¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Irmscher pone el toque picante y deportivo en el Opel Grandland X

A falta de una variante más picante del Opel Grandland X, al menos una con el apellido GSi, el preparador alemán especialista en modelos de la marca del rayo da una nueva identidad más deportiva al SUV. Irmscher aumenta la agresividad con pequeños cambios y más potencia en la oferta de gasolina y diésel.

La propuesta "White" del preparador alemán Irmscher da un toque más elegante al SUV más grande de la firma, el Opel Grandland X

Por tradición, el preparador alemán Irmscher ha dado un toque de distinción a los modelos de la marca del rayo, una gama de accesorios principalmente estéticos que aumentaban la agresividad sin llegar a convertirse en modelo más radicales bajo la supervisión de la división deportiva de la marca alemana.

Y el nuevo Opel Grandland X no se ha escapado de las manos de los germanos, considerándolo una base perfecta para desplegar todas las ideas almacenadas en su imaginación. A falta de una variante deportiva con las siglas GSi, el especialista en tuning ha presentado dos propuestas para el SUV más grande de Opel, las "Black" y "White".

Por ahora, solamente disponemos de la vista delantera pero en ellas podemos ver que el tratamiento es muy deportivo. Los estilistas de Irmscher han conservado la identidad, pero el paragolpes ahora integra la unión plástica que discurre por detrás de la placa de la matrícula, al mismo tiempo que todos los elementos negros se han pintado en el mismo tono de la carrocería.

El tratamiento "Black" del paquete de Irmscher combina deportividad y elegancia a partes iguales sin caer en extremos

La calandra también es nueva, conserva la forma original pero cuenta con un nuevo entramado decorativo pintado en negro completamente o con un listón cromado en el borde superior. Con un atractivo diseño de cinco radios "Heli Star", los diámetros disponibles oscilan entre 17, 19 y 20 pulgadas pintadas en negro por completo o en un acabado doble, de este color y plateado, combinado con una suspensión rebajada en altura.

Aunque no disponemos de imágenes de la vista trasera del SUV de Opel con esta propuesta, los del preparador también han dotado a la zaga de una nueva imagen con tubos de escape ovalados de acero inoxidable con acabado pulido o negro. En el interior, se pueden instalar nuevas molduras decorativas y, bajo petición expresa del cliente, se ofrece una tapicería integral de cuero.

Por ahora, los datos proporcionados por Irmscher son muy escuetos pero, a las modificaciones estéticas, también se unirá una revisión especial de la unidad de gestión electrónica del motor proporcionando un incremento de, aproximadamente, 25 caballos, para el motor de gasolina de 1.2 litros Turbo PureTech y el diésel 1.5 CDTI, por lo que ambos pasarán a rendir una potencia máxima de 155 CV.

Fotos: Irmscher

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto