¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarHistórica victoria de Álex Palou en el Gran Premio de Alabama

    Histórica victoria de Álex Palou en el Gran Premio de Alabama
    Alex Palou corrió a lo grande para lograr en Barber su primera victoriaIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández7 min. lectura

    El piloto español debutó a lo grande con Chip Ganassi Racing, imponiéndose a Will Power y Scott Dixon con una estrategia ganadora a dos paradas.

    Sucede a Oriol Servià 16 años después como segundo ganador español en IndyCar

    Pato O'Ward, encajonado con una tercera detención en un día de tráfico, solo pudo ser cuarto.

    15 años y 7 meses después del triunfo de Oriol Servià en la carrera de Champ Car en Montréal en 2005, Álex Palou ha expandido el palmarés español en la IndyCar Series al obtener un histórico triunfo en el Gran Premio de Alabama, la primera carrera de 2021 y su primer evento como piloto de Chip Ganassi Racing. Lo ha conseguido en una carrera en la que la velocidad y su apuesta estratégica por ir a dos paradas le permitió superar a todos sus rivales desde el tercer lugar en parrilla en el circuito de Barber.

    La clave de su victoria se cimentó en su estrategia de paradas. Mientras que los líderes de carrera, Pato O'Ward y Alexander Rossi, hicieron su primera detención en la vuelta 18 apostando por una estrategia a tres paradas, Palou alargó su paso por boxes hasta el giro 31, ahorrándose por el camino una visita a los pits, y sus excelentes vueltas en ese periodo le permitió salir por delante de ambos. Aunque O'Ward recuperó el liderato de la prueba en la vuelta 36 con una gran maniobra sobre Palou, el piloto de Ganassi siguió con su estrategia, y volvió al frente en cuanto el mexicano hizo su segundo repostaje en la vuelta 42.

    La estrategia de Palou se vio asistida por dos tempranos periodos de caution, el primero por un accidente múltiple en la primera vuelta al perder el control de su vehículo Josef Newgarden camino de la curva 5. El incidente también dejó fuera de carrera a Ryan Hunter-Reay, quien chocó a gran velocidad contra él, y causó daños que acabaron siendo terminales en los vehículos de Colton Herta y Felix Rosenqvist. Max Chilton fue un quinto implicado en el mismo, aunque el británico logró completar la prueba con cuatro vueltas perdidas, y Rinus VeeKay logró continuar pese a trompear.

    Tras su parada, el mexicano de McLaren SP perdió bastante tiempo rodando en tráfico, en especial lidiando con Sébastien Bourdais, y los grandes rivales. Su estrategia fue todavía peor para Rossi, que no supo lidiar tras su segunda parada con el tráfico que arruinó una estrategia antaño vencedora en Barber, y terminó la carrera en una discreta novena posición, fuera de toda opción. De ese modo, los principales rivales del español pasaron a ser Scott Dixon y Will Power, que hicieron sus primeras paradas algo más tarde. Tras hacer su última detención en la vuelta 61, la misma que su compañero Dixon, Palou solo tenía que aguantar el empuje de Power, que había parado un giro después.

    Merced a una gran gestión del push-to-pass, Palou logró conservar un margen de dos segundos con el australiano que solo se redujo a algo más de un segundo en los instantes finales. Con una calma y temple digna de todo un veterano, Palou aguantó el tirón y consiguió un triunfo de proporciones gigantescas en su 15ª carrera de IndyCar, la primera pilotando para un gran equipo. Power y Dixon escoltaron en el podio al piloto español, y cerca de ellos terminó O'Ward, tras superar a 16 vueltas del final a un Marcus Ericsson que perdió mucho terreno, cediendo en las vueltas finales hasta el octavo lugar.

    Tras adelantar la primera de sus tres paradas a la segunda bandera amarilla, Sébastien Bourdais y VeeKay lograron una gran ventaja estratégica. El francés, que salía 16º, consiguió su segundo top 5 consecutivo con Foyt, mientras que el piloto holandés enmendó su trompo anterior, pasando del 17º al sexto puesto final. Detrás suya acabó Graham Rahal, que salvó un fin de semana con muy poco ritmo gracias a ser el único de la zona baja que apostó por retrasar al máximo su primer pit stop, evitando el tráfico. Romain Grosjean terminó como el mejor de los novatos, cumpliendo con la plana en décima posición, cuatro puestos por delante de un Scott McLaughlin aún en proceso de adaptación.

    Por su parte, Jimmie Johnson logró acabar la carrera, cumpliendo su principal objetivo con solo un trompo en carrera (el que causó la segunda amarilla, en la vuelta 11), y cruzó la meta en 19ª posición con tres vueltas perdidas respecto al ganador. Ese ganador es un Palou que ha iniciado de la mejor forma posible una andadura en Ganassi que promete grandes emociones. La semana que viene, el nuevo líder de IndyCar tendrá otro estatus cuando pise las calles de St. Petersburg para la segunda cita de la temporada, pero todo el mundo ya sabe de lo que es capaz.

    RESULTADOS finales del gran premio de ALABAMA 2021 (90 VUELTAS)

    Fotos: IndyCar Media