¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

WECHulkenberg y Porsche se coronan en las 24 Horas de Le Mans

El piloto alemán de Fórmula 1 gana con el Porsche 19 las 24 Horas de Le Mans junto a Nick Tandy y Earl Bamber, por delante de sus compañeros Mark Webber, Brendon Hartley y Timo Bernhard. En LMP2 ganó el Oreca de KCMG, en GTE Pro el único Chevrolet en liza y en GTE Am, Ferrari con dramático final para Aston Martin.

Nico Hulkenberg ha tenido su debut soñado en las 24 Horas de Le Mans. El piloto alemán de Force India en la Fórmula 1 ha sido el encargado de llevar hasta la meta de la 83ª edición de la mítica prueba de resistencia el Porsche 919 Hybrid con el dorsal 19 que ha ganado la prueba. Hulkenberg, Nick Tandy y Earl Bamber han logrado una heroica victoria, más cuando los tres son 'rookies' en la carrera con el fabricante de Stuttgart. Porsche, la marca con más victorias en Le Mans, ha sumado la decimoséptima de la historia y aumenta la leyenda.

'Hulk' se ha convertido en el primer corredor en activo de Fórmula 1 en ganar la prueba en la Sarthe desde 1991, cuando Bertrand Gachot y Johnny Herbert lograron ganar con Mazda. Y el mérito es mayor, habida cuenta de que ninguno de los tres fue el encargado de desarrollar este prototipo. La clave de la carrera la tuvo el propio Hülkenberg, cuando pasó del quinto puesto al primero en un stint en el que no bajó del 3:19.

La alegría para Porsche no ha acabado con la victoria, ya que el segundo puesto también ha sido suyo. En este caso, Mark Webber, Timo Bernhard y Brendon Hartley han logrado la 'plata', tras llegar incluso a pelear por la victoria durante la mañana del domingo. Un stop&go por adelantar con banderas amarillas cuando estaban peleando por el liderato les privó de luchar por algo más, pero pueden sentirse satisfechos por lo logrado. El número 17, que había sido el poleman con Neel Jani al volante, finalizó quinto.

El podio lo completó el mejor Audi en carrera, el incombustible coche 7 pilotado por André Lotterer, Marcel Fässler y Benoit Tréluyer, que durante la noche tuvieron un inoportuno problema cuando estaban en condiciones de liderar la prueba. De hecho, el trío que ganó la carrera el año pasado era uno de los grandes favoritos, pero finalmente han tenido que claudicar contra una Porsche inmensa. No ha sido una buena carrera para la marca de los cuatro aros: el coche 8 (Oliver Jarvis, Lucas Di Grassi y Loïc Duval) finalizó cuarto tras una prueba algo gris. Sus opciones quedaron totalmente destruidas en un accidente de Duval mientras doblaba durante una bandera amarilla. El tercer Audi de esta edición, el 9 (Filipe Alburquerque, Marco Bonanomi y René Rast), fue octavo, tras sufrir numerosos problemas técnicos, tanto en las primeras como sobre todo en las últimas horas de competición.

Toyota, los campeones del mundo, metieron sus dos coches en la meta, pero muy lejos de lo esperado. El coche número 2 (Mike Conway, Alex Wurz y Stéphane Sarrazin) fue sexto, mientras que el número 1 de Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Anthony Davidson fue octavo. Con un coche que nació 'muerto', el fabricante japonés está pensando ya en el coche de 2016, en el que pretenden dar batalla.

No obstante, Toyota puede sentirse satisfecho porque, aunque poco competitivos, sí han sido fiables. La actuación de Nissan, por contra, sólo puede calificarse de desastre. El primer coche en caer fue el número 21: el coche de Lucas Ordóñez, Mark Shulzhitskiy y Tsugio Matsuda acabó empanzado por la noche del sábado; el número 23 de Max Chilton, Jann Mardenborough y Olivier Pla acabó en llamas a falta de poco más de dos horas y el número 22 de Michael Krumm, Harry Tincknell y Alex Buncome, aunque sí entró en meta, lo hizo en última posición absoluta (por detrás de todos los GT's incluso) con 153 vueltas menos que el ganador.

LMP2: KCMG vence con susto

Con más sufrimiento del previsto, el equipo KCMG con el Oreca 05 de Nicolas Lapierre, Richard Bradley y Matthew Howson logró la victoria en la 'segunda división' de las 24 Horas de Le Mans. No fue fácil para ellos, o no al menos en las últimas horas, ya que tuvieron una salida de pista que a punto estuvo de privarles del primer puesto.

No obstante, la ventaja que llevaban era sobrada en esos momentos, y el equipo JOTA Sport de Mitch Evans, Oliver Turvey y Simon Dolan se tuvo que conformar con el segundo puesto. El podio de la categoría lo completó el G-Drive Racing de Roman Rusinov, Julien Canal y Sam Bird.

GTE Pro: el solitario Chevrolet triunfa

La retirada del Corvette 63 de Antonio García y Jan Magnussen en la clasificación dejó al número 64 sólo para defender las opciones de victoria, y cumplieron a lo grande. El Porsche 92, uno de los favoritos, abandonó nada más comenzar la carrera, y la batalla se quedó entre el Corvette, los Aston Martin y, sobre todo, los Ferrari del AF Corse.

Sin embargo, poco a poco el ritmo de Oliver Gavin, Jordan Taylor y Tommy Milner se vio insuperable para los Ferrari, que sufrieron muchos problemas mecánicos cuando más cerca estaban. Especialmente doloroso fue el caso del coche 51 (el 'pata negra' de la estructura Ferrari), que lideraba a poco más de hora y media y perdió 20 minutos en boxes por un problema técnico.

GTE Am: drama de Aston Martin, Patrick Dempsey, 2º

En las 24 Horas de Le Mans hay que mantener la atención y la mecánica hasta el final, y el equipo AMR de Aston Martin puede atestiguarlo. El veterano Paul Dalla Lana estaba haciendo el último relevo de la prueba cuando el Aston 98 falló en las chicanes de entrada a Dunlop y se fue recto. Faltaban apenas 45 minutos para que conquistaran la victoria de la categoría GTE Amateur, que finalmente fue para el Ferrari 458 del equpo SMP Racing pilotado por Víctor Shaytar, Andrea Bertolini y Aleksey Basov. Las lágrimas de Dalla Lana bajo el casco acompañaron a la rabia de Pedro Lamy, ex piloto de Fórmula 1, y Mathias Lauda, hijo del tricampeón Niki Lauda.

El podio de GTE Amateur tuvo más atención de la normal, gracias al segundo puesto. El ex actor Patrick Dempsey consiguió la plata para su equipo, gracias sobre todo al buen hacer de Patrick Long, el 'tutor' de la estructura, y Marco Seefried, que fue el encargado de entrar en meta con el Porsche 911 RSR, que salvó los muebles de la marca entre los GT. En tercera posición acabaron Jeffrey Segal, Townsend Bell y William Sweedler con el Ferrari 458 del Scuderia Corsa.

Fotos: Porsche / Audi / Toyota / Corvette / KMGC

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto