¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La historia del Lamborghini MiuraAmores de juventud: el Lamborghini Miura

    26
    Una de las máquinas más bellas de la historia: el Lamborghini Miura.

    La historia de Lamborghini en el mundo automotriz se escribe con M de Miura, el que posiblemente fue el primer superdeportivo de la historia del automóvil. Un vehículo que nació en secreto y que tuvo su inspiración en Le Mans.

    La historia del Lamborghini Miura es cuanto menos curiosa. Y es que enlaza algunos de los nombres más icónicos del mundo del automóvil: Enzo Ferrari, Giampaolo Dallara, Paolo Stanzani, Marcello Gandini y el Ford GT40. Casi nada.

    El primero de estos míticos nombres, el de ‘Il Commendatore’, fue el que originó la creación de la división de vehículos de Lamborghini. Ferruccio era un gran admirador de los vehículos de Maranello, pero estaba cansado de tener tantas averías y un día se lo echó en cara a Enzo. Este le respondió que no sabía apreciar sus creaciones mecánicas porque un fabricante de tractores como él no podía entenderlas.

    Eso le hizo daño a Ferruccio Lamborghini, que como uno de los principales fabricantes de maquinaria agrícola, se podía permitir responder al que desde ese momento se convirtió en su némesis. La primera creación de la marca del toro fue el 350 GT, un sofisticado y poderoso Gran Turismo, pero su impacto no fue ni de lejos comparable al de nuestro protagonista, que pronto lo eclipsó.

    El primer superdeportivo

    Y es que el Miura no sólo llamó la atención por su configuración mecánica, prestaciones y belleza, sino que abrió un camino que posteriormente se convirtió en peregrinación obligada para cualquier marca que se precie: el de los superdeportivos. ya existían potentes coupés y ligeros descapotables, pero ninguno de ellos se basaba en el concepto de los coches de competición como lo hizo el Miura.

    Ferruccio Lamborghini contaba con un inmenso talento en su factoría y dos de ellos iniciaron el proyecto de un chasis destinado a romper moldes e incluso competir, a pesar de que su patrón tenía terminantemente prohibido que su marca se acercara a las carreras..

    Top Gear hizo su merecido homenaje al Lamborghini Miura en su 40º aniversario.

    Así, Paolo Stanzani y Giampaolo Dallara -que provenía de Ferrari y Maserati y contaba con mucha experiencia en competición- se pusieron manos a la obra con un deportivo de raza que fuera un paso más allá que el 350 GTV, el lujoso y elegante GT que había estrenado el motor V12 de 359 CV creado por Bizzarrini.

    La cuestión es que ambos lo hicieron en secreto y con el objetivo de presentarle al jefe un coche tan bueno que fuera imposible rechazar su desarrollo. La inspiración inicial fue el exitoso Ford GT40 de las 24 Horas de Le Mans, que contaba con un motor en posición central situado transversalmente.

    El bloque elegido fue el voluminoso V12 de Bizzarrini, que fue colocado en la misma posición que el del GT40, sobre un chasis autoportante muy ligero y dotado de frenos de disco y suspensiones independientes.

    Bertone

    El concepto es presentado en el Salón de Turín de 1965 y recibe tanta atención y buena acogida que Ferruccio Lamborghini decide seguir adelante. Pero hay que vestirlo de gala para conseguir que entre por los ojos de los potenciales compradores y el diseñador elegido es Bertone, amigo personal del 'tractorista' de Ferrara.

    Inicialmente, el diseño del Miura, nombre en homenaje a otro amigo personal de Ferruccio, Eduardo Miura, es encargado a Giorgetto Giugiaro, pero este ficha por Ghia poco después y el proyecto pasa a manos de un joven de 25 años, Marcello Gandini, que posteriormente también dibujaría las líneas del Countach, el Diablo o el Lancia Stratos, entre otros iconos del automóvil.

    El Lamborghini Miura en HD. Cuánta belleza...

    Gandini se inspiró en las líneas del Ford GT40 anteriormente mencionado, pero las dotó de una elegancia, deportividad y sobriedad únicas, convirtiéndolo en uno de los coches más bonitos de la historia.

    El Salón de Ginebra de 1966 disfruta de la presencia del primer Lamborghini Miura P400, equipado con el motor V12 de 3,9 litros y que pronto adquirió una gran fama. A ello ayudó también que Ferruccio llevara una unidad al Casino de Montecarlo durante la celebración del Gran Premio de Fórmula 1 ese mismo año, haciendo correr la voz entre los adinerados visitantes presentes en el Principado.

    Evolución

    El Lamborghini Miura no era sólo potencia y belleza, su comportamiento dinámico era excepcional gracias entre otras cosas a la intervención del piloto de pruebas de la marca, el neozelandés Bob Wallace, que anteriormente había trabajado para Maserati y Chevrolet.

    El Miura era rápido, ágil y muy noble, con un reparto de pesos casi perfecto y que lo hacía destacar muy por encima del resto de automóviles de la época. En el interior, todo acompañaba como era de esperar y tanto el diseño como los acabados impactaban de igual modo que en el exterior.

    Miura P400S y sus sucesores

    La segunda evolución del Miura fue denominada S y se presentó en 1969, aumentando la potencia hasta los 370 CV e incorporando detalles como los perfiles cromados en las ventanillas o el automatizado de estas desde el interior.

    En 1971 llegó el Miura P400SV, que contaba con mejoras aerodinámicas y supuso la entrada del modelo en el mercado estadounidense. La potencia ascendió aún más, hasta los 385 CV, y se ensancharon los neumáticos (y el ancho de vías) y se mejoró la suspensión. También incorporaba aire acondicionado de serie y sólo se construía bajo pedido.

    Lamborghini también construyó dos ediciones limitadas, la P400 Jota y la P400 SV/J. La primera iba destinada a participar en las 24 Horas de Le Mans bajo el reglamento tipo J, pero su precursor, Bob Wallace, lo estrelló en su primera prueba en carretera y el proyecto cesó con dicho accidente.

    La segunda nació a consecuencia del conocimiento del Jota por parte de algunos clientes, pero Lamborghini no quiso acometer el coste del mismo y se ‘limitó’ a crear una versión mejorada del SV. De esta se fabricaron únicamente cinco unidades.

    Ya en 2006, cuatro décadas después del nacimiento del Miura, la firma de Sant'Agata Bolognese lanzó el Miura Concept, un modelo diseñado por Walter de Silva y presentado en el Salón de Detroit, que nunca se destinó a la producción y fue principalmente un sentido homenaje.

    En 1973, Ferruccio Lamborghini decidió dar por terminada la producción del Miura, pues el Countach había sido presentado dos años antes y pronto había cautivado a todo el mundo. Era hora de ceder el testigo al nuevo toro italiano que, como el Miura, escribiría páginas doradas en los libros de historia del automovilismo mundial.

    El interior del Miura era igualmente impactante.

    CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

    Espectacular vista cenital del pionero Miura.

    No te pierdas el resto de clásicos recordados en nuestra sección, Amores de juventud.

    Fotos: wheelsage.org

    Amores de juventud: el Lamborghini Miura