Ford llama a revisión a Ford Fusion y Focus, y Lincoln MKZ por defectos en volante y embrague

Ford ha anunciado dos llamadas a revisión que afectan a casi 1,4 millones de coches en Norteamérica. Aunque hay equivalentes europeos, Focus y Mondeo, no han sido afectados. Afortunadamente, la globalización de productos (One Ford) no se cumple al 100%.

Ford Fusion (versión americana de Mondeo)

Ford se ha dado cuenta recientemente de que hay un posible problema de fabricación en 1.378.637 coches producidos en Norteamérica. A raíz de dos accidentes, uno de ellos con un herido, se ha dado con el problema: los tornillos que sujetan el volante pueden acabarse soltando.

Debido a una falta insuficiente presión de apriete en los tornillos, con el tiempo, pueden ir perdiendo firmeza. Si ningún mecánico se da cuenta, con el tiempo y el desgaste, pueden acabarse cayendo, por lo que el volante se soltaría de la columna de la dirección. El resto no cuesta imaginarlo.

Para eliminar esa posibilidad, los servicios oficiales Ford reemplazarán los tornillos por otros más largos que soporten más par de apriete, más un parche de nailon. De esa forma se asegura que no se van a mover de ahí. Como en toda llamada a revisión, no hay que pagar nada, con o sin garantía.

Volante del Ford Fusion

Están afectados los Ford Fusion modelos 2014-2017, que se fabricaron en Flat Rock (Michigan) entre el 6 de agosto de 2013 y el 29 de febrero de 2016. Le pasa lo mismo a los modelos 2014-2018 producidos del 25 de julio de 2013 al 5 de marzo de 2018 en Hermosillo (Méjico).

Su pariente de plataforma, el Lincoln MKZ, tiene el mismo problema, con unidades afectadas en Hermosillo durante el mismo tiempo que el Fusion. Obsérvese que se subsana el problema en producción hace solo 10 días, la nota de prensa se emitió el día 14, anteayer.

El Ford Fusion se comercializa en Europa como Mondeo, producido en Almussafes (Valencia). La división europea de Ford no ha dicho nada al respecto, por lo que no están afectadas las unidades de producción europea y no hay riesgos para la seguridad vial. Está todo acotado en Norteamérica.

Volante del Lincoln MKZ

Los 1.378.637 coches afectados están repartidos de la siguiente forma: 1.301.986 en Estados Unidos y territorios asociados, 62.479 en Canadá y 14.172 en Méjico. Ninguno de ellos ha acabado en Europa. De haberse centralizado toda la producción en el mismo lugar, Ford habría tenido que llamar a revisión a muchos más coches.

Por otro lado, los Ford Focus 1.0 GTDI modelo 2013-2016 y Fusion 1.6 GTDI 2013-2015 tienen pendiente pasar por taller con un problema que puede reproducirse en el embrague. Los modelos de cambio automático no están afectados, solo los manuales con caja de cambios B6.

En el caso de que el conductor provoque repetidos deslizamiento del embrague en poco tiempo, puede provocarse un desgaste anticipado. Con el tiempo, la prensa pierde propiedades y, de encadenarse ciclos de calentamiento y enfriamiento, aparecen grietas.

Ford Focus Sedan (versión americana)

Dichas grietas podrían permitir el paso de fluido de transmisión a muy alta temperatura, que, de toparse con una chispa, podría empezar un incendio. Ford se ha dado cuenta del problema antes de que nadie salga herido, por lo que la anticipación ha funcionado.

Tal vz en un periodo de menor sensibilidad sobre los problemas de calidad o con reguladores más laxos en su función esto podría haber pasado desapercibido. Recordemos que no hace mucho esta industria -no lo digo por Ford, sino en general- habría preferido indemnizar a unos pocos afectados que revisar miles o millones de coches. Este problema solo afecta a unos 6.000 coches.

Hace casi 10 años Ford anunció que vendería los mismos coches en distintas regiones mundiales con mínimas modificaciones (política One Ford), lo cual ha reducido las enormes diferencias entre modelos Ford norteamericanos y europeos -fundamentalmente-. Esa política está bajo revisión, ya que no termina de ser efectiva.

Algunos modelos, como el Mustang, se fabrican en el mismo sitio para todo el mundo al no haber mucho volumen fuera de Norteamérica

De todas formas, aunque plantas muy lejanas entre ellas fabriquen el "mismo" coche, sigue habiendo diferencias entre proveedores, ya que las fábricas tienden a recibir piezas de empresas que estén cerca, es lo más eficaz a nivel logístico.

Este episodio nos recuerda que es "bueno" que la producción no esté centralizada en el mismo lugar para todo el mundo (una política muy japonesa) y que esta se reparta a nivel regional. La centralización tiene aparejados unos riesgos, que se lo digan a Takata y a sus infladores de airbags defectuosos.

De haberse encontrado la deficiencia de los tornillos del volante o la prensa del embrague en modelos europeos, al ser cuestiones relacionadas con la seguridad vial, Ford estaría obligado a avisar a las autoridades y que entidades como la DGT pasasen el aviso a los propietarios para acudir a la llamada a revisión.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto