Logo Motor.es

¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Previo y horarios del Brickyard Grand Prix 2023 de IndyCar en Indianápolis

Previo y horarios del Brickyard Grand Prix 2023 de IndyCar en Indianápolis
La 'Pagoda' contempla el paso de Alexander Rossi por la metaIndyCar Media
Adrián Fernández
Adrián Fernández8 min. lectura

La segunda visita anual al trazado Indy GP, que se celebrará el sábado dentro del evento conjunto con NASCAR, supone una oportunidad de oro para que Alex Palou intente sentenciar el campeonato, tres meses después de su victoria en mayo.

A lo largo de sus respectivas existencias, la cooperación entre IndyCar y NASCAR han sido escasa. Se han limitado a acuerdos puntuales entre equipos, apariciones muy esporádicas de algunas de sus estrellas, alguna que otra aparición de categorías menores como soporte y acuerdos para uso de circuitos que terminaron como el rosario de la aurora. Así fue, al menos, hasta 2020, cuando la pandemia creó el contexto ideal para adelantar una idea subyaciente: un fin de semana conjunto en el mismo recinto.

Entonces nació lo que hoy día es conocido como el Brickyard Weekend, que añadió al calendario de IndyCar una segunda ronda en el trazado GP de Indianápolis. Al igual que el Gran Premio de mayo, esta carrera se disputa en sábado, aquí como evento co-principal junto a la carrera de NASCAR del domingo. Los stock cars visitaban el óvalo de Indianápolis desde 1994, pero la Brickyard 400 había quedado muy denostada en asistencia y prestigio. Así, desde el segundo junte en 2021 también emplean la variante de Gran Premio que años atrás usaron Fórmula 1 y MotoGP, con trazados distintos.

Sin embargo, esta podría ser la última vez que se celebre esta colaboración, debido al rumoreado retorno de la Brickyard 400 el próximo año, a que las sinergias entre categorías no han sido tantas como se esperaba en un principio, y al parón olímpico que afectará por estas fechas a las primeras semanas de agosto en el deporte estadounidense. Amén, por supuesto, de la reestructuración de ciertas pruebas en el calendario de IndyCar, con el traslado de Nashville como cierre de telón en septiembre y el potencial retorno del óvalo de Milwaukee.

Como viene siendo habitual en este evento, el 'Brickyard GP' presenta un programa reducido de dos días de competición. La clasificación tendrá lugar el viernes y solo habrá una única sesión de libres, cuya duración se extiende de 75 a 90 minutos. A su vez, el habitual 'warm-up' pierde su condición para ser una sesión de libres posterior a la qualy el mismo viernes, por lo que la carrera será la única sesión en pista del sábado. En general, muy poco tiempo para prepararlo todo, por lo que la experiencia de mayo y 'caer de pie' con el setup será esencial para los competidores.

En la pelea por el campeonato, este evento adquiere un cariz de gran relevancia para el líder Alex Palou, el último piloto que ganó en este trazado hace tres meses. Con 84 puntos de ventaja, el piloto español cuenta con margen para el error en este evento antes del triunvirato final de pruebas, y la posibilidad de proclamarse campeón en la penúltima carrera en Portland. No obstante, la carrera que hay entre medias será en el óvalo de Gateway, un terreno donde Penske en general, y Josef Newgarden en particular, se han mostrado imbatibles desde el año pasado.

Es por ello que ampliar el margen con el estadounidense, algo que hizo ligeramente en Nashville, se plantea como un escenario de lo más ideal. En caso de salir de Indianápolis con 91 puntos de ventaja, a Palou le bastaría con igualar su peor resultado este año (octavo) en las tres carreras siguientes para ser campeón. Nadie más parece figurar en la ecuación a corto plazo, ya que Scott Dixon, tercero en la general a 126 puntos, no conoce aún la victoria esta temporada y empieza a sentir la presión de su compatriota Scott McLaughlin.

top 10 general de indycar 2023 (13 carreras de 17)

Alexander Rossi defiende su triunfo del año pasado, el primero que obtenía en tres años y el último hasta la fecha, buscando desprenderse de una malisima racha de resultados que le ha dejado sin pasar del décimo puesto en las últimas seis carreras. No ha sido, en general, el año soñado para Andretti o McLaren, pero varios de sus pilotos pueden aspirar perfectamente a la victoria, como bien demostró Kyle Kirkwood la pasada semana con su segundo triunfo.

La prueba tendrá de nuevo la ausencia de Simon Pagenaud, más notable que nunca en un trazado en el que ha vencido en tres ocasiones, siendo esta la sexta carrera consecutiva en la que su conmoción cerebral le deja fuera de combate. Después de las grandes sensaciones ofrecidas en Nashville en el segundo coche de Shank, el sueco Linus Lundqvist continuará al volante del coche, siendo bastante factible que dispute la mayoría de las carreras restantes para situarse de cara a un asiento en 2024.

HORARIOS DE la 4ª edición del brickyard grand prix 2023

Dónde ver el Brickyard Grand Prix en España y Latinoamérica

La carrera se emitirá en directo en España en Deportes 2 por M+ (dial 60 de Movistar+), con Raúl Benito y Cristóbal Rosaleny. Las sesiones de entrenamientos libres y la clasificación podrán seguirse de forma gratuita y a la carta en IndyCar Live! en versión original. Del mismo modo, Deportes 3 por M+ también emitirá la clasificación en V.O.

En los países de Latinoamérica, la carrera se emitirá en directo en ESPN a través de su plataforma Star+, ya sea en sus canales de pago o por streaming según la región. Del mismo modo que en España, IndyCar Live! también emitirá para estos países el resto de las sesiones del fin de semana.

Fotos: IndyCar Media

Seguro coche

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Contador visitas