¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Italia fulmina las ayudas para comprar coches eléctricos e híbridos enchufables

    Ford Transit Custom Plug-in HybridFord

    Hace tan solo unos días que Alemania anunciaba un endurecimiento de los requisitos para acceder a las ayudas en la compra de híbridos enchufables, y ahora es Italia la que se carga todos los incentivos habidos para estos modelos. El gran problema es que el fondo abierto en 2018 para aumentar las ventas de estos modelos se ha liquidado por completo.

    Cuando no hay dinero en caja, las ayudas se reducen o se terminan. En Alemania, aunque los incentivos por la compra de coches eléctricos e híbridos enchufables se mantiene, las ayudas a los segundos se reducirán considerablemente en 2022. Hace unos días que te adelantamos la solución de los alemanes, que más bien va en la línea de penalizar a los SUV en general y a los deportivos en especial.

    Una estrategia que ha funcionado para el Gobierno alemán y ha reducido las cifras de emisiones, pero que suponen un gasto brutal para el país. Ahora, con el endurecimiento, el gasto se reducirá considerablemente, y se apoyará más la compra de eléctricos. Sin embargo, en Italia lo que ha ocurrido es bien diferente, ya que se han fundido literalmente los fondos abiertos en 2018 para subvencionar la compra de híbridos enchufables, y también de los eléctricos, vehículos de hasta 60 g/km. Los únicos que se podrán beneficiar de la medida serán los coches nuevos que se matriculen en los próximos 180 días.

    Foto FIAT 500e - exterior
    Las crecientes ventas de los eléctricos en Italia, como el FIAT 500e, han liquidado el fondo de ayudas

    Italia espera la refinanciación inminente de los paquetes de ayudas

    Por ahora, las ayudas que se mantienen son las de los modelos de combustión, aunque se espera que estas se agoten en otoño, mucho antes del 31 de diciembre. Y eso que hace bien poco, apenas un mes, el Senado italiano votó a favor de una refinanciación del fondo de incentivos por valor de 350 millones de Euros que, por supuesto, no han llegado, para la compra coches nuevos o usados, destinando 260 millones a los primeros, 40 millones a los segundos y 50 millones a comerciales ligeros.

    El modelo de ayudas a la compra de coches en Italia comprende diferentes tramos, con y sin la condición de llevar a desguace un vehículo con 10 años de antigüedad o más, incentivando la compra de coches de combustión Euro 6 con un precio máximo de 40.000 Euros y cuyas emisiones de CO2 se mantengan entre 61 y 135 g/km. Los eléctricos e híbridos enchufables también se benefician, en las mismas condiciones, aunque el precio sube hasta los 50.000 euros.

    Así los que compren un eléctrico de nuevas se beneficiarán de una rebaja de 6.000 Euros, mientras que los que entreguen un coche para desguace, su ayuda ascenderá a 10.000 Euros. Para los híbridos enchufables nuevos, y sin incluir un coche de desguace, la ayuda es de 3.500 Euros. El gran problema al que se enfrentan los italianos ahora es el tiempo que tendrán que esperar que los fondos lleguen para poder seguir renovando su parque móvil.

    Fuente: Alvolante