¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Llantas grandes y neumáticos de bajo perfil: sus ventajas e inconvenientes

    Detalle de la llanta y neumático delanteros del BMW M4 GTSMotor.es

    Neumáticos y llantas son uno de los conjuntos al que más se presta atención a la hora de comprar un coche nuevo, especialmente entre los más jóvenes. Dos elementos que pueden mejorar o romper la estética de un coche, pero que tienen también importancia en otras áreas. Te contamos sus ventajas e inconvenientes.

    A la hora de comprar coche, las llantas y los neumáticos son dos de los elementos más importantes en el listado de lo que debe tener. Es más, para muchos, cuanto más grande sea el diámetro de la llanta, más grande la sección de rodadura del neumático y más bajo el perfil, mucho mejor.

    El diseño manda y una configuración de este tipo refleja una mayor deportividad, pero también tiene sus inconvenientes. El principal, y que puede costar mucho dinero, son los roces con los bordillos que puede ser de un simple roce hasta un "mordisco". Además, el montaje en neumáticos de bajo perfil también supone un quebradero de cabeza si nos metemos en un agujero de la carretera, lo que puede causar un reventón y alterar la llanta.

    Detalle de la banda de rodadura de un neumático de 215 milímetros

    En ese caso, no nos quedará más remedio que cambiarla por una nueva o, en el mejor de los casos pasar por un tornero que trate de aliviar en la medida de lo posible la deformación causada. Sin embargo, el tamaño de las llantas juega un papel esencial en la eficiencia, aumentando el consumo de combustible y las emisiones de CO2, reflejado en las especificaciones técnicas del modelo en cuestión y en los libros de mantenimiento.

    Por tal motivo, cada vez son más los fabricantes que señalan un intervalo en los consumos, una de las nuevas medidas del ciclo WLTP. Hay que ser conscientes de que, cuanto mayor sea el diámetro de la llanta, más bajo será el perfil del neumático, una configuración que tiene la ventaja de una mayor seguridad en situaciones críticas, al disponer de una mayor banda de rodadura y por tanto, mayor contacto con la carretera.

    Pero este aumento en la banda de rodadura también es el causante de uno de los mayores inconvenientes que tienen que ver con las prestaciones: a mayor superficie de contacto, mayor resistencia y, por tanto, más consumo, más emisiones, menos autonomía y mayor tiempo de aceleración, porque el mayor tamaño exige un esfuerzo extra al motor.

    Si tenemos que elegir entre unos neumáticos con una sección de 205 o de 225 milímetros, por estética la decisión está clara, la segunda. Entonces, hay que saber que ese extra de "mayor deportividad" lo pagaremos con un 2% más de resistencia aerodinámica, valores insignificantes pero que, a la larga, el consumo de combustible es mayor y la autonomía también desciende.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto