¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCar"Exigente" primer test en óvalo para Esteban Gutiérrez

    El piloto mexicano participó en una jornada de test privados de la IndyCar en Iowa.

    Dicho test era condicion sine qua non para las tres citas restantes en óvalo.

    Gutiérrez completó tandas largas, experimentó con la aerodinámica y con los cambios necesarios para la configuración del coche.

    Este miércoles, la IndyCar celebró una jornada de test privados en el óvalo de Iowa, de cara a la carrera que la categoría disputará allí el próximo 9 de julio. En este test, han tomado parte cinco equipos al completo, de los ocho que compiten en el certamen: Andretti (Takuma Sato, Alexander Rossi, Marco Andretti y Ryan Hunter-Reay), Schmidt (James Hinchcliffe y Mikhail Aleshin), Carpenter (J.R. Hildebrand y Ed Carpenter), Rahal (Graham Rahal) y Coyne, con Ed Jones y Esteban Gutiérrez. Para éste último, tiene un significado aún mayor, ya que es su primera experiencia en un óvalo.

    El piloto mexicano debutó con el equipo de Dale Coyne a principios de mes en la Dual in Detroit, en el circuito urbano de Belle Isle, como sustituto del lesionado Sébastien Bourdais, pero pocos días después IndyCar le denegó la participación en la Texas 600 al no haber rodado con anterioridad en un óvalo, tomando su lugar el francés Tristan Vautier. La pasada semana, Gutiérrez se aseguró seguir en el coche hasta que Bourdais se recupere del todo, y terminó 17º en el Gran Premio de Road America. El siguiente paso, no obstante, era probar en un óvalo para poder competir en la Iowa 300, y el test de la IndyCar en ese mismo escenario era la oportunidad perfecta.

    En declaraciones a Motorsport.com, el ex piloto de Fórmula 1 y Fórmula E comentó que su preparación en el día del test comenzó de la mano de Ed Carpenter y de su manager, el ex piloto de IndyCar Adrián Fernández, subcampeón de la CART en el 2000 con 194 carreras y 11 victorias en su haber, siete de ellas en óvalo. "Me llevaron por la pista antes de empezar el test y Ed Jones, mi compañero, me dio algunos consejos, cosas que es importante saber. Además, había visto muchos videos de las carreras aquí y estudiado información. En la primera hora del test, subí a la grada con los spotters y comprobé las diferentes líneas que los pilotos usaban en las curvas. Eso me ayudó mucho".

    En cuanto a su programa del día, Gutiérrez ha comentado que su programa no se centró en la preparación de la carrera, si no en acomodarle para la conducción en óvalo y a la búsqueda de velocidad: "Nos hemos concentrado en ir quitando carga, paso a paso. Empecé con mucha carga al principio para ganar confianza e ir a fondo, y lo hice. Al ir quitándola, empecé a experimentar con diferentes líneas y a aprender que tienes que pasar directamente sobre los baches. Diría que me quedé a medias entre la carga aerodinámica a tope y una carga mínima. De hecho, el coche fue más fácil de entender y más predecible cuanta menos aerodinámica tenía"

    Asimismo, el mexicano pudo comprobar de primera mano como influye el desgaste de los neumáticos en una tanda larga, y cómo afecta al pilotaje en el peralte: "Hemos hecho tandas largas, pero no una simulación de carrera. Hicimos una tanda de unas 60 vueltas para poder sentir como el agarre se reducía. El coche sobrevira un poco cuando los neumáticos delanteros empiezan a caer, y he aprendido como tomar las curvas en las que se desgastan menos, para que duren más".

    Recomendaría a cualquier piloto que experimentase algo así, mejora tu conocimiento de todo lo que pasa en el coche

    Uno de los cambios más drásticos que un piloto de circuito se encuentra al atacar los óvalos se encuentra en la exigencia requerida para mantener la concentración, y las constantes fuerzas G en la misma dirección, algo que es más patente si cabe en un óvalo como Iowa. Gutiérrez considera que "no es demasiado físico, pero un óvalo corto es muy exigente para la mente. Todo el rato estás girando y las fuerzas G están en la izquierda, algo a lo que no estoy acostumbrado".

    Para el campeón de la primera GP3 en 2010, sin embargo, una de las cosas que más ha aprovechado de su experiencia son las sensaciones que le ha transmitido el coche, mucho más directas y perceptibles en el pilotaje: "Puedes sentir cada uno de los movimientos y cambios técnicos en el coche. Eso te ayuda a entender el efecto que cada cosa tiene en el coche. De hecho, recomendaría a cualquier piloto que experimentase algo así, porque mejora tu conocimiento de todo lo que cambia en el coche.

    Fotos: IndyCar Media

    Fuente: Motorsport.com

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto