¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Inicio
  • Noticias
  • Índice de velocidad del neumático: dónde se ve y qué significa

Índice de velocidad del neumático: dónde se ve y qué significa

Cada neumático tiene un código que identifica sus características.Pixabay

Cada neumático tiene un código que proporciona información al usuario, de modo que este sepa para qué uso concreto ha sido concebido.

Además de las dimensiones, el tipo de estructura o la carga que puede soportar, encontramos el código de velocidad.

Una rueda es una rueda, ¿no? Negra, redonda, de goma… las que no tienen dibujo son aquellas que en las carreras llaman «slicks», pero para el día a día tengo que utilizar las que tienen dibujos. ¿Qué más hace falta saber?

Bueno, elegir un neumático no debe ser tan sencillo como eso, pues el mercado actual ofrece productos específicos para cada tipo de vehículo y necesidades del usuario. La diferencia entre un neumático diseñado para asfalto mojado, uno concebido para reducir el consumo o uno reforzado que aguante una carga pesada es notable e influirá en el comportamiento de nuestro vehículo, afectando también a la seguridad.

El código, ¿dónde está?

Además de las cuestiones técnicas y de seguridad, no debemos olvidar que cada vehículo tiene unas cualidades de neumático homologadas y no podemos salirnos de dicho abanico marcado por el fabricante.

Por eso, cuando nos disponemos a ver qué neumático utiliza nuestro coche para sustituirlo por otro nuevo es imprescindible saber leer el código que lo acompaña para entender las características del mismo.

Todo neumático tiene por ley una sucesión de números y letras que indican el tipo de construcción, su índice de carga, la anchura, el diámetro entre talones o la velocidad máxima a la que puede circular, entre otros datos.

Este código lo encontramos en el flanco del neumático. Pongamos como ejemplo que nuestro neumático marca en el mismo que es un 205/65 R16 91T. Cada combinación de números y letras corresponde a lo siguiente:

  • 205: anchura de la sección nominal expresada en milímetros (el ancho de la banda de rodadura, la sección que entra en contacto con el suelo).
  • 65: relación de altura con respecto a la sección (no es una medida neta, sino una proporción).
  • R: estructura radial (actualmente, la mayoría de los neumáticos son de este tipo, aprende más sobre los diferentes tipos aquí).
  • 16: diámetro entre talones expresado en pulgadas (por tanto, necesita una llanta de 16 pulgadas).
  • 91: índice de carga máxima que el neumático puede soportar a la velocidad que indica el índice de velocidad (en este caso serían 615 kg).
  • T: código de velocidad máxima a la que el neumático puede rodar con la carga indicada en su índice (en este caso serían 190 km/h).

El índice de velocidad

Como hemos adelantado, el código de velocidad es una letra que equivale a la velocidad máxima que el neumático puede soportar en un vehículo que transporte la carga máxima legal para la que ha sido homologado. De ese modo, el fabricante garantiza la seguridad del mismo en dichas condiciones.

Marcado en rojo, observamos el índice de velocidad de este neumático, con el que no se pueden superar los 210 km/h.

Cómo se calcula

Toda homologación requiere la intervención de un laboratorio que certifique la validez de la misma. En este caso se realiza un ensayo con la carga simulada correspondiente al neumático en cuestión, incrementando la velocidad en 10 km/h cada 10 minutos hasta alcanzar la velocidad que el fabricante quiere validar. En el proceso, el neumático debe demostrar que cuenta con la resistencia y cualidades necesarias para rodar con esa carga y a esa velocidad concretas. Además, esta prueba hace referencia a un neumático en buen estado, sin cortes, bultos, desgaste excesivo, subinflado ni cualquier otra anomalía.

Los índices de velocidad homologados son los siguientes:

¿Me da más información el índice de velocidad?

Indirectamente, sí. Aunque teóricamente el índice de velocidad sólo hace referencia a la velocidad máxima que puede soportar bajo el límite de carga del vehículo, en la práctica nos ofrece más datos relevantes sobre las cualidades del neumático.

Tracción, desgaste o agarre en curva son algunas de las cosas que nos puede indicar, pues por lo general cuanto mayor sea el índice de velocidad, más agarre y capacidad de frenado nos proporcionará ese neumático y, por lo tanto, menos durará al estar fabricado con un compuesto más blando y que prioriza el rendimiento. Eso lo hará, por lo general, más adecuado para climas cálidos, siendo menos eficiente en zonas de invierno severo.

¿Puedo utilizar un índice de velocidad distinto al homologado?

Siempre que elijas un neumático con un índice de velocidad superior al marcado en la ficha técnica, no tendrás problema a la hora de pasar la ITV. En cambio, si quieres utilizar uno inferior, debes limitar la velocidad máxima de tu vehículo para que no sobrepase la correspondiente al índice elegido. ¡Y no vale con levantar el pie del acelerador o accionar el limitador electrónico del coche! Debes acudir a un taller para ello, pues debe ser una acción permanente.

Cada tipo de vehículo debe contar con un neumático adaptado a su uso habitual.

Además, ten en cuenta que al igual que ocurre con los modelos de neumáticos montados en el coche, no es aconsejable combinar diferentes índices de velocidad y lo ideal es montar cuatro neumáticos idénticos. Pero en el caso de hacerlo, asegúrate siempre de que los neumáticos con menor índice se encuentren en el eje delantero, independientemente del tipo de tracción de tu vehículo (delantera, trasera o 4x4).

Primero, porque la parte delantera no variará ostensiblemente de peso sobre su eje al disponer la carga en el habitáculo y el maletero (salvo que tengas un vehículo de motor trasero, claro). Segundo, aumentarás la capacidad de agarre del eje trasero al situar los neumáticos con mayor rendimiento en dicha parte del coche, minimizando los riesgos de sobreviraje. En cualquier caso, nunca podrás superar la velocidad máxima marcada por el neumático de menor índice de velocidad.

¿Por qué un índice de velocidad?

Si has llegado hasta aquí, es probable que te hayas preguntado qué necesidad hay de establecer índices por encima de los límites legales de velocidad, que en España no superan los 120 km/h.

La razón es que en determinados países -como Alemania- encontramos tramos sin limitación de velocidad e, independientemente de eso, podemos optar por rodar en circuito con nuestro vehículo, lo que nos obligará a tener en cuenta hasta dónde puede llegar en función de sus características.

Fotos: Pixabay

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto