¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Indy 500Álex Palou clasifica cuarto a la pelea por la pole; históricas vueltas de Rinus VeeKay

    Álex Palou clasifica cuarto a la pelea por la pole; históricas vueltas de Rinus VeeKay
    Palou rueda al lado de VeeKay durante los libres de la mañana.IndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández9 min. lectura

    Pese a salir en condiciones menos favorables, el piloto español registró un excelente intento de clasificación con la segunda mejor vuelta del día.

    VeeKay completó una vuelta estratosférica de 234.702 mph, solo detrás de los récords de Arie Luyendyk hace 26 años.

    Ganassi situó sus cinco coches en el Fast 12, en el que Sato se metió por los pelos.

    En un día de grandes velocidades y fraccionado por las inclemencias meteorológicas, Álex Palou ha cumplido con creces el objetivo de clasificarse por tercera vez en tres años para la pelea por la pole de las 500 millas de Indianápolis este domingo. El piloto español, que hasta ahora se había dejado caer poco por las posiciones de honor, mostró sus cartas con un excelente intento de clasificación que le situó en cuarta posición, pese a salir desde una posición desfavorable en el orden establecido por sorteo el día anterior.

    Siendo el 19º piloto en salir a clasificar, Palou arrancó con una excelente vuelta de 233.588 millas por hora, el segundo mejor en ese apartado, y logró mantener un buen ritmo hasta una cuarta vuelta en la que perdió algo de terreno. Con todo, su promedio final de 232.774 millas por hora le dejó a solo una milésima del tercer lugar, y aseguró su presencia en el Fast 12 sin necesidad de correr más riesgos como el año anterior. Su promedio, además, aplastó el mejor registro de un español, que aún estaba en posesión de Fernando Alonso desde 2017 con el 231.300 que le situó quinto en parrilla.

    Palou fue uno de los 10 pilotos que logró clasificar por encima de 232 millas por hora, una cifra que en los últimos 25 años solo había alcanzado Scott Dixon en 2017 (232.164). Los esperados tiempazos llegaron al inicio de una sesión adelantada una hora por la expectativa de lluvia, en la que los primeros pilotos se encontraron con unas condiciones casi perfectas. De ese modo, Rinus VeeKay fue el segundo en salir a la pista y acabó al frente con un histórico intento de clasificación en el que promedió 233.655 mph, el tercero más rápido de la historia, muy próximo al récord de la pole de Scott Brayton de 1996 (233.718).

    En su primera vuelta, VeeKay se convirtió en el segundo piloto de siempre en alcanzar las 234 mph en clasificación con un registro sideral de 234.702 mph (38.346 segundos), cifras que solo su compatriota Arie Luyendyk superó en el segundo día de clasificación de 1996 con vueltas de 236 y 237 mph. El piloto que le precedió, Pato O'Ward, logró superar las 233 mph de promedio, confirmando las buenas sensaciones de McLaren SP, y su compañero Felix Rosenqvist, que salió muy poco después, remató la faena con la tercera posición.

    La fortaleza de Chip Ganassi Racing quedó de manifiesto al colocar sus cinco coches entre los 10 primeros. Por primera vez esta semana, Palou encabezó al grupo, justo delante de Tony Kanaan y de un buen Jimmie Johnson que tiene buenas opciones de empezar su primera Indy 500 muy arriba. Marcus Ericsson, perjudicado por una tardía posición de salida, terminó octavo, y la única decepción relativa llegó con el 10º puesto de un Scott Dixon que lamentaba haber puesto más carga de la necesaria. Entre medias, un Ed Carpenter curtido en mil guerras clasificatorias de la Indy 500 cumplió con la séptima posición pese a salir en condiciones de más calor.

    Tanto Andretti como Penske, que tuvieron diferentes incidencias, solo consiguieron colar un coche entre los 12 mejores: Romain Grosjean, que sacó partido de su temprana posición con el noveno mejor tiempo, y Will Power, que aprovechó un instante de condiciones nubladas para rascar una undécima posición por delante de la gran decepción del día, Takuma Sato. Los coches de Coyne, aparentemente conservadores con la carga aerodinámica, no desplegaron el ritmo sideral de los tres días anteriores, y su situación se vio perjudicada cuando su crono de 232.196 fue eliminado por entorpecer la vuelta de calentamiento de Marco Andretti cuando volvía a los pits.

    No contento con ello, Sato fue a por todas en su segundo intento, tocó el muro en la curva 3 y mantuvo el pie a fondo para arrebatar la última plaza del Fast 12 a su compañero David Malukas, quien acababa de mejorar también en un segundo intento. No hubo muchos de estos, ya que la lluvia obligó a pararlo todo dos veces: primero a las 20:15, solo 45 minutos después del fin de los primeros intentos (validando la decisión de adelantar el inicio), y tras una breve reanudación de solo 12 minutos, con más viento y humedad, la interrupción de las 22:02 fue la definitiva, dándose por acabado el día 50 minutos más tarde cuando quedaba aún una hora por delante.

    Al salir por la calle rápida borrando su tiempo anterior para no esperar en la cola de la calle lenta, dos pilotos perdieron varias posiciones en busca del Fast 12. Alexander Rossi, notablemente enfadado con la carga de su coche, perdió cuatro puestos, pero el colmo fue para McLaughlin. A diferencia de Sage Karam, el otro piloto que clasificó en el periodo de 12 minutos, el neozelandés perdió muchísimo tiempo, y pasó de la 15ª posición a la 26ª. Su compañero Josef Newgarden, quien también se había comprometido a perder su tiempo, se vio salvado por la campana al neutralizarse la sesión durante su vuelta de calentamiento, y pudo conservar su 14ª posición.

    Más atrás, Colton Herta solo pudo ser 25º tras sufrir una rotura de motor al inicio de su primer intento y no mostrar mucha velocidad en el segundo. Del mismo modo, sorprendió que el vigente ganador Hélio Castroneves solo pudiese ser 27º, y los equipo Foyt y Rahal confirmaron sus problemas de velocidad. Al fondo de la tabla, Juan Pablo Montoya tuvo que salir mucho más tarde por fallar la inspección pre-clasificación, y Stefan Wilson no pudo completar un intento a tiempo tras tener que cambiar el motor por una instalación incorrecta de las marchas que había hecho que se sobrecalentase.

    RESULTADOS DEl PRIMER DÍA DE CLASIFICACIÓN EN INDIANÁPOLIS

    - (R): Debutantes en la Indy 500
    - En negrita, clasificados para el Fast 12

    De este modo, los cinco coches de Ganassi, más dos de McLaren SP y Carpenter, y una unidad de Penske, Andretti y Coyne, se batirán el cobre mañana a dos rondas, primero en el Fast 12 (22:00) y después en el Fast 6 (23:10). El resto tendrá en parrilla la posición que hayan obtenido en este sábado y no tendrá que recalificar.

    Fotos: IndyCar Media