¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarPole, trompo y victoria de Lando Norris en su debut virtual en Austin

    Al acabar la carrera, Lando Norris volvió a trompear. Esta vez, de forma intencionadaArrow McLaren SP

    El piloto británico de McLaren, un habitual de iRacing, controló la prueba y remontó después de sufrir un trompo tras una resalida.

    Pato O'Ward completó el doblete de McLaren SP con un tardío asedio a Norris.

    Álex Palou lideró de nuevo, pero acabó noveno al no acompañarle la estrategia.

    En los días previos al evento, durante los entrenamientos y las "carreras de práctica", había quedado claro que la participación de Lando Norris como piloto invitado en la quinta carrera del IndyCar iRacing Challenge no iba a ofrecer un rendimiento estándar de debutante en la zona media. La amplia experiencia que el piloto británico atesora en la plataforma virtual, donde ha competido desde los albores de la adolescencia con asiduidad, ha quedado reflejada con una fantástica actuación en Austin y la victoria desde la pole en su primer 'evento oficial' de IndyCar, aunque no sin drama y emoción hasta el final.

    Norris consiguió la pole con cuatro décimas de ventaja, siendo Will Power el único rival que consiguió bajar de 1:44, y al principio de la prueba impuso su ley y estrategia, que consistía en hacer su primera detención antes de la bandera amarilla preprogamada para la vuelta 12. Con el gran 'simracer' de la categoría, Sage Karam, fuera de toda opción por un problema técnico al inicio de la prueba, Norris consiguió abrir progresivamente un margen de más de cuatro segundos con Power.

    Uno de sus tres compañeros en carrera, el mexicano Patricio O'Ward, avanzó de la quinta a la tercera posición en las primeras vueltas, siguiendo el camino inverso al de un Scott McLaughlin que cayó del tercer al sexto puesto tras el español Álex Palou. Buscando contrarrestar la estrategia de Norris, tanto Power como Felix Rosenqvist, que rodaba cuarto, optaron por no parar antes o durante el caution, al igual que otros cuatro pilotos.

    Tras la resalida de la vuelta 15, Norris ya había ganado dos puestos, y rodaba detrás del holandés Rinus VeeKay cuando cometió un error y trompeó al dar gas sobre el piano de la última curva, perdiendo una decena de posiciones. Varios de los pilotos que le habían pasado, no obstante, aún tenían que hacer su primera detención, y Norris empezó a imprimir un gran ritmo para recuperar el tiempo perdido.

    Pocas segundos después de que Rosenqvist desapareciese de sus retrovisores tras parar en boxes, Power también erró con un doble trompo en la sección de las eses, otorgando el liderato a O'Ward. El mexicano, que había parado en la vuelta 12, basó su estrategia en hacer su segunda parada lo más tarde posible para reducir el tiempo en pits, un plan imitado por Palou, quien dos vueltas más tarde sufrió también un trompo al salir de las eses.

    Tras adelantar a McLaughlin en la vuelta 21 poco antes de su parada, Norris pasaba a ocupar la segunda posición real, a tres segundos de O'Ward, y se situó justo detrás del líder antes de parar tres giros después, saliendo de boxes tres segundos por detrás de Rosenqvist. El mexicano alargó su stint cuatro vueltas más, y una vez Palou paró desde el liderato en la vuelta siguiente, el foco pasó a estar en el duelo sueco-británico, separados por menos de un segundo, aunque solo durante unas curvas más.

    Trazando las eses, Rosenqvist pasó por encima de una de las salchichas y trompeó justo delante de Norris, quien tuvo que tomar acciones evasivas para evitar chocar con él. O'Ward, que había salido a tres segundos de Norris de boxes, redujo la desventaja a segundo y medio con este incidente, y puso una presión notable, pero prácticamente nunca llegó a estar a menos de un segundo pese a contar con más push to pass. Con ello, Norris consiguió un triunfo de órdago ante toda la parrilla de IndyCar, completando O'Ward un doblete para una McLaren SP cuya matriz mundialista no consigue en la vida real desde 2010.

    Rosenqvist completó el podio a ocho segundos de distancia, con margen sobre McLaughlin, el piloto con más puntos acumulados en la clasificación no-oficial del campeonato. Álex Palou, con su parada tardía, completó la prueba en novena posición, sumando un nuevo top 10 tras otro varapalo estratégico del que, seguro, aprenderá en la vida real, mientras que el otro invitado de excepción, Chaz Mostert, cerró el top 20. La semana que viene, la prueba final del iRacing Challenge tendrá lugar en el óvalo de Indianápolis, con una distancia reducida, posiciones garantizadas y una clasificación el miércoles para determinar la parrilla.

    Resultados - INDYCAR AUSTIN (32 VUELTAS)

    Fotos: Arrow McLaren SP

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto