Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Salón de GinebraLamborghini Aventador LP750-4 SV, sencillamente espectacular

18

Ya sabíamos que iba a llegar, pero no por eso el Lamborghini Aventador LP750-4 SuperVeloce nos ha dejado de sorprender, y menos aún después de ver su silueta. La potencia se transmite no solo al asfalto, sino que también lo hace a través de su fenomenal diseño. 750 CV de pura cepa italiana.

Todas las marcas ya están presentando las novedades que han traído al Salón de Ginebra 2015. Entre ellas está Lamborghini, que como nos tiene acostumbrados últimamente, no hay evento europeo donde no aterrice con una genialidad vestida con los diseños espectaculares de la firma. En esta ocasión ha sido el Lamborghini Aventador LP750-4 SV, el más rápido de todos los Aventadores.

Perfil afilado, su diseño transmite velocidad incluso desde parado

Hay que empezar hablando por su diseño, pero antes de ello hay que decir que la marca italiana ha sometido a una estricta dieta a esta nueva criatura. Gracias a la sustitución de ciertos lujos y al uso indiscriminado de la fibra de carbono, el SuperVeloce es 50 kilogramos más ligero que un Aventador normal, arrojando una cifra en la báscula de 1.525 kilos.

Una vez dicho esto vemos como el diseño se ha transformado por completo. Tampoco nos ha pillado en exceso por sorpresa, ya que lo vimos casi al descubierto durante una grabación que la marca realizó en las Islas Canarias. Las zonas más cambiadas son el frontal y la zaga. En la parte delantera vemos como camba toda la parte inferior, con tomas de aire más grande y un labio inferior que empuja el aire hacia los bajos del coche. Todo ello remarcado en negro para crear una mayor sensación de radicalidad y deportividad.

En el lateral es donde menos cambios se aprecian, pero aún así observamos retoques. Las tomas laterales son ligeramente más grandes que las normales, también las taloneras, que van pintadas en negro y rematadas con las siglas SV. Pero lo más espectacular de todo son las llantas. De 20 pulgadas delante y de 21 detrás, cuentan con un diseño de múltiples radios dobles, e incluyen la posibilidad de contar con una tuerca única.

La zaga presenta cambios muy notables, más embrutecida de lo habitual

Es al llegar a la trasera cuando nos quedamos sin aliento. Esta zona en particular sufre los cambios más radicales de todos. No lo decimos solamente por el gran alerón fijo que se añade, sino por las rejillas de ventilación enormes que se encuentran bajo él, necesarias para que respire la bestia escondida bajo el capó trasero. No menos impresionante es el gran difusor trasero, que abandona la salida de escape única para presentarnos cuatro tubos en posición central. Descomunal.

Todos estos añadidos y cambios no son algo puramente estético. La funcionalidad está presente y la suma de cada uno de los apéndices aerodinámicos es capaz de generar una mayor carga. Un 150% más en términos de eficiencia, que se convierten en un 170% más de carga aerodinámica con respecto a un Aventador de serie. El alerón trasero logra gran parte de esta eficiencia, pudiendo controlar su ángulo de ataque, siendo capaz de generar más o menos presión sobre el eje trasero.

El diseño aguerrido y deportivo del Lamborghini es notable en el exterior, como ya hemos podido comprobar, pero no lo es menos en el interior. Si bien es cierto que es la sección del coche que menos cambios presenta respecto a un Aventador normal. La mayor parte de las modificaciones han sido en la composición de los materiales, donde la fibra de carbono pura, o reforzada con plásticos, toma el control del habitáculo.

El interior conserva un gran parecido con el modelo normal, aunque este ha sido aligerado

En muchas zonas del mismo se ha prescindido de los guarnecidos, dejando la fibra visible, con ello no solo se logra aportar un extra de deportividad, sino un considerable ahorro de peso. Sin embargo estos no son los principales cambios ya que se incluye una nueva pantalla digital de gran tamaño a modo de cuadro de instrumentos, y el logo SV se distribuye por todo el interior.

Pero vayamos a lo realmente llamativo, el motor. Recordad que hemos dicho que el Aventador LP750-4 SV es 50 kilogramos más ligero, pero es que también es 50 CV más potente. La cifra máxima es de 750 CV a 8.400 rpm, con un par motor de 690 Nm a 5.500 vueltas. El motor V12 atmosférico de 6,5 litros ha recibido serias modificaciones para que sea capaz de entregar estas nuevas cifras. Por ejemplo se ha sustituido todo el sistema de escape, al igual que la admisión y la distribución.

Como siempre, la tracción total acompaña a la orquesta mecánica. Un cambio automático, el más rápido del mundo, es el complemento perfecto para este motor. Un dispositivo permitirá que el conductor seleccione la forma en la que esa potencia nos llega: Strada (carretera), Sport, y Corsa (circuito). En el modo más radical de todos, el Aventador SV es capaz de acelerar de 0 a 100 Km/h en apenas 2,8 segundos, llegando a una velocidad punta de 350 Km/h. Sin palabras.

Así fue presentado anoche en la Volkswagen Group Night

Como decimos el Lamborghini Aventador LP750-4 SV será expuesto orgullosamente en el stand de la firma italiana durante los 10 días que dura el Salón de Ginebra. Posteriormente empezará la producción y posterior comercialización de esta bestia. Su precio de salida en Europa se situará en los 327.190 euros y las primeras unidades llegarán a finales de la primavera de este año. Así fue presentado anoche en la Volkswagen Group Night (ver el vídeo).

Noticias relacionadas

Lamborghini Aventador LP750-4 SV, sencillamente espectacular
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto