¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La verdadera y oculta historia del BMW M3 GTR, el M3 V8 que realmente no existió

14

El BMW M3 GTR V8 Strassenversion de 2001 pasa por ser no solo el modelo más radical fabricado jamás por la marca alemana, también es el más misterioso y desconocido. Hasta el punto que no todo el mundo tiene claro cual es su verdadera historia.

BMW M3 GTR 2001 Strassenversion junto al modelo de la ALMS.

El BMW M3 GTR de 2001 es uno de los capítulos más destacados de la historia de BMW. Historia que en 2016 cumple precisamente 100 años desde su fundación y también 15 desde que la marca alemana desarrollase el que fuera el arma perfecta para los circuitos de la American Le Mans Series, además de una obligatoria versión de calle que hasta la fecha es el M3 más radical y exclusivo fabricado jamás por la firma de Munich, siendo además el primer BMW M3 de calle en montar un V8, años antes de la llegada de la generación E92 del M3.

Pero si los éxitos de la versión de competición del M3 GTR son de sobra conocidos, la historia del M3 GTR Strassenversion está plagada de misterios y sobre todo, como veremos en este reportaje, de desinformación y malentendidos. Que pasados ya tres lustros desde su nacimiento, han convertido la verdadera biografía del modelo en todo un mito, formado por creencias e imágenes idealizadas que no se corresponden necesariamente con la realidad.

Para entender mejor la trayectoria de este modelo debemos retrotraernos hasta finales del Siglo XX, cuando BMW decidió impulsar un programa de competición en Norteamérica en la categoría Gran Turismo con el M3, entrando en batalla directa con los imbatibles 911 de Porsche. Esta aventura comenzó en 1995, y tras años de estar en clara desventaja frente al modelo de la firma de Stuttgart, en BMW decidieron dar un paso adelante para la temporada 2001. Hasta ese momento, los M3 contaban con un seis cilindros en línea de 3.2 litros y los 911 con sus célebres flat six de 3.6 litros, pero a pesar de la clara diferencia de cilindrada ambos debían compartir la misma brida de admisión, lastrando las posibilidades de los M3 GTR, que además contaban con un centro de masas más elevado.

Por lo que BMW Motorsport recurrió a toda su tecnología y apoyándose en una concienzuda lectura del reglamento de la ALMS, crearon un motor completamente nuevo de ocho cilindros y 4.0 litros denominado P60B40, derivado del V10 que empleaba la marca en aquel entonces en la Formula 1. Esta nueva mecánica no solo era más potente, además pesaba menos que el 6 cilindros en línea anterior y ayudaba a bajar el centro de gravedad del vehículo.

Derivado del V10 de Formula 1 de la marca, el nuevo P60B40 V8 pesaba menos que el 6 cilindros en línea de 3.2 litros.

Todo ese esfuerzo tecnológico de por si ya es reseñable, no obstante, lo más increíble de todo es que a pesar de participar en la categoría GT, derivada de modelos de calle, BMW tan solo debía fabricar 10 unidades del modelo para poder homologar la versión de competición. Ya que una norma les permitía emplear un motor no derivado del modelo de serie debiendo fabricar una cortísima tirada de ejemplares, y aquí es donde parte el nacimiento del M3 GTR V8 Strassenversion de 2001.

El éxito de la versión de carreras está muy bien documentado, a pesar de no participar en todas las carreras de la temporada y de contar solo con unas pocas unidades frente a toda una horda de Porsche 911, vencieron en 6 de las 8 pruebas del calendario, obteniendo además 5 poles y por supuesto, los campeonatos de marcas y pilotos. Sin embargo, la historia conocida de la versión de calle, uno de los modelos más radicales presentados por la marca, está plagada de inexactitudes universalmente aceptadas por medios y aficionados.

Definido por la propia marca como la “verdadera máquina de conducir definitiva”, la nota de presentación oficial del M3 GTR afirmaba en septiembre de 2001 que a partir de enero de 2002 comenzaría la fabricación de las unidades de calle, con unas especificaciones llamativamente más radicales con respecto al M3 convencional. Con profusión de elementos en fibra de carbono, su peso aproximado en vacío era de 1.350 kilos, y en su vano delantero contaba con una versión algo descafeinada del bloque P60 de aluminio, entregando más de 350 caballos a 7.250 rpm, unos 100 caballos menos que la versión de competición pero sin especificar la cifra definitiva.

Contando con esta exquisita mecánica en un bastidor aligerado, además del historial deportivo del que deriva, este BMW M3 fabricado a mano por los mismos operarios que se encargaban de montar los M3 GTR de competición, era uno de los modelos más raros y exclusivos que podíamos encontrar a principios del Siglo XXI.

Su precio era superior al del Ferrari más caro disponible de su momento y similar al del Lamborghini Murcielago, que nacía poco después.

Y con un precio oficial de 250.000 euros también era uno de los más caros. En aquel momento el Ferrari más costoso disponible era el 550 Barchetta Pininfarina de edición limitada, del que se construyeron tan solo 448 ejemplares a un precio de unos 248.000 euros, y poco después llegaba el Lamborghini Murcielago, con un precio que partía desde los 250.000 euros, ambos ya matriculados en España.

Su rareza y un precio que casi cuadriplicaba el del M3 E46 coupe lo convertían automáticamente en objeto de colección, como muchos medios afirmaron desde ese momento, añadiendo que tan solo algunos pocos clientes selectos de la marca podrían hacerse con uno de los diez ejemplares que BMW fabricaría del modelo.

No obstante, pasados ya quince años, la inconsistencia y sobre todo, la disparidad de los datos conocidos del M3 GTR Strassenversion hacía que en esta redacción nos preguntáramos hace unos meses, ¿dónde están esos ejemplares?.

Esta simple pregunta nos surgía tras tener una, entonces ingenua, conversación sobre el modelo con un lector y amigo de esta publicación, Pablo C.S., que nos enviaba un enlace a un artículo reciente sobre la versión de calle del M3 GTR, ya que hasta ese momento el mencionado lector desconocía por completo la existencia del modelo.

El M3 GTR que apareció fugazmente en un concesionario de Dubai.

Tras la lectura del artículo y durante la propia conversación comprobamos con estupor como en distintos medios se afirmaban datos contradictorios y por fuerza, erróneos, de esta versión de producción limitada de BMW. Lo que nos hizo interesarnos por el tema, iniciando lo que a la postre se convertiría en una exhaustiva investigación en la red sobre el misterioso modelo.

Al hacer una simple búsqueda de Google aparecen docenas de artículos recientes sobre el M3 GTR, tanto en su versión de calle como de competición. Esto es debido a que tras años de permanecer ocultos a los ojos del público, BMW accedía a exhibir estos ejemplares en la exposición ‘Legends of the Autobahn’ celebrada en el verano de 2015 durante la semana grande de Monterey, cuando tiene lugar el Pebble Beach Concours d´Elegance. En el evento de la costa californiana fueron expuestos uno de los ejemplares de competición recién restaurados del equipo PTG, que contaba con la decoración de barras y estrellas que empleó en la última carrera del año, el Petit Le Mans celebrado en el circuito Road Atlanta. Junto a este, también fue expuesto uno de los M3 GTR Strassenversion.

Nuestra búsqueda comenzaba entre las docenas de artículos sobre este evento, comprobando como cada medio consultado proclamaba distintos datos sobre las cifras de producción de los Strassenversion. Mientras unos afirmaban que habían sido 10 los fabricados en 2001, otros aseguraban que la cifra final llegaba a seis, mientras otros aseguraban que tan solo habían sido tres los ejemplares construidos, dando también otra fecha diferente, en 2002.

Nuestra búsqueda inicial arrojó más dudas aun de las que teníamos en un principio, pero nos dejó claro que algo extraño debía haber, así que procedimos a buscar por otros canales, incluyendo nuestras propias fuentes cercanas a BMW y las casas de subastas más prestigiosas del planeta, habida cuenta de que con la cantidad de tiempo transcurrido desde entonces algún rastro deberíamos poder encontrar de alguna de esas unidades.

En la zaga encontramos el alerón de fibra de carbono.

Pero la sorpresa fue mayúscula cuando descubrimos no solo que nuestras propias fuentes no conocían más datos que los oficiales del modelo, sino que tras 15 años no había ni una sola pista o huella de la venta, ya fuera directa o en subasta pública, de alguno de estos ejemplares.

Ante este escenario, procedimos a realizar todas las indagaciones posibles en todos los potenciales canales de información para agotar todas las posibilidades y recabar todos los datos existentes antes de acudir a los canales oficiales. Lo que nos llevó a bucear en todas las redes sociales, foros y publicaciones especializadas conocidas que pudieran contener material de cualquier tipo que pudiera arrojar un poco de luz a nuestras preguntas, y si bien no encontramos todas las respuestas pudimos constatar lo siguiente.

No existen fotografías ni vídeos de ningún ejemplar del M3 GTR Strassenversion pertenecientes ya fuera a un particular o institución que no sea la propia BMW.

No hay informe alguno que delate la venta, ya fuera a través de un concesionario o en alguna de las grandes casas de subastas conocidas, de alguna unidad del modelo en estos 15 años.

El M3 GTR a la izquierda de la imagen, junto a un M3 de producción regular.

No ha habido nunca ninguna declaración o reporte de alguien que haya visto el modelo en las calles, en ninguna parte del planeta. Sin embargo, sí existen unos pocos ejemplares del M3 E46 coupe convencional transformados para imitar la carrocería del M3 GTR Strassenversion.

Ningún medio de comunicación parece haber probado la versión de calle jamás. No hemos podido encontrar no solo ningún artículo de test o pruebas, tampoco parece que tuviera lugar ninguna sesión de fotos, ni siquiera estática, del modelo. De hecho, las únicas fotos existentes del M3 GTR son las oficiales publicadas por la marca en 2001 y de las raras ocasiones en las que BMW ha expuesto públicamente alguna unidad de la versión de calle. Aunque curiosamente, algunos medios sí que llegaron a probar en su día la versión de carreras.

Las ocasiones en las que ha sido expuesta alguna unidad del M3 GTR de calle han sido escasas. La última de ellas y en la que más tiempo ha estado expuesto el modelo fue precisamente durante la exposición 'Legends of the Autobahn' durante la pasada edición del Pebble Beach Concours d´Elegance 2015. Anteriormente, el M3 GTR de calle tan solo había sido expuesto en un par de ocasiones, la primera de ellas durante la celebración del Petit Le Mans de 2001, la última prueba del ALMS en el circuito de Road Atlanta. Donde según diversas fuentes el vehículo fue destapado para solo una hora después volver a ser cubierto con una lona, cargado al camión y llevado de vuelta a Munich inmediatamente. La segunda ocasión fue en un concesionario de la marca en Dubai, unos años después.

En total tan solo hemos podido identificar lo que parecen ser cuatro ejemplares del BMW M3 GTR V8 Strassenversion. El primero de ellos la unidad que aparece sin placas de matrícula en las fotos oficiales, la segunda con las placas de matrícula "M FH 3924" que también aparece en las imágenes oficiales y que fue el ejemplar expuesto en Petit Le Mans 2001, la tercera es la que apareció en el concesionario de Dubai con las placas tapadas y por último, la expuesta en 'Legends of the Autobhan' el pasado año 2015 que lucía las placas "M 4477 Z".

El interior es muy similar al del BMW M3 CSL E39.

Todas ellas con la carrocería en color Titanium Silver con el interior en piel negra.

Tras semanas de búsquedas infructuosas en la red, y con más preguntas que respuestas ante la disparidad de datos sobre el modelo decidimos contar con nuestros compañeros de la publicación especializada en la firma alemana BMWBlog, cuyos extensos y específicos conocimientos sobre la marca y su historia podían darnos una nueva perspectiva acerca del misterio que parece envolver a este exclusivo modelo.

Si bien en un principio las conclusiones de nuestras indagaciones previas los cogieron de sorpresa, tras unos días de experto análisis en la materia lograron encontrar lo que nosotros habíamos estado buscando infructuosamente desde el pasado mes de marzo, las primeras declaraciones de la propia BMW sobre la producción real y definitiva del espectacular y raro M3 GTR de calle.

Por un lado en el perfil oficial de BMW USA Classic en Tumblr, la división de BMW North America LLC. encargada de la preservación de los BMW históricos en los Estados Unidos y los eventos relacionados con la historia de la marca, se pueden ver varias imágenes de archivo del modelo publicadas en 2014, y en la leyenda de esas instantáneas la propia BMW afirma que tan solo se fabricaron 3 ejemplares del modelo, los cuales continúan siendo propiedad de BMW AG en Alemania. Y por otro, un comunicado de BMW USA anunciando la exhibición de la versión de carreras y de calle en la exposición ‘Legends of the Autobahn’, donde incluso se afirma que si bien se produjeron inicialmente 6 ejemplares, los tres primeros eran prototipos de desarrollo, que luego fueron destruidos.

El M3 GTR en el paddock del Petit Le Mans de 2001, en Road Atlanta.

Por lo que a pesar de lo que ha sido universalmente aceptado durante estos quince años, ni fueron fabricados los diez ejemplares inicialmente planificados, ni llegaron a ser puestos a la venta. A pesar de que el ejemplar expuesto en Dubai lucía un sospechoso cartel que rezaba “vendido”.

El motivo de esta disparidad de opiniones y datos durante estos años es bien simple. Los ejemplares de calle debían ser fabricados a partir del mes de enero de 2002, pero esa fecha coincidió fatídicamente con el cambio de planes para la nueva temporada. El Automobile Club de l’Ouest, organismo que rige las 24 Horas de Le Mans y las American Le Mans Series, modificaba el reglamento obligando a BMW a construir no solo 100 unidades de calle en lugar de las 10 previstas, sino que además esta debía fabricar 1.000 unidades del motor P60B40 e introducir tanto la mecánica como sus elementos en el catálogo de piezas oficial de la firma, lo que convertía el programa 2002 del M3 GTR en el ALMS en una experiencia deportiva imposible de asumir para la marca, teniendo que abandonar a pesar de ser el equipo dominante del momento. Un anuncio publicitario posterior de BMW lo resumía a la perfección: “2001: Nosotros reescribimos los libros de historia. 2002: Ellos reescribieron el libro de reglas”.

Esto provocaba que el programa completo fuera anulado, convirtiendo el esfuerzo del desarrollo de los M3 GTR Strassenversion en trabajo baldío que también fue eliminado, antes de llegar a la cifra de producción prevista.

Si bien hasta el día de hoy han llegado los éxitos de la versión de carreras y aquellos primeros datos e información sobre el GTR Strassenversion, lo cierto es que la muerte prematura de las unidades de calle nunca fue debidamente publicitado, provocando que muchos medios dieran por válida la primera versión oficial, fechada en la segunda mitad de 2001. Por lo que todo lo que se ha escrito tras ese momento ha sido sobre información en parte errónea en parte cierta, lo que derivó en la mezcolanza de datos que llamaba nuestra atención hace unos meses.

Anuncio de BMW de la época, ironizando su salida del campeonato ALMS en 2002.

Actualmente, podemos afirmar que el M3 GTR fue el deportivo de edición limitada más exclusivo y radical desarrollado por la marca alemana, uno de los más caros de su generación, aunque irónicamente también podamos afirmar que ni lo llegó a fabricar como estaba planeado originalmente ni lo llegó a poner a la venta nunca, y que quedó en la forma de unas pocas unidades que tampoco han llegado a ser vistos juntos. Hasta que la marca se decida a publicar una imagen de los únicos 3 supervivientes que estaban llamados a ser los BMW más deseados de la historia pero que quedaron como meros prototipos, triste recuerdo de las glorias pasadas.

Fotos: BMW

Noticias relacionadas

La verdadera y oculta historia del BMW M3 GTR, el M3 V8 que realmente no existió
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto