¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Honda presenta sus tecnologías para el objetivo de 0 víctimas en accidentes de tráfico en 2050

    Honda presenta sus tecnologías para el objetivo de 0 víctimas en accidentes de tráfico en 2050
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    El fabricante japonés ha anunciado objetivos ambiciosos para el futuro cercano. A largo plazo, 2050, aspira a que ningún cliente de un coche o moto Honda sufra un accidente de tráfico. Pocos fabricantes se han comprometido a ese nivel de seguridad.

    Honda se quiere transformar de forma profunda de cara al futuro, ampliando sus miras más allá de los vehículos privados y entrando en áreas como la robótica, el software, exploración espacial, etc. Pero no abandona los vehículos privados, es más, aspira a una sociedad libre de siniestralidad vial ¡a nivel planetario!

    De los primeros sistemas ADAS de Honda pasamos a la nueva generación Honda Sensing (2014), que será reemplazada por la versión omnidireccional Honda Sensing 360 (2022). Es un paso adelante, se suprimen en la práctica los ángulos muertos y se perciben riesgos en todas las direcciones.

    El nuevo sistema Sensing 360 previene y mitiga impactos con otros vehículos o peatones, alerta de tráfico por cruce frontal, avisa de tráfico que se aproxima por detrás, ayuda en los cambios de carril y corrige la velocidad de viraje con el control de crucero activado. Son todo asistencias, no conducción semiautónoma.

    Pero esto no es suficiente. A lo largo de la década, Honda espera recortar a la mitad las víctimas mortales en colisiones en el tráfico, llegando a su erradicación en 2050. Esta visión de seguridad para todos incluye las motocicletas (haciéndolas más visibles, y alertándo a sus conductores), y es para todos los mercados mundiales.

    Para evitar los siniestros viales resulta fundamental intervenir en el factor humano, eliminando los errores en la conducción. Para esto Honda va a desarrollar la Tecnología inteligente de asistencia al conductor, que puede anticiparse a los errores que cometa el mismo, por ejemplo, detectando la somnolencia o los patrones de conducción erráticos.

    No será un sistema detectivo o correctivo, también será anticipativo, y por tanto más eficaz

    Los vehículos podrán corregir de forma constante el uso de los mandos, reduciendo así riesgos. También se hará hincapié en la comunicación con el conductor a través de sus sentidos: vista, tacto y oído. El conductor podrá ver un aviso de riesgos, percibir sonidos de alerta y ser avisado con vibraciones estimulantes en su asiento para espabilarle o reducir su cansancio. Se tendrá en cuenta el estado cognitivo del conductor.

    Honda proporcionará 1) asistencia operativa, 2) asistencia cognitiva y 3) asistencia a la concentración

    No solo eso, Honda pondrá de su parte para acelerar una colaboración público-privada para un sistema de seguridad global que afecte a todos los usuarios de las vías. De esta forma se podrá recopilar información que anticipe posibles riesgos. El sistema podrá realizar simulaciones de las posibles consecuencias y anticipar las correcciones.

    Bajo esta visión, no solo contribuyen los vehículos rodantes a catalogar posibles riesgos, también lo hacen los peatones con sus teléfonos móviles e incluso cámaras de vigilancia. Todos los usuarios conectados podrán recibir alertas, lo cual beneficia también a la gente que no tenga un Honda. El fabricante llama a esto Tecnología de Red de Seguridad, o Safety Network Technology en inglés.

    Este enfoque es una vuelta de tuerca a la comunicación V2X, entre vehículos e infraestructuras, y V2V, vehículo a vehículo. Para ello será imprescindible contar con redes de datos rápidas, fiables y con mínimo retardo, para lo cual ya existen tanto 5G como IPv6. El objetivo es la movilidad segura para todos, la auténtica libertad de movimientos.

    Este anuncio se basa en tecnologías que de momento no existen y que solo se han planteado a nivel conceptual, pero alcanzar un estado operativo y comercial no está tan lejos, dado el ritmo al que van las cosas. La investigación de Honda alcanza hasta el análisis de ondas cerebrales y de comportamientos para que la tecnología comprenda a las personas, están hilando muy fino.

    El sistema ADAS de nueva generación podría estar disponible en la segunda mitad de la década

    Resumiendo, la visión de siniestralidad 0 para 2050 se apoya en dos pilares, la seguridad adaptada a cada persona, así como la coexistencia segura de todos los usuarios de la carretera. De los dichos a los hechos habrá lagunas, es una visión un poco idílica aunque se confíe a ciegas en la tecnología. No obstante, es positivo que Honda tenga una visión tan ambiciosa, que seguro salvará vidas

    General Motors anunció en 2018 su visión triple cero: sin accidentes, sin emisiones y sin congestión. Algo parecido vislumbró Continental unos años antes: cero víctimas, cero heridos, cero accidentes. Además, Volvo anunció en 2016 su visión 2020 para eliminar las muertes en coches de su marca. Bienvenidas sean estas iniciativas.