¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarOliver Askew suple en Detroit a Felix Rosenqvist tras su espectacular accidente

    Oliver Askew suple en Detroit a Felix Rosenqvist tras su espectacular accidente
    Askew vuelve a enfundarse el casco para una carrera de IndyCar, aunque sea por un díaIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández6 min. lectura

    El piloto estadounidense vuelve por un día al que fue su coche en 2020, sin haber rodado nunca en Belle Isle.

    McLaren SP prescindió de sus servicios tras ocultar síntomas de una conmoción cerebral.

    Rosenqvist permanece en observación en un hospital de Detroit, consciente y sin aparentes lesiones de gravedad.

    La primera de las dos carreras de IndyCar en el circuito urbano de Belle Isle tuvo como protagonistas a los dos pilotos suecos a ambos lados de la balanza. Marcus Ericsson fue protagonista al obtener su primera victoria en la categoría, convirtiéndose de paso en el cuarto piloto en conseguirlo este año, y el séptimo ganador distinto en siete carreras. Por su parte, Felix Rosenqvist fue protagonista por su espectacular accidente en la vuelta 23, al impactar frontalmente contra unas protecciones de neumáticos a gran velocidad al quedarse atascado su acelerador.

    El propio Rosenqvist tranquilizó a sus fans a través de su cuenta de Twitter, en la que aseguró encontrarse bien «aunque con bastantes dolores». En el parte médico publicado en la madrugada española, el director médico de la categoría, Geoffrey Billows, detalló que Rosenqvist permanecería ingresado en el Detroit Receiving Hospital para ser sometido a «una resonancia magnética y pasar la evaluación de los servicios de trauma y neurología». En este comunicado no se especificó si Rosenqvist sufre algún tipo de lesión, aunque las exploraciones «han descartado lesiones que pongan en peligro la vida o las extremidades» del piloto sueco, siendo este último aspecto lo que más preocupaba.

    Toda vez que Rosenqvist parece haber esquivado una bala, McLaren SP ha reaccionado con celeridad, y en lugar de optar por dejar vacante el asiento, ha encontrado quien ocupe su lugar para la segunda carrera del fin de semana, un hecho que no es inaudito (Carlos Muñoz hizo lo propio en Toronto 2013 en sustitución de Ryan Briscoe). Curiosamente, se ha elegido para esta labor al estadounidense Oliver Askew, que regresa por un día al que fue su coche durante la temporada 2020 antes de perder su asiento en circunstancias muy controvertidas que parecen haber pasado ahora a un segundo plano.

    El joven piloto de Florida, que ganó el campeonato Indy Lights en 2019 por delante de O'Ward, hizo su debut en IndyCar el año pasado, obteniendo un podio en su quinta carrera en Iowa, pero su temporada se vio alterada por un fortísimo accidente en las 500 millas de Indianápolis, en el que sufrió una conmoción cerebral que no fue detectada en primera instancia por el equipo médico de la categoría. Askew siguió corriendo pese a manifestar síntomas del síndrome posconmoción (problemas de balance y coordinación, cambios de humor...), lo que derivó en resultados decepcionantes en dos eventos dobles antes de someterse a una reevaluación médica.

    Hélio Castroneves le sustituyó en la doble cita del Harvest GP en el circuito rutero de Indianápolis antes del regreso de Askew para la carrera final en St. Petersburg, pero para entonces el estadounidense llevaba ya dos semanas sentenciado públicamente por su propio equipo, que anunció que no seguiría contando con él en 2021. Extraoficialmente, trascendió que el manejo de la situación por parte de Askew, que había ocultado sus molestias al equipo, así como unas incendiarias declaraciones por parte de su agencia de representación, habrían supuesto la puntilla junto al relativo déficit de rendimiento respecto a Pato O'Ward.

    En este 2021, Askew participa en el campeonato IMSA, donde ha competido con tres equipos de LMP3 distintos en tres carreras y obtuvo la victoria de clase en las 24 horas de Daytona. Su última carrera fue con Andretti Autosport, con el cual disputará el resto del campeonato junto a Jarett Andretti, con el añadido de Marco Andretti para las citas de larga duración. Pese a que su clase no compite en Detroit en la cita del IMSA de este fin de semana, Askew se encontraba presente en el circuito, lo que ha facilitado esta oportunidad... pese a que saldrá a clasificar esta tarde sin haber completado nunca una sola vuelta en Belle Isle.

    Este hecho, con todo, llega en los días posteriores a varios rumores sobre la continuidad de Rosenqvist en el equipo, después de un decepcionante inicio de temporada. Mientras que O'Ward ocupa la segunda posición en la general a quince puntos del líder Álex Palou, habiendo terminado cinco carreras de siete entre los cuatro primeros, Rosenqvist es 22º en la tabla con poco más de un tercio de los puntos de su compañero, sin haber pasado en carrera del 12º puesto conseguido en St. Petersburg, y superando solo a los canadienses James Hinchcliffe y Dalton Kellett entre los 21 pilotos a tiempo completo. Si su evolución va por buenos derroteros, el sueco deberá ponerse las pilas en las próximas carreras, porque contendientes no faltarán para ese asiento.

    Fotos: IndyCar Media