IndyCar 2018: las opciones de los cuatro candidatos al título

  • Scott Dixon y Alexander Rossi se batirán en duelo por el título en Sonoma, separados por 29 puntos.
  • Un segundo puesto le vale a Dixon para ser campeón; Rossi necesita ganar para no depender de un resultado raro.
  • Will Power y Josef Newgarden, las comparsas matemáticas de Penske.

El 11 de septiembre de 2005, cuatro años después de los atentados de Nueva York que cambiaron el mundo para siempre, el malogrado Dan Wheldon sumaba en Chicagoland su quinta victoria de la temporada, que le permitía proclamarse campeón de IndyCar a falta de dos carreras para el final de forma casi matemática (solo necesitaba empezar la carrera de Watkins Glen). Dos años después, el 21 de octubre de 2007, Sébastien Bourdais hacia lo propio en Surfers Paradise, donde logró su séptimo triunfo del año a falta de la carrera final en el Hermanos Rodríguez, y su cuarto entorchado en una Champ Car que desaparecería meses después.

Éstas han sido las últimas ocasiones en las que un título de una gran categoría de monoplazas en Estados Unidos se ha decidido antes de la última carrera. La categoría suele enorgullecerse de que la gran competitividad en cabeza ha permitido que los 12 campeonatos disputados desde 2006 hayan concluído con un duelo final por el título. Esta racha se amplia a 13 este finde de semana en el que será el último Gran Premio de Sonoma, que pondrá fin a la temporada 2018 con cuatro candidatos al título, tres de ellos campeones previos.

Por quinto año consecutivo, la última carrera otorgará doble puntuación (100 - 80 - 70 - 64 - 60 - 56 - 52 - 48 - 44 - 40 - 38 - 36 - 34 - 32 - 30 - 28 - 26 - 24 - 22 - 20 - 18 - 16 - 14 - 12 - 10), un hecho que solo en 2014 contribuyó a que el título llegase vivo a la última ronda, y que fue decisivo para que Scott Dixon le arrebatase el entorchado en 2015 a Juan Pablo Montoya. Este año, ha permitido que dos pilotos más lleguen con opciones matemáticas, pero el hecho de que éstas sean tan remotas (511 puntos, a 87 puntos) hace que la atención se centre en los dos principales contendientes, el tetracampeón Dixon (598 puntos) y el aspirante Alexander Rossi (569 puntos).

Y es que, al máximo de 90 puntos que el ganador de una carrera puede recuperar en esta prueba por los puntos normales, hay que sumarle los cuatro puntos de bonus que se pueden obtener: uno por la pole, otro por liderar una vuelta y dos por ser el piloto que más vueltas lidera en la carrera. Esto complica sobremanera el cálculo de las posiciones necesarias para que un piloto u otro sea campeón, en especial si el piloto con ventaja acaba fuera del podio. Por ello, las combinaciones reflejadas en este artículo reflejarán las posiciones que los candidatos necesitan para hacerse con el título independientemente del bonus que obtenga su rival, salvo en aquellos casos puntuales en los que se especifique.

SCOTT DIXON (598 puntos)

El 'iceman' de la IndyCar, con cuatro títulos bajo el brazo y sobre el que se estrenará una película documental el próximo mes, ha hecho gala este 2018 más que nunca de su espectacular consistencia y ritmo de carrera para llegar a Sonoma dependiendo de sí mismo. En las últimas 12 carreras, Dixon ha conseguido sus tres triunfos del año (Detroit, Texas y Toronto) y subido al podio en ocho ocasiones, además de acabar todas esas pruebas entre los cinco primeros, a excepción de Iowa. 

Todo ello, a pesar de la falta de velocidad de Ganassi este año, reflejada en el hecho de que Dixon podría acabar sin una sola pole esta temporada por primera vez desde 2010 (salió primero en Gateway tras cancelarse la clasificación; solo cuatro top 5 en parrilla por méritos propios). Podría ser, además, el primer campeón sin poles desde Wheldon en 2005. La fortuna, no obstante, ha estado de su lado en ocasiones clave como en Portland, donde tras clasificar undécimo y verse involucrado en el accidente de la salida, logró rescatar un quinto puesto gracias a una oportuna bandera amarilla.

Dixon será campeón si...

(en negrita: casos en los que sus rivales cumplieron con las condiciones este año). (MV: bonus de más vueltas lideradas)

PosROSSIPOWER o NEWGARDEN
--
--
3º, pole y MV--
3º, MVsin pole-
3º - 6ºno gana-
7º, MVno gana-
7º / 8º-
9º / 10º-
11º / 12º-
13º / 14º-
15º / 16º-
17º / 18º-
19º / 20º-
21º10º-
22º10ºno gane
23º11ºno gane
24º12ºno gane
25º13ºno gane

El hecho de que la ventaja de Dixon sea superior a 24 puntos, el máximo margen que el primer clasificado puede arrebatar al segundo, permite que el neozelandés no esté a merced de un triunfo de Alexander Rossi, ya que terminar segundo le valdría para ser campeón. De hecho, hasta un tercer puesto le podría proclamar campeón, siempre y cuando liderase más vueltas que nadie, y un top 6 obligaría a Rossi a sumar su cuarta victoria del año. ¿El lado negativo de jugársela en la distancia?: todo empate a puntos en el que Rossi acabase en el podio se decantaría en contra de Dixon, ya que ambos tienen el mismo número de triunfos (3), segundos (1) y terceros puestos (4).

ALEXANDER ROSSI (569 puntos)

Tras un primer año de aclimatación facilitado por su increíble victoria en las 500 millas de Indianápolis, y un segundo año de consagración, Alexander Rossi ha dado el salto efectivo como contendiente al título en 2018, habiendo sido el líder del campeonato en dos ocasiones separadas con sus victorias en Long Beach, Mid-Ohio y Pocono, amén de una espectacular remontada de 28 puestos en la Indy 500

No obstante, su agresividad en pista, que ha propiciado comparaciones con Michael Andretti, ha derivado en algunos errores puntuales durante la temporada (St. Petersburg, segunda carrera de Detroit, Road America, Toronto), amén del fallo estratégico en Barber y la inoportuna bandera amarilla que convirtió un asalto al liderato en Portland en una pérdida de puntos. Por primera vez desde el título de Ryan Hunter-Reay en 2012, Andretti llega a la última carrera con una bala de gran calibre para pelear por el campeonato.

Rossi será campeón si...

(en negrita: casos en los que sus rivales cumplieron con las condiciones este año).
(MV: bonus de más vueltas lideradas / +4: todos los puntos de bonus)

PosDIXONPOWER o NEWGARDEN
1º, pole o MV-
1º sin pole o MV3º sin MV-
9º (8º sin +4)-
12º (11º sin +4)-
15º (14º sin MV, 13º sin bonus)-
17º (16º sin MV, 15º sin bonus)-
19º (18º sin MV, 17º sin bonus)-
21º (20º sin MV, 19º sin bonus)-
23º (22º sin MV, 21º sin bonus)-
25º (24º sin MV, 23º sin bonus)no ganen
10º25º sin bonusno ganen
11º, pole o MV25º sin bonusno ganen
12º, pole y MV25º sin bonusno ganen

Si la carrera de Dixon va por cauces normales, gran parte de las aspiraciones de Rossi para obtener su primer título pasarán por hacerse con la victoria. En este caso, casi cualquier combinación en la que Dixon acabase tercero le daría el título, salvo que no lograse la pole ni fuese el que más vueltas hubiese liderado, en cuyo caso dependería de que el neozelandés no hubiese sido el hombre dominante durante la prueba. Un segundo puesto condicionaría todo a un mal día de Dixon, que tendría que ser aún peor a medida que Rossi quedara más abajo.

WILL POWER y JOSEF NEWGARDEN (511 puntos)

Las viscisitudes de los dobles puntos en la última carrera han permitido que los campeones de 2014 y 2017, empatados a puntos, lleguen a la ronda final con opciones matemáticas de repetir, pero ellos mismos son conscientes de que sus opciones reales son prácticamente nulas. Es una situación inusual en tiempos recientes para Penske, que desde 2010 siempre ha tenido a un piloto entre los dos primeros de la general antes de la carrera final, y que no estaba tan lejos de la obtención del título desde que Sam Hornish Jr. y Hélio Castroneves se quedaron pronto sin opciones en 2007.

Power ha sido el hombre más rápido de la temporada a una vuelta, con cuatro poles y 13 clasificaciones de 15 entre los tres primeros, ha conseguido al fin quitarse la espina de ganar las 500 millas de Indianápolis y ha sido el piloto que más puntos ha sumado en óvalos, pero los incidentes que han arruinado hasta seis de sus carreras han sido demasiado contrapeso para sus tres triunfos (Indy GP, Indy 500 y Gateway). Newgarden, por su parte, también ha obtenido tres victorias en su defensa del título (Phoenix, Barber y Road America), pero no se ha subido al podio en ninguna otra carrera, además de no mejorar su posición de salida en ninguna de las últimas seis, rematado todo por la desafortunada amarilla en Portland cuando lideraba.

Power o Newgarden serán campeones si ganan y...

(MV: bonus de más vueltas lideradas / V: bonus de vuelta liderada)

BonusDIXONROSSI
Pole y MV22º
MV23º (22º sin pole ni V)10º (9º sin pole y V)
Pole y V24º (23º sin MV)10º (9º sin pole ni V)
V25º (24º sin MV, 23º sin pole ni V)11º (10º sin pleno de bonus)

Con 25 coches en pista, sus escasísimas opciones de triunfo pasan por una victoria dominante, un abandono de Scott Dixon y un día malo (que no inusual) de Alexander Rossi, todo ello bastante poco probable en un trazado como el de Sonoma, poco amigo de los cambios inesperados salvo accidente múltiple en la salida, cada vez menos frecuente. Por ello, aunque sean cuatro los hombres de la foto, solo dos compiten este fin de semana con la presión real de saberse candidatos y favoritos, ambos en busca de logros históricos en sus respectivas carreras. ¿Se asentará aún más Dixon en la historia del automovilismo americano, o empezará a escribir Rossi su nombre con letras de oro en ella? Pasada la medianoche del domingo al lunes en España, Sonoma dictará sentencia.

Fotos: IndyCar Media

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto