¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarRegreso con susto para Romain Grosjean en su primer test en Barber

    Una imagen que hace no mucho parecía difícil de ver: Grosjean subido de nuevo a un monoplaza

    El piloto francés terminó en última posición entre los 12 participantes, pero muy cerca de sus tiempos.

    Sufrió una salida de pista por la mañana tras 14 de las 83 vueltas que terminó completando.

    El holandés Rinus VeeKay volvió a liderar como en los test de noviembre, con Bourdais y Rahal a su estela.

    Los preparativos continúan para una temporada de IndyCar decisiva cuyo inicio todavía parece bastante lejano, a siete semanas vista. Sin test conjuntos oficiales este año, los equipos aprovechan algunos de los días de test privados de los que disponen por reglamento para coincidir en fecha y lugar, como ha ocurrido este martes con media parrilla. Tras un aplazamiento de un día para esquivar un clima lluvoso, el trazado del Barber Motorsports Park, que acogerá el inicio de la temporada el próximo 18 de abril, ha presenciado también el noticiable regreso de Romain Grosjean a un coche de carreras, que era también su debut al volante de un IndyCar, atrayendo con ello gran parte de la atención e interés.

    A pocos días de cumplirse tres meses desde su impactante accidente en el Gran Premio de Bahréin de Fórmula 1, el francés ha pilotado por primera vez el Dallara IR18 con el número #51 con el que competirá para la asociación entre Dale Coyne Racing y Rick Ware Racing, y que llevará este año en las 13 carreras de circuito rutero que componen gran parte del calendario de 17 pruebas. Aunque terminó con el tiempo más lento entre los 12 pilotos presentes en Barber, su mejor tiempo de 1:07.478 le situó en la misma décima que el penúltimo clasificado, pasando de estar a segundo y medio del mejor tiempo por la mañana, a menos de un segundo al final del día.

    La jornada no empezó de forma fluida para el ex piloto de Haas, pese a marcar al principio tiempos decentes para tratarse de su primera vez en el coche. Pasadas 14 vueltas en la pista, Grosjean sufrió una salida de pista en la escapatoria de grava de la primera curva, la cual había sido identificada inicialmente como un accidente, pero que apenas resultó en daños de menor importancia. Tras una hora de limpieza y reparaciones, el piloto de Coyne pudo completar ocho vueltas más antes de acabar la sesión de mediodía, y remató la faena por la tarde con 61 vueltas adicionales para un total de 83, muy cerca de una distancia de carrera completa en Barber.

    Más allá de Grosjean, quien empezó el día como un tiro fue Josef Newgarden, que lideró la sesión matutina con un 1:07.494 por delante de Conor Daly y Will Power, pero la situación cambió por completo por la tarde, cuando los cronos mejoraron considerablemente. En el último test celebrado en esta pista en noviembre, 19 pilotos registraron tiempos velocísimos en 1:05 y 1:06, liderados todos ellos por Rinus VeeKay. El holandés ha repetido al frente en esta ocasión al terminar la jornada con un 1:06.518, un crono consistente con el hecho de que Firestone no dispuso juegos de neumáticos blandos para estas pruebas.

    Merced a un reasfaltado reciente, y pese al añadido del Aeroscreen, ese crono del piloto de segundo año de Ed Carpenter Racing fue más veloz que el récord oficial de la pista, en posesión de Sébastien Bourdais desde 2016 con un 1:06.600. El propio piloto francés se quedó a 33 milésimas de su propio récord en segundo lugar, en otra gran jornada de test con el equipo A. J. Foyt Racing, pese a no usar el 'push-to-pass' en su vuelta. En tercer lugar, Graham Rahal también superó al batallón del Team Penske en una pista que se le da muy bien a su equipo, y donde registró más vueltas que nadie, un total de 141.

    Power fue el único piloto de Penske en bajar de 1:07, con Newgarden en sexto lugar detrás de Daly y un incorformista Scott McLaughlin en séptima posición, justo delante de Simon Pagenaud. El canadiense Dalton Kellett hizo honor a su reputación al sufrir un incidente por la mañana cuando solo había completado tres vueltas, pero el segundo piloto de Foyt terminó el día con un crono decente, más rápido que el del último ganador en Barber (Takuma Sato) y los de los pilotos de Coyne. Estas cosas, por supuesto, siempre son relativas en comparación con la competición real, que premiará y castigará según corresponda.

    RESULTADOS DEL TEST PRIVADO DE INDYCAR EN BARBER

    Fotos: IndyCar Media