mejora importante en cuanto a su aceleración y velocidad máxima, siendo de 6’5 segundos y 248 km/h respectivamente. Aportando cómo gran novedad en esta generación, la incorporación de la inyección directa de combustible.

Con una estética frontal totalmente diferenciada de la gama más comercial, poseía una imagen mucho más agresiva y diferenciadora. En su trasera mantenía la estética salvo por el parachoques y sus escapes, 2 en forma trapezoidal, ahora estaban situados en posición central. Estos otorgaban un sonido muy discreto a bajas revoluciones, pero en cuanto el motor se revolucionaba emitía un sonido de lo más embriagador. En su interior, encontramos unos asientos deportivo firmados por Recaro, nuevas molduras, pomo del cambio y volante con la insignia de ST en la zona inferior de la esfera.

Ford Fiesta ST (2013)

Ford Fiesta ST. Posiblemente el modelo más exitoso de la historia de las siglas ST.

El restyling de la sexta generación del Fiesta no pudo llegar con mejores novedades. Se introdujo a la gama la alternativa ST. Sin ningún tipo de duda podríamos decir que estamos ante el integrante definitivo de la familia ST. El Ford Fiesta ST presumía de una manejabilidad perfecta, paso por curva sobresaliente y con una deportividad inigualable dentro de su segmento.

Equipando una imagen mucho más agresiva y diferenciadora, en su frontal destaca la parrilla negra completa con la insignia ST dentro de la misma, un parachoques con líneas más afiladas en su zona delantera, y rediseñado en la zona trasera, introduciendo un difusor del color de la carrocería arropando la doble salida de escape ubicada a la derecha de este.

El Fiesta ST no tiene rivales entre sus competidores

Mecanicamente equipaba un 4 cilindros con 1.6 litros de cubicaje, tecnología Ecoboost y una potencia de 182 CV y 240 NM de par máximo a partir de 1.600 rpm. Esto le proporcionaba una aceleración de 0 a 100 km/h en 6’9 segundos. Esto junto a un precio de partida de 23.025€ le proporciona al Fiesta ST una relación Calidad/Precio como pocos en el mercado pueden presumir de ello. Actualmente este modelo sigue en producción a espera de ser sustituido por la reciente generación presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017. Se comercializa con carrocería de 3 y 5 puertas.

Ford Focus ST (2014)

Restyling del Ford Focus ST del año 2014.

Con el restyling del Focus ST, también se agregó a su gama la versión deportiva llamada a ser la segunda en cuanto a diversión dentro del modelo Focus, justo por debajo del radical Focus RS. Cómo curiosidad, el ST se presentó antes que los modelos básicos del Focus, adelantando así por donde irían sus líneas de diseño.

Primera vez en la historia que un motor diesel se une las siglas ST

La mayor novedad dentro del Focus ST del 2014, es que esta ha sido la primera vez que un modelo de estas características se ofrece con una doble motorización opcional. Disponible con el mismo motor de gasolina que su predecesor, un 4 cilindros de 2.0 litros de cubicaje que proporciona 250 CV al eje delantero y garantizando una aceleración de 0 a 100 km/h en 6’5 segundos. Cómo alternativa a este propulsor encontramos un diesel de 185 CV emanados de un 4 cilindros con 2.0 litros de cubicaje. Este peca de una menor deportividad a cambio de un mayor ahorro de combustible. El diesel posee una aceleración de 0 a 100 km/h en 8’1 segundos. Una diferencia importante.

Este renovó su estética frontal, ahora con una parrilla de mayores dimensiones y nuevo diseño. En la trasera conserva los escapes tan característicos que poseía en su versión pre-restyling. Viniendo sus mayores cambios desde la nueva doble opción del propulsor y un nuevo parachoques frontal.

Ford Fiesta ST200 (2016)

Si el Fiesta ST era supremo, el Fiesta ST200 no tenía competidores.

El último integrante presentado y actualmente en producción de la familia ST, la versión radicalizada del Fiesta ST 2013. Todos los que han tenido la suerte de ponerse a los mandos del Fiesta ST lo único que pedían a Ford, era algo más de potencia para este, y Ford los escuchó. En el Salón del Automóvil de Ginebra de 2016 se dio lugar la presentación del ST200, un modelo que viene a aumentar las prestaciones del ya sobresaliente Fiesta ST “básico”.

Poseyendo el mismo propulsor del Fiesta ST, se le ha incrementado su potencia hasta los 200 CV (18 CV extras) y aumentando su par hasta los 290 NM a partir de 2.500 rpm. Esto hace que este compacto sea catapultado hasta los 100 km/h en 6’7 segundos, siendo 0’2 segundos más rápido que su predecesor. Además de esta mejora en su propulsor, el ST200 cuenta con un eje de torsión un 27% más rígido que el Fiesta ST, amortiguadores más deportivos y un mayor grosor en su barra estabilizadora (de 19mm a 21mm).

El Fiesta ST200 solo puede adquirirse en un color específico de este modelo denominado Gris Tormenta. Además del color incluye unas llantas de nuevo diseño pintadas en color negro. En su interior unos nuevos asientos Recaro con una mayor sujeción lateral y diseño específicos, además de numerosos detalles interiores con el logo ST200. Una despedida perfecta para un modelo llamado a pasar a la historia como uno de los mejores ST que se han fabricado.

Ford Fiesta ST (2018)

El nuevo Ford Fiesta ST, presentado recientemente, promete mucha diversión tras el volante.

En el reciente Salón del Automóvil de Ginebra 2017 se ha presentado en sociedad el que ha sido llamado a sustituir al sobresaliente Fiesta ST 2013. El Ford Fiesta ST 2018 incorpora bajo su capó un motor de 1.5 litros de cubicaje y 3 cilindros con tecnología Ecoboost. Será el primero de la gama Sport Technologies en incorporar un motor tricilíndrico. Además, cuenta con una novedosa tecnología de desactivación de un cilindro, con lo que es capaz de circular con tan solo 2 cilindros, pudiendo reactivar el tercero en un tiempo record de 14 milisegundos cuando la demanda de potencia lo requiera. Este novedoso motor proporciona una potencia de 200 CV y un par máximo de 290 NM, además de una aceleración de 0 a 100 en 6’7 segundos. Será un juguete para niños grandes muy a tener en cuenta.

En cuanto a su conducción aún es un completo misterio ya que fue presentado hace menos de un mes. Ford planea iniciar su producción para finales de este año 2017. Suponemos que para principios del próximo año o finales de este mismo ya podamos disfrutar de su conducción.

Estéticamente el Fiesta ST se renueva por completo de sus predecesores, con una estética mucho más agresiva que sus hermanos de gama básica. Incorpora doble salida de escape en el lado derecho y un difusor con el color de la carrocería, llantas específicas de 18 pulgadas así como nuevos parachoques tanto delante como detrás.

Gama deportiva actual de la marca Ford

Infografía historia Ford ST

En la siguiente infografía te resumimos gráficamente la historia de todos los modelos Ford con las siglas ST, siéntete libre de usarla, bajo la imagen tienes el código para insertarla en tu web o blog.

Para insertar esta infografía en tu sitio, copia y pega el siguiente código:

Noticias relacionadas

Repasamos todos los modelos de Ford con las siglas ST
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto