¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarJack Aitken y Callum Ilott se suman al 'test de europeos' de Sebring

    Jack Aitken y Callum Ilott se suman al 'test de europeos' de Sebring
    Aitken, tras un agitado e interrumpido 2021, será otra cara nueva del testIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández6 min. lectura

    Aitken probará el 6 de diciembre con Ed Carpenter Racing en un segundo coche sin dueño para las carreras de circuito.

    Confirmado con Juncos para 2022, Ilott vuelve a subirse al coche tras disputar las últimas rondas de 2021.

    Acompañan a Stoffel Vandoorne y Nyck de Vries, que probarán con McLaren SP y Shank.

    Antes de terminar el año 2021, los fans de IndyCar tendrán una última píldora de actualidad deportiva en pista que llevarse a la boca, la cual podría aportar interesantes pistas de cara al futuro de ciertos asientos. El próximo 6 de diciembre, el venerable circuito de Sebring acogerá en su versión club un 'test de evaluación' para el que ya habían sido anunciados dos importantes nombres, Stoffel Vandoorne y Nyck de Vries, ambos pilotos de Mercedes en el Mundial de Fórmula E. Ambos probarán para McLaren SP y Meyer Shank Racing, respectivamente, pero otros dos equipos han planeado llevar a cabo su propia evaluación junto a ellos.

    Uno de ellos es el renacido Juncos Hollinger Racing, que regresó tras dos años y medio de ausencia en las tres últimas carreras de la temporada con un Callum Ilott que pilotará su coche #77 en este test. El equipo propiedad del argentino Ricardo Juncos, que recibió un gran impulso económico con la entrada de Brad Hollinger (ex-accionista de Williams), disputará toda la temporada 2022 con el piloto británico, e iniciarán su preparación en este test en busca de limar las comprensibles asperezas competitivas que les mantuvieron fuera del top 15 en las tres rondas. El subcampeón de Fórmula 2 de 2019, por tanto, será el único piloto del test que cuenta con experiencia competitiva en un fin de semana de IndyCar.

    Muchos ojos estarán puestos, no obstante, en el coche #20 que alineará Ed Carpenter Racing. En él estará subido otro piloto británico con experiencia reciente en Fórmula 2, Jack Aitken. El londinense, quinto en 2019 y que disputó el año pasado el Gran Premio de Sakhir de Fórmula 1, explora un cambio en su horizonte competitivo para 2022. Su plan a tres bandas de este año (probador de F1 en Williams, competir en Fórmula 2 con HWA y en el GT World Challenge Europe con un Lamborghini) se vio descarrilado por un fuerte accidente en las 24 horas de Spa que le dejó fuera de combate durante dos meses tras fracturarse una clavícula y una vértebra. De hecho, tras el test viajará a Yas Marina para participar en los primeros libres del GP de Abu Dhabi.

    La presencia de Aitken es llamativa por el hecho de que, a día de hoy, ese vehículo no tiene ocupante en las carreras de circuito para complementar el programa oval de su dueño Ed Carpenter. Después de que la reducción en el presupuesto publicitario de las Fuerzas Aéreas estadounidenses (U.S. Air Force) dejasen al #20 sin patrocinador principal, todo apunta a las opciones de Conor Daly (piloto habitual) y del campeón de 2012 Ryan Hunter-Reay han disminuido drásticamente por su falta de patrocinio, a lo que hay que sumar la marcha de otro candidato, Oliver Askew, a la Fórmula E.

    Aitken ya había entablado conversaciones preliminares con Dale Coyne Racing para un asiento en 2021, y sonaba como candidato a un tercer coche de A. J. Foyt Racing el próximo año, pero este test y las circunstancias que lo rodean sitúan su evaluación como la que tiene más potencial de un acuerdo significativo a corto plazo. Además de tener ambos una temporada eléctrica más por delante, Vandoorne solo se podría subir a un tercer coche de McLaren SP en algún que otro evento, y las pesquisas de De Vries son más hacia 2023, más aún en un equipo como Shank que acaba de expandirse a dos coches.

    Por su parte, Juncos exhibirá los nuevos recursos de los que disponen tras haber adquirido los activos de Carlin. Aunque este hecho no recibirá confirmación oficial de ninguna de las dos partes hasta acabar las Navidades, la fusión está consumada a efectos prácticos, como se ha podido observar en los test de Indy Lights y en las distintas imagenes publicadas dentro y fuera de la base de Juncos. Aún así, todavía no se ha decidido si todo esto les permitirá alinear dos coches con garantías o si se centrarán esfuerzos económicos y humanos en potenciar la competitividad del coche de Ilott. Su presencia en este test, y no la de otro piloto, quizá haya dado una pista poderosa en ese aspecto...

    Fotos: IndyCar Media